Saltar al contenido

Procesamiento de miel cruda

    Miel Pasteurizada

Una vez que el apicultor recolecta la miel de su cosecha, inmediatamente debe realizar el procesamiento de miel cruda porque se cristaliza cuando se deja reposar. Es necesario calentarla a una temperatura  entre 150 y 170 grados porque transporta la bacteria que causa el botulismo. Esta bacteria puede ser peligrosa ya que es la misma bacteria que causa la intoxicación alimentaria. La miel es más dulce que el azúcar de mesa, pero el problema con el azúcar de mesa es que es de color blanco artificial una vez refinada, ya que en bruto sin procesar es marrón. La miel se pasteuriza para eliminar las bacterias como el botulismo para que sea seguro comer y añadir sobre otros alimentos.

 

    Miel cruda de Color Dorado

El color de la miel, realmente, no es dorado, sino que es clara y pastosa antes de que se cocine hasta el punto en que se carameliza. También tiene su función en la medicina y en muchos suplementos vitamínicos.  Cruda y sin procesar tiene un alto nivel de antioxidantes y enzimas, además ayuda en la digestión y posee otras propiedades saludables.

 

    Desplazando al Maíz

Lo bueno de la miel es que está reemplazando lentamente al jarabe de maíz que se utiliza en muchos de los alimentos que comemos hoy en día. Éste está relacionado con la diabetes porque la gente abusa y lo come en cantidades elevadas. La miel está sustituyendo al jarabe de maíz porque es un producto natural mientras que el jarabe de maíz se procesa mecánicamente.

La miel también se usa en la cerveza y otras bebidas como los tés. Se está convirtiendo en un producto sumamente útil que impulsa a muchos apicultores a producir miel de alta calidad. Durante los últimos 2700 años, según la historia, la miel se usó en medicina para proporcionar alivio tópico para las erupciones. También para tratar la irritación de la piel, como la condición llamada MRSA (pronunciada -mersa- un tipo de infección por estafilococos resistente). La miel también es buena para mezclarla con un poco de limón para tratar la laringitis. También se usa para tratar la conjuntivitis contagiosa  (ojo rosado).

    Formas diferentes de procesar la miel

Entre las más comunes está la miel en panal que se calienta y se trata a través de la pasteurización. De ahí se obtiene la miel cruda, que es la base para la miel pasteurizada que se ve en las tiendas hoy en día. Se recomienda a los padres que tengan cuidado al administrar productos de miel para bebés debido a los niveles de ácido y la posible exposición a las bacterias del botulismo. Es por eso que es prudente comer miel que haya sido pasteurizada. No sabemos a qué tipo de exposición química u orgánica han estado las abejas que produjeron la miel. Por ello debemos ser prudentes y consumir miel que haya sido pasteurizada o producida por un agricultor orgánico que produzca miel cruda. Ese es, probablemente, el tipo de miel más seguro que podemos ingerir ya que no nos expondrá a bacterias perjudiciales para la salud.

Muchos apicultores están tratando de certificar la miel que producen como miel orgánica, han dejado de creer en producir un producto usando pesticidas y químicos dañinos. Si algo orgánico es la mejor opción, ya que estos agricultores solo producen un producto en tierra que no está tratada con productos químicos. La agricultura ecológica tiene que adaptarse a unos estándares de calidad determinados. El apicultor se adherirá a ellos pues es lo que el mercado espera del producto. Los apicultores suelen saber sobre la forma natural de las cosas, especialmente cuando se trata de la miel que producen.

    Cómo comercializar tu miel

La comercialización de la miel en el mercado actual supondrá un desafío, hay demasiados vendedores particulares. Ellos utilizan todos los recursos para promocionar y comercializar su producto, ya que no en todos los lugares comprarán y distribuirán su producto.

Esta es la razón por la que muchas pequeñas empresas que hacen esto venden en tiendas de menos porte o de gama baja y en negocios familiares porque es allí dónde la gente compra.  Así es como muchas de ellas terminan siendo tiendas a gran escala como Whole Foods Market y otras que venden alimentos orgánicos de marca.

