El increíble secreto del abejorro 250520

secreto floración

Los abejorros guardan un secreto para que las plantas florezcan antes.

Investigadores de Zurich descubren que estos insectos polinizadores dañan levemente las hojas para provocar una nueva floración

 

secreto abejorros
El secreto de los abejorros para florecer antes

 

El Secreto

Los abejorros tienen un secreto en forma de truco para que las plantas florezcan antes. Un grupo de investigadores del ETH Zurich han descubierto esta técnica es un secreto que básicamente consiste en dañar las hojas de las plantas remolonas para provocar su floración.

Un equipo de científicos dirigido por Consuelo De Moraes y Mark Mescher, han demostrado que cuando se enfrentan a una escasez de polen, los abejorros  de la especie (Bombus terrestris) muerden las hojas de las plantas al comerlas para provocar la floración anticipada, a veces hasta un mes antes de su floración natural.

 

Cambio climático

 

La primavera ha comenzado más temprano que nunca este año, con un mayo con temperaturas más propias de principio de verano. Muchas plantas ya estaban en plena floración a mediados de abril, unas tres o cuatro semanas antes de lo normal.

Estos tipos de anomalías estacionales son cada vez más frecuentes debido al cambio climático, y esta situación amenaza el proceso de polinización de las plantas.

 

Pellizcos revitalizantes

 

El secreto del comportamiento descubierto por estos investigadores puede ayudar a superar tales desafíos al facilitar la coordinación entre las abejas y las plantas que polinizan.

Al igual que los humanos nos damos masajes en la cara o en otras partes del cuerpo, el grupo observó que las abejas obreras usan sus partes bucales para pellizcar las hojas de las plantas que aún no han florecido. El daño resultante estimula la producción de nuevas flores que florecen antes que las de las plantas a las que no se les ha dado este  “empuje”.

Su estudio acaba de ser publicado en la revista Science .

 

Estrés vegetal

 

Investigaciones anteriores han demostrado que diferentes situaciones de estrés pueden inducir a las plantas a florecer, pero se desconocía totalmente el efecto que podía tener el daño infligido por las abejas en la aceleración de la producción de flores, explican los investigadores en su estudio.

Los científicos detectaron este comportamiento por primera vez durante otros experimentos realizados por uno de los autores del estudio, Foteini Pashalidou.

Los insectos polinizadores mordían las hojas de las plantas de prueba en el invernadero. “En una investigación adicional, descubrimos el secreto de unos  comportamientos que otros también habían visto antes, aunque nadie había observado y explorado lo que las abejas estaban haciendo a las plantas y el efecto que se traducía en la producción de flores”, explica Mark Mescher.

Para estudiar este fenómeno, los investigadores de ETH idearon varios experimentos de laboratorio nuevos y también realizaron estudios al aire libre utilizando colonias de abejorros disponibles comercialmente, que generalmente se venden para la polinización de cultivos agrícolas, y una variedad de especies de plantas.

Producción bajo amenaza

 

Con base a sus estudios de laboratorio, los investigadores pudieron demostrar que la propensión de las abejas a dañar las hojas tiene una fuerte correlación con la cantidad de polen que pueden obtener. Cuando hay poco polen, el daño es mucho mayor. También descubrieron que estos mordiscos tenían efectos dramáticos en el tiempo de floración en dos especies de plantas diferentes.

Así, por ejemplo, las plantas de tomate sometidas a picaduras de abejorros florecieron hasta 30 días antes que las que no habían sido atacadas. En el caso de las plantas de mostaza, estas florecieron aproximadamente 14 días antes cuando las abejas las dañaron.

Los investigadores intentaron replicar manualmente los patrones de daño causados por las abejas para ver si podían reproducir el efecto en el tiempo de floración. Pero el resultado no fue el mismo. Solo consiguieron cierta una floración algo más temprana en ambas especies de plantas, pero sin un efecto tan fuerte como el causado por las propias abejas.

Esto les hace pensar que en el caso de los abejorros pueden estar involucradas algunas sustancias químicas u otras señales. Actualmente, este equipo está tratando de identificar las señales precisas responsables de inducir la floración y caracterizar los mecanismos moleculares involucrados en la respuesta de la planta al daño de las abejas.

Artículo científico de referencia

Bumble bees damage plant leaves and accelerate flower production when pollen is scarce. Paschalidou FG, Lambert H, Peybernes T, Mescher MC, De Moraes CM. Science , 21 de mayo de 2020

Incendio en París 260519

incendio notre dame

Incendio en Notre Dame 260519

¿Dónde están las 150.000 abejas de Notre Dame?

    Apicultura Urbana

Dónde se fueron las 150.000 abejas que vivían en Notre Dame desde 2013, después de que la catedral de París quedara parcