Saltar al contenido

Entrenar para ser un apicultor

Ser un apicultor es como cualquier deporte u ocupación que se debe cultivar, es una habilidad que consume mucho tiempo y un cierto capital. Por ello es necesario entrenar para llegar a ser un buen apicultor y llegar a hacer de ésta una afición rentable. La mayoría de los apicultores perciben la apicultura como un trabajo serio. Y ésto a pesar de que esta pasión una vez fue declarada un simple pasatiempo. Actualmente se ha convertido en una actividad que mueve un mercado de alimentos de mil millones de dólares. La industria de la apicultura ha recorrido un largo camino. Se tratará de un simple pasatiempo, pero actualmente está en las mesas de todo el mundo.

Muchos apicultores que no pertenecen a una familia con tradición apícola, tendrán que aprender de un apicultor experimentado, observar sus técnicas y seguir sus consejos para ser un apicultor.    Éste será su maestro y probablemente tendrá años de experiencia y conocerá la biología y costumbres de las abejas.  Es posible que prediga el futuro de una explotación apícola sólo con mirar el entorno.   Seguramente sabrá qué resultados obtendrá y si la temporada saldrá bien.

 

    Producto de la miel

Mucha gente desconoce que, aunque escatológico, la miel es el alimento de las abejas después de ser regurgitado. Las abejas no solo fabrican la miel sino que se alimentan de ella durante los meses de invierno, meses en los que no hay flores en el  campo a causa de esta fría estación. La miel es una forma para que puedan mantener sus alimentos durante los meses fríos, una especie de conserva.

Por increíble que parezca, las abejas hayan dominado el arte de la supervivencia durante los meses de invierno.

Los apicultores también deben tener en cuenta que, probablemente, en ciertas épocas del año en las que no haya producción de miel, las abejas son más activas durante los meses cálidos, deberán de alimentar a las abejas artificialmente. Existen jarabes y otro tipo de preparados alimenticios especiales para alimentar el enjambre. Muchos apicultores alternan la actividad apícola con la agricultura, teniendo otra manera de ganarse la vida cuando hace frío.

La apicultura es un pasatiempo costoso que puede parecer barato. La colmena, base principal de esta actividad, puedes fabricarla con una simple caja, de madera u otros materiales, dónde se coloquen algunos cuadros que permitan vivir a las abejas. Pero lo realmente fundamental, y es ahí dónde está el coste, es que debes saber dónde colocar las cajas para que las abejas se sientan atraídas y quieran construir sus panales, y eso es lo que requiere de mucho tiempo y un gran aprendizaje.

 

     Prácticas fundamentales

Tienes que entrenar para ser un buen apicultor y estar bien formado en el área de entomología. Debes conocer qué insectos son compatibles con las abejas. Algunos se alimentan de abejas, como las chaquetas amarillas, los avispones y las avispas, pero son principalmente los ácaros unos de las más importantes. Insectos molestos porque son tan pequeños que necesitas un microscopio para estudiarlos con detalle.

Las ciencias de la naturaleza juegan un papel muy importante en la adquisición de la experiencia de un apicultor. La mayoría de las personas no son conocedoras de esta ciencia y los elementos constituyentes de la misma que son importantes y necesarios. Es fundamental tener una idea de cómo manejar las abejas y qué hacer para mantener su hábitat saludable y evitar que las plagas amenacen o ataquen a las colmenas y maten a las abejas.

 

      Afición o Pasión

Hay muchos pasos que involucran la educación y la capacitación adecuadas de un apicultor. Se requiere una persona comprometida, seria y dedicada a una forma de vida. Una tradición que en algunas familias ha perdurado durante generaciones.

Colmenar Los Castaños en Ruijas
Colmenar Los Castaños en Ruijas, Cantabria

 

Muchas personas aprenden a través de las generaciones de bisabuelos, abuelos y padres. En mi caso heredé esta apasionante afición de mi tío Acindino, cura del pueblo de Ruijas en Valderredible, Cantabria, España.

Empezó como una curiosidad, una tradición familiar y una forma de vida que atraía a los niños. Ni siquiera se trataba de ganar dinero, en realidad era solo una tarea más de su misión pastoral, pero a lo largo de los años progresó lentamente hacia una empresa que vendía su miel como un producto como los huevos, la carne u otros productos lácteos.

     Sigue siendo un mercado rentable.

Mirar la miel y contemplar esos tonos de ámbar acaramelados, indican que es una de las ambrosías más dulces y sabrosas del mundo.

 

[themoneytizer id="-- Choisissez un emplacement --"]

 

    Cómo comercializar tu miel

La comercialización de la miel en el mercado actual supondrá un desafío, hay demasiados vendedores particulares. Ellos utilizan todos los recursos para promocionar y comercializar su producto, ya que no en todos los lugares comprarán y distribuirán su producto.

Esta es la razón por la que muchas pequeñas empresas que hacen esto venden en tiendas de menos porte o de gama baja y en negocios familiares porque es allí dónde la gente compra.  Así es como muchas de ellas terminan siendo tiendas a gran escala como Whole Foods Market y otras que venden alimentos orgánicos de marca.