    Venta Online

Parte de la estrategia de marketing es poder utilizar Internet. Las personas pueden abrir tiendas en línea para vender sus productos, aunque también deben disponer un sistema efectivo para empaquetar y enviar sus artículos a todo el mundo. Es frecuente tener clientes que comprarán su producto al otro lado del océano.

Su negocio debe reflejar el manejo fluido de pedidos en línea o puede subcontratar a una empresa para empaquetar y enviar sus artículos. Así se evitará tener que lidiar con paquetes perdidos o mal dirigidos.

    Los detalles importan

Comenzar desde abajo en la comercialización le ayudará a aprender pequeños detalles que harán que su negocio sea exitoso y pueden prosperar en los próximos años cuando sepa lo que es necesario para que funcione. La promoción no es una habilidad que se pueda ser asignada al piloto automático. Tendrá que dedicar tiempo a trabajarla todos los días, ya que una empresa no se ejecuta por sí sola, se necesita mucha persistencia y esfuerzo para que funcione y para que funcione como usted quiere.

Es más fácil para las personas que tienen experiencia previa en el manejo de una empresa poder llevar a cabo de manera efectiva una manera segura de comercializar un solo producto y aún así obtener ingresos. Es solo que cuando usted comercializa productos debe saber cuál es realmente la demanda de ese producto en particular en cuestión.

    Competencia

La venta de miel es siempre un producto que la gente comprará y está muy demandado, pero son las empresas las que tienen que lidiar con tanta competencia. Muchas empresas pequeñas se extienden al mundo exterior y su éxito depende de ellas mismas. Las empresas más grandes pueden hacer la venta a gran escala ya que tienen amplios recursos.

    Los sitios web son efectivos porque es así como se forman muchas cooperativas. Muchas compañías de producción de alimentos intentan encontrar formas rentables de producir un producto a través de granjas subcontratadas y contratistas para manejar la producción en masa de la producción de miel y la fabricación de productos con cera de abejas.

    Evolución

Esta es la razón por la que tantas pequeñas empresas están llegando a ser compañías más grandes, pero es útil dar a las pequeñas empresas las herramientas necesarias para aumentar su exposición a las grandes empresas e incluso clientes como agricultores y proveedores.

La apicultura es más que un pasatiempo, es un trabajo y un negocio a tiempo completo. Puede parecer difícil porque requiere estar siempre dispuesto y en todo tipo de clima, vestir con un traje a prueba de pinchazos y picaduras, y una red para el rostro.  Todo esto solo para que puedas poner el edulcorante que usas para tus galletas y tostadas por la mañana o en esa taza de té de manzanilla caliente.

Recuerda a los apicultores que soportaron esos trances para hacer posible que tengas esa dulce y pegajosa ambrosía que pones en tus alimentos y bebidas.

 

    Empaquetando tu miel

Los grandes apicultores no pueden obtener ganancias si limitan su mercado a su comunidad local.  Los apicultores que tienen varias colonias deben poder vender sus productos en tiendas mayoristas y supermercados más grandes si quieren mantener solventes sus finanzas.

Para que los apicultores vendan su miel a un mercado más grande, su empaque debe cumplir con ciertas normas del USDA.

    Recipientes

Lo primero que tienen que decidir los apicultores es qué tipo de recipiente quieren usar para guardar su miel. El tamaño estándar de los contenedores utilizados para vender miel se mide en libras. La cantidad típica de miel ofrecida a los clientes puede ser una cantidad tan pequeña como media libra o tan grande como cinco libras de miel. Algunas tiendas son perfectas para vender miel que se mide en galones, estas tiendas ofrecen a sus clientes la opción de comprar un recipiente de miel tan pequeño como media pinta o tan grande como un galón. Si, como apicultor, te atraen los novedosos recipientes, puedes elegir entre una variedad de divertidos recipientes para empaquetar tu miel, como por ejemplo, codos, osos y botellas de plástico.