    Venta Online

Parte de la estrategia de marketing es poder utilizar Internet. Las personas pueden abrir tiendas en línea para vender sus productos, aunque también deben disponer un sistema efectivo para empaquetar y enviar sus artículos a todo el mundo. Es frecuente tener clientes que comprarán su producto al otro lado del océano.

Su negocio debe reflejar el manejo fluido de pedidos en línea o puede subcontratar a una empresa para empaquetar y enviar sus artículos. Así se evitará tener que lidiar con paquetes perdidos o mal dirigidos.

    Los detalles importan

Comenzar desde abajo en la comercialización le ayudará a aprender pequeños detalles que harán que su negocio sea exitoso y pueden prosperar en los próximos años cuando sepa lo que es necesario para que funcione. La promoción no es una habilidad que se pueda ser asignada al piloto automático. Tendrá que dedicar tiempo a trabajarla todos los días, ya que una empresa no se ejecuta por sí sola, se necesita mucha persistencia y esfuerzo para que funcione y para que funcione como usted quiere.

Es más fácil para las personas que tienen experiencia previa en el manejo de una empresa poder llevar a cabo de manera efectiva una manera segura de comercializar un solo producto y aún así obtener ingresos. Es solo que cuando usted comercializa productos debe saber cuál es realmente la demanda de ese producto en particular en cuestión.

    Competencia

La venta de miel es siempre un producto que la gente comprará y está muy demandado, pero son las empresas las que tienen que lidiar con tanta competencia. Muchas empresas pequeñas se extienden al mundo exterior y su éxito depende de ellas mismas. Las empresas más grandes pueden hacer la venta a gran escala ya que tienen amplios recursos.

    Los sitios web son efectivos porque es así como se forman muchas cooperativas. Muchas compañías de producción de alimentos intentan encontrar formas rentables de producir un producto a través de granjas subcontratadas y contratistas para manejar la producción en masa de la producción de miel y la fabricación de productos con cera de abejas.

    Evolución

Esta es la razón por la que tantas pequeñas empresas están llegando a ser compañías más grandes, pero es útil dar a las pequeñas empresas las herramientas necesarias para aumentar su exposición a las grandes empresas e incluso clientes como agricultores y proveedores.

La apicultura es más que un pasatiempo, es un trabajo y un negocio a tiempo completo. Puede parecer difícil porque requiere estar siempre dispuesto y en todo tipo de clima, vestir con un traje a prueba de pinchazos y picaduras, y una red para el rostro.  Todo esto solo para que puedas poner el edulcorante que usas para tus galletas y tostadas por la mañana o en esa taza de té de manzanilla caliente.

Recuerda a los apicultores que soportaron esos trances para hacer posible que tengas esa dulce y pegajosa ambrosía que pones en tus alimentos y bebidas.

Empresas familiares de apicultura.

    La apicultura no es sólo una actividad rentable. Además de su rentabilidad, las empresas familiares de apicultura son una actividad económica de la que se vive. Además, y lo digo por experiencia, se trata de un hobby con el que se disfruta aunque sufras alguna picadura. Al fin y al cabo eres un intruso en su finca.

Dadant and Sons

La mayoría de las empresas familiares apícolas que suministran artículos, aperos y ropajes para uso apícola son de propiedad familiar.

Dadant and Sons
Dadant & Sons Beekeeping                                    Supplies Beekeeping & Honey Bees

La compañía con sede en Hamilton, Illinois, ha estado en el negocio de equipar técnicamente  y con atuendos de apicultura durante los últimos 140 años. Venden de todo, desde blusones y  ropa de apicultura desde la cabeza hasta el torso hasta trajes de cuerpo completo con careta.      También publican y venden revistas sobre apicultura.

Libros de empresas familiares de apicultura

Además tienen una gran selección de libros que presentan, por ejemplo, un curso corto sobre la elaboración de velas. Muchos apicultores no solo recolectan y venden miel, sino que también hacen cosas con cera de abeja, como velas.

La mayoría de los apicultores familiares generalmente producen los artículos de miel y cera de abejas en sus granjas y venden los productos que fabrican en las tiendas locales. Por lo general, son empresas de larga tradición familiar.

La mayoría de las empresas familiares de apicultura han estado en esto por varias generaciones, así que no es algo nuevo que muchos familiares se involucren con eso. De hecho, muchos niños que crecen en este ambiente, lo convierten en su medio de vida, ya que así es como para sus ancestros era el medio de ganarse la vida.

Evolución de empresas familiares de apicultura

Pasadas varias generaciones muchas empresas familiares de apicultura se transforman en propiedad comercial.  Muchas se ven obligadas a retirarse debido al aumento de los costos de administración. Además muchos locales familiares que no estaban tecnicamente avanzados fueron los que más sufrieron. No tenían los recursos para asumir la evolución digital e invertir en sitios web y otras herramientas necesarias para mantenerse a la vanguardia en el negocio.