Una vez que haya elegido la botella perfecta para su miel, debe diseñar una etiqueta igualmente perfecta. Antes de comenzar a diseñar una etiqueta para su cheque de miel con el gobierno de su estado, la mayoría de los estados tienen varias leyes y requisitos sobre cómo aparecen las etiquetas en los productos.

    Identificación

Asegúrese de que la palabra miel esté escrita en negrita en la etiqueta. La palabra debe sobresalir y realmente llamar la atención del comprador ocasional. La mayoría de los diseñadores gráficos recomiendan que la miel se ejecute en paralelo con la base del recipiente. No autorice una etiqueta si el diseño no incorpora su nombre (o el nombre de su granja) y su dirección.

    Distribución

Si utiliza una empresa de embalaje o distribución, su nombre y dirección también deben incluirse en la etiqueta. Lo último que debe estar claramente impreso en la etiqueta es el peso neto de la miel. Si la miel que está comercializando pesa entre una y cuatro libras, entonces el peso debe escribirse en libras y onzas. El tamaño de impresión utilizado para mostrar el peso neto no es aleatorio, el tamaño de la fuente está determinado por el tamaño y la forma del contenedor para empaquetar tu miel.

    Clasificaciones y Características

Si usted es un apicultor que cosecha su miel más de una vez por temporada, podría escribir qué sabor de miel está vendiendo. Es posible que tenga miel con sabor a trébol, alfalfa o flores de manzana.

Las etiquetas que tienen palabras como sin filtrar, natural, en bruto y de área se refieren a la miel que no se ha procesado.

Los apicultores que tienen los grados del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) impresos en la etiqueta han aprobado un conjunto de estándares de grado del USDA. La miel que tiene una calificación de USDA de A ha pasado los exigentes estándares gubernamentales. La miel que tiene una calificación D de USDA ha aprobado solo un mínimo de normas. El USDA clasifica la miel según la cantidad de humedad en la miel, la claridad, la calidad del sabor y los defectos.

Transgénicos

     Transgénico

Los transgénicos, seres vivos concebidos artificialmente mediante ingeniería genética con mezcla de DNA de otros organismos en sus genes, regresan a mi mente para evocarme malos recuerdos. Tiempo ha pasado desde mi última entrada en la que precisamente comentaba y cuestionaba las razones del desaparición de nuestras colmenas.  No se intuía causa aparente que lo justificara. Tampoco se halla por ningún lado, ni arma del delito, ni cadáveres, acaso escayolados, duros o quizás blandos y malolientes cuerpos yacentes, de nuestras queridas socias.

     VUELO BIO-PMW

El pasado día 3 de septiembre de madrugada, procedente de Bilbao (España), aterrizaba en Brasil, en el aeropuerto Brigadeiro Lysias Rodrigues de Palmas, Tocantins.

     Colmenares

Durante los 2 meses de descanso en Polientes, Real Valle de  Valderredible (Cantabria), España, he tenido tiempo de visitar y recorrer en bicicleta algunos de los parajes y paisajes que hace unos pocos años mantenían alimentados y surtidos los enjambres de mi apiario. Del mío y las otras decenas de colmenares que se divisaban o adivinaban por doquier.
    En más de una ocasión en mis años mozos tuve que desandar el camino. Durante alguna excursión por los montes del cántabro valle del Ebro, apareciendo tras el tupido velo de los matorrales de escobas, debí retroceder sobre mis pasos para no plantarme en medio de un colmenar y sufrir la aguijoneada ira de sus celosas guardianas .
Pero aquellos eran otros tiempos, que decían mis abuelos. Seguro que los tuyos también.