Este fue un negocio que comenzó como un simple hobby. Un pasatiempo y solo una sencilla manera de ganar un dinero extra. Simplemente para tener algo extra para la mesa. En aquellos tiempos la miel era muy popular para untarla en las galletas calientes y las tostadas para la cena o el desayuno. Desde entonces fue utilizada como otro sustituto de la mermelada.

En ese momento, la miel no tenía una gran demanda pues se usaba azúcar y otras sustancias como melaza para endulzar su comida. Pero cuando se descubrió que la miel era económica y barata de producir, la apicultura se convirtió en un negocio enormemente popular y rentable. Para muchas familias en las zonas rurales, la apicultura fue una actividad muy practicada, un salvavidas económico. Como resultado de lo barato que era producir miel, a día de hoy, la apicultura se convirtió en una actividad de gran desarrollo.

Contradicción

    El problema: en la actualidad se utilizan muchos pesticidas en las plantaciones dónde liban las abejas y muchas personas cuestionan la seguridad al consumir miel.

Esto es un hándicap , ya que el movimiento por los alimentos orgánicos está en contra del uso de pesticidas y cualquier otra alteración química de los alimentos o del ganado utilizado para obtener los productos alimenticios.

Hoy en día,  estas empresas familiares se convirtieron en profesionales y obtienen productos de miel y cera de abejas que utilizarán en la fabricación de cosméticos y velas.

La apicultura evita la emigración de la juventud

El programa del IFAI involucra a productores de toda la provincia y muestra como la apicultura evita la emigración de la juventud. Ya hay más de 200 colmenares en plena producción.

17/03/2019 20:41

El Programa de Apicultura Subtropical Sustentable desarrollado por el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), entre otras áreas de gobierno, concita el interés de los jóvenes. Estos ven en la producción de miel una alternativa más para quedarse y vivir de lo producido en la chacra. De esta forma la apicultura evita la emigración de la juventud. El curso que se impartió con la entrega de insumos y el acompañamiento para el desarrollo de la actividad. Esta acción motiva a los hijos de los colonos a seguir con el trabajo en el campo, pero sumando nuevas alternativas.
El citado programa se desarrolla en El Soberbio, Fachinal, Cerro Corá, Profundidad y en las 2000 hectáreas de Puerto Iguazú. Estos lugares fueron seleccionados por su cercanía a las áreas protegidas lo que asegura un producto de una calidad inigualable por la vegetación existente. Y eso hace distintiva a la miel misionera en el mercado local, nacional e incluso internacional.
En el paraje Yabotí, se constató que entre las mujeres y los jóvenes existe más interés por la apicultura. El acompañamiento que está haciendo el IFAI les da más seguridad para apostar a la apicultura. La apicultura evita la emigración de la juventud, e invita a buscar en su producción otro ingreso para seguir viviendo de lo que se produce en la chacra.
Alfredo Ramírez, un joven apicultor que realizó el curso, tiene 15 años. Está cursando el 3 año de la secundaria y comparte su tiempo entre el estudio y las abejas. “Me gusta mucho lo que hago, quiero seguir con la apicultura. Hice un trabajo de investigación para que en la escuela también sepan básicamente como es el mundo de las abejas y mis compañeros se interesen por esto. Estoy decidido a seguir estudiando para quedarme en la chacra y ampliar mis conocimientos sobre la miel y sus beneficios”, afirmó durante la entrega de equipamiento para que trabajen con más comodidad.
Otro de los jóvenes del paraje Yabotí, Eugenio Javier Arndt, 19 años, comentó que “en el curso aprendió mucho. Mi familia sabía obtener miel de forma artesanal, pero esto nos amplió la posibilidad de trabajo porque ahora sabemos cómo conservar nuestras colmenas. Nos enseñan como tratar a las abejas. A detectar enfermedades que les afectan para lograr más producción. Estoy entusiasmado. Mis padres me ayudan para ampliar las colmenas. También quiero quedarme en la chacra y vivir de esto. Aplicando lo aprendido te das cuenta que el trabajo de las abejas es insustituible”.
Lucas Ariel Arndt , 17 años, vive con sus padres también en la chacra. Colabora con los cultivos habituales de hierba, tabaco, maíz, mandioca y otros. “Vi en la apicultura la posibilidad de quedarme aquí y obtener más ingresos. El curso me motivó y gustó mucho. Quiero dedicarme a esto porque sé que hay mucho futuro”, indicó.
Oportunamente la coordinadora del programa, Graciela Hedman, explicó que “estamos trabajando en la colonia Yabotí con buenos avances. Ahora entregamos los equipos protectores  y otros insumos para más comodidad de los apicultores. Estos son lugares de excelencia en Misiones que nos aseguran un producto único y que se destacará en el mercado por los árboles y la floración existente en la reserva”.
El Programa de Apicultura Subtropical Sustentable reúne a colonos que tienen sus chacras colindantes con áreas protegidas y los parques provinciales. “Además de capacitarlos, también se les entrega los insumos necesarios para la tarea y se los acompaña en la comercialización del producto según las exigencias del mercado.”, recordó la funcionaria del IFAI.