     Los años Pasados

Me refiero a los años de la dictadura franquista, cita obligada por la acotación meridiana que hace del tiempo en el que lo rústico y rural, además de rancio, campaba a sus anchas por los campos y ciudades españolas, que no sólo los estadios de fútbol.
En aquella lejana y triste etapa de la historia de España, nuestros campos, ríos, montañas, sembrados, fauna, y etc., etc., etc. Existían y nos hacían vivir naturalmente, rústicos y, sobre todo en los periodos vacacionales, cuando regresábamos al pueblo de vacaciones, rurales, muy rurales.
La leche salía de la teta de vaca, no del tetrabrik, y yo me ocupaba de ir con la cantimplora a por ella. Bien de mañana 1 centímetro de amarillenta nata reposaba sobre su superficie.
¡Qué rebanadas de pan de hogaza cubiertas nata y miel me preparaba la abuela María!.
En aquellos tiempos, recuerdo sin remilgos, como atravesaba los trigales al regresar de bañarme en el río Ebro. Arrancaba las espigas de trigo para hacer chicles con sus granos. En el patatal despistaba algunas patatas de sus tierras para hacernos unas tortillas y birlábamos algunas manzanas de los árboles.
¡Qué tiempos!
Todo era natural, las frutas, sobre todo las manzanas, venían con sus gusanos, los armarios de vez en cuando cobijaban alguna polillas, también las carcomas corrían por los muebles, los campos se abonaban con boñigas -me consta que esta práctica se sigue manteniendo- aunque ahora además se rocían con productos químicos (transgénicos) que ya sabemos los efectos que producen en las aguas y el ecosistema en general, incluidas en nuestras queridas y necesarias abejas-.
Pero esos tiempos, si no cambian las cosas y el hombre se hace más responsable con su manera de entender la existencia, quedan para el recuerdo. A ver quién es el valiente que en la actualidad se arriesga a meterse en la boca nada de lo que produce la tierra sin antes frotarlo con ajax. Lo mismo ocurre con los animales y sus productos.
Las abejas desaparecen a causa de los transgénicos y ya sabemos el porqué del uso de los transgénicos.. 

 

Recapitulando

Recapitulando sobre todo lo escrito, podríamos trasladar el ejemplo de las abejas a nosotros como especie, los seres humanos, e imaginarnos que si habitualmente nuestros hijos hiciesen chicles con los granos de trigo, por poner un ejemplo bastante pueril, y esta actividad la hicieran día tras día, hora tras hora, flor tras flor, miles de veces, tantas como flores o granos existen en los campos, seguramente estaríamos hablando del fin de la humanidad, un fin tan seguro como es que si las abejas siguen desapareciendo por arte de la magia de los transgénicos, se cumplirá la profecía que en su día hizo Albert Einstein.

Experiencia

EAhora, como he señalado, anteriormente vivía en Brasil, lugar donde las semillas en ocasiones suelen ser de origen transgénico (ser vivo que ha sido concebido artificialmente mediante ingeniería genética con mezcla de DNA de otros organismos en sus genes). 
Allí la apicultura no existe tal y como la practicamos en España. Existe una actividad parecida que también interacciona con las abejas pero que se basa en manejar y gestionar los enjambres en sus colmenas para extraer la enorme cosecha de miel varias veces al año. Esa es la experiencia que yo he vivido en Palmas, Tocantins, en donde las colmenas apenas se tocan hasta que la cosecha está preparada y lista para catar.

    Asentamiento de Apicultores de Taquaruçu

   Esta experiencia me ocurrió cuando fui invitado a visitar el asentamiento de Apicultores de Taquaruçu para conocer el lugar y dar un pequeño discurso sobre la importancia de la apicultura y su importancia como preservadora del medio ambiente y en último término de la vida en la tierra.
Lo primero que me llamó la atención fue el lugar y la disposición de las colmenas que se encontraban situadas bastante lejanas unas de otras. También eran curiosos los ahumadores que portaban los apicultores y que tenían un tamaño que obligaba a usar las dos manos para accionarlo. Parecían ahumadores para enjambres de abejas del tamaño de una perdiz. Era imprescindible la participación de 2 personas para llevar a cabo cualquier revisión, uno ahumaba mientras el otro operaba. Podemos decir que quitar las hierbas eran lo que hacían, pues rodeaban las colmenas y continuamente crecían amenazando con cubrir las piqueras.
    Me aventuré y abrí alguna de las colmenas.  El estado de los cuadros y la cera era perfecto, blancos y blanca. Hice una revisión rápida y me percaté que las abejas se movían sobre los lomos de los cuadros rápidamente. Estaban nerviosas. A mi lado estaba el compañero del ahumador accionando el fuelle rítmicamente, prevendo alguna nefasta reacción. Finalmente todo discurrió como estaba previsto, sin ningún percance que lamentar. Para mi gusto fueron unos enjambres de abejas africanizadas bastante europeizadas. Lo que cuenta la mitología popular y aparece con frecuencia en los periódicos brasileños me parecía una broma. Aunque se mostraron muy alteradas y rápidas cuando abrí las colmenas, no presentaron ningún problema ni reacción agresiva mientras revisaba los cuadros. 
Actualización:
Hace unos meses tuve contacto con un apicultor miembro de la Universidad Federal de Campina Grande (UFCG) en Paraiba, Brasil.   Aquí os muestro una serie de fotos de su trabajo. 

    Conclusión

   El problema de agresividad de las abejas africanizadas, además de la genética de la apis mellífera scutellata que las hace más defensivas, estriba en el hecho de que no se las maneja con los cuidados propios de un apicultor de raza.  De hecho el trato que reciben es más de parte de abejeros que únicamente visitan las colmenas para robarles su miel. Personas desconocidas que incluso llegan a quemar las colmenas con toda su población dentro. Es decir, que  si tratas bruscamente a una vaca posiblemente lo único que recibas sean patadas. Aunque claro, que también por muchas monerías que le hagas a un tigre nunca se comportará como un gato.
De hecho es esa rumorología, junto con el clima tropical tórrido y la falta de una infraestructura rural adecuada, además de leyes agrícolas y apícolas que definan las instalaciones de colmenares, delimitando las distancias, el número de colmenas, etc., etc., quién frena a la hora de instalar un apiario.
Así que como apicultor que soy necesito y quiero transmitir mis conocimientos a cualquier persona que los precise.

Cosechando la miel

Obviamente, casi sobraría decirlo, la razón principal para instalar, mantener y almacenar una colmena es finalizar la temporada cosechando la miel y obtener una buena producción de miel que añada un ingreso adicional.

Cuándo cosechar?

Sabrás que es hora de cosechar la miel cuando mires en una de tus colmenas y encuentres que los marcos están llenos de panales de miel que tus abejas han cubierto con opérculos, una especie de tapas de cera .

Ahora, todo lo que tienes que hacer es quitar los panales de miel.

    De Blanco mejor

Cosechar la miel no es un problema siempre que se disponga todo el equipo de apicultura, use ropa de color claro. Mejor si es blanca (los apicultores sabemos, la experiencia enseña, que la ropa de color más claro tiene un efecto calmante en las abejas) y mantenga la calma.

    Química o humo?

Cuando el alza esté lleno de panales de miel con opérculos en cada celda (una especie de tapadera de cera), tendrás que quitar las abejas.

Aunque hay productos químicos disponibles en el mercado que lo harán más fácil continuar cosechando la Miel.  Un producto químico popular que los apicultores usan para remover las abejas del alza es Bee-Go.          Todo lo que tienen que hacer los apicultores es aplicar Bee-Go bajo la entretapa. Cuando las abejas huelen el producto Bee-Go, se dirigen a la parte inferior de la colmena, dejando el alza lleno de panales tapados para que los coseche.

Otro producto que los apicultores utilizan para limpiar alzas es uno llamado Fishers Bee Quick. Ninguno de estos productos daña a las abejas, las abejas simplemente encuentran el olor ofensivo y se alejan de él.

    Experiencia propia:

De apicultor a apicultor, yo nunca utilicé ningún producto químico para ahuyentar a las abejas. Nunca necesité nada más y el humo creo que es una razón más que suficiente para que

cualquiera  "ponga los pies en polvorosa".   Las abejas sienten el humo y abandonan la colmena ante el peligro de que ésta se incendie.   ¡¿ O acaso a ti te hacen falta más razones que el humo para que abandones tu propia casa?!

Ahora que está en posesión de los panales de miel, debe prepararlo para extraer el dulce néctar. El primer paso en esta preparación es quitar los opérculos, las tapas de cera, que las abejas han usado para sellar la miel en el panal de miel y conservarla en perfecto estado.

    Cada maestrillo tiene su librillo!

Muchos apicultores prefieren usar nueve marcos en lugar de diez en sus alzas. Al usar nueve marcos, dan a las abejas el espacio suficiente para sacar y usar el peine, colocando la tapa justo en el borde de éste. Esto además hace que sea más fácil quitar las tapas de cera.

Los apicultores usan un cuchillo de metal, manual o eléctrico. Para quitar las tapas, el cuchillo manual funciona mejor si la hoja del cuchillo se calienta, pues es más fácil cortar la cera caliente que cortar la cera fría. Puede mantener caliente la hoja del cuchillo debes introducirlo de vez en cuando en un recipiente lleno de agua caliente.

A muchos apicultores les gusta usar su cuchillo de pan para quitar las tapas de cera del panal de miel, mientras que otros prefieren un cuchillo eléctrico que está diseñado solo para apicultores.

    ¿De qué cera crees que están hechas las velas?

Retirar de las tapas la miel que gotea es fácil.  Use un trozo de paño de queso para vaciar el contenido en una segunda olla. La miel se drenará a través de la gasa y las tapas de cera de la abeja se acumularán en la parte superior.

Una vez que se retiran los tapones de las celdas, la miel está lista para ser extraída.

Cuando quites las tapas, déjalas caer en una olla. Solo a través de ellas notarás que hay una cantidad sorprendente de miel adherida. Dicha miel se puede procesar y usar.

También hay un mercado para los opérculos de cera. Utilizaremos un cuchillo eléctrico, uno manual o un peine para retirar los opérculos. Los panales estarán listos para extraer su miel.

El tercer producto más adulterado del mundo:

"Envasan un producto que no es miel con su nombre"

Los apicultores denuncian la falta de claridad en el etiquetado de la miel. Aseguran que en muchas ocasiones se trata de productos que distan del extraído en las colmenas españolas.

España genera cerca de 30.000 toneladas cada año, y dentro de nuestro país, Andalucía es la Comunidad que más produce.
"El robo de colmenas está a la orden del día", asegura un apicultor de Coria del Río. Nos explica cómo 70 colmenas tienen que estar cerradas bajo llave. De una colmena se pueden sacar "30 kilos en un año bueno", según afirma.
En España se produce el 50% de toda la miel que se consume, y los apicultores exigen un etiquetado correcto del producto: "Hay una industria que está estafando, envasando un producto que no es miel con su nombre".
Producir un kilo de miel en España cuesta 2,70, un precio que dista de las mieles más baratas del mercado, con las que aseguran "no pueden competir". "Nosotros con lo que podemos competir es con calidad, casi toda nuestra miel se exporta y la que se consume aquí es la que nos traen de fuera".
El aspecto de estos productos también se diferencia de la miel recién extraída. Una de las garantías de que se trata de un producto de calidad es la cristalización de la miel: "Elevan la miel a una temperatura excesiva y destruyen todas sus propiedades con el fin de hacerla líquida".
La información que lleva el etiquetado puede darse que lleve un 1% de miel europea y un 99% de miel de terceros países. Para clarificar el etiquetado deberían poner el país y que tanto por ciento de miel lleva". Estas exigencias ya se negocian con el Gobierno para dar más transparencia al consumidor.
También bajo sospecha está el origen floral que recogen las etiquetas: "Para saber si realmente es una miel de lavanda o de brezo, debemos irnos al ADN de la miel que sería el polen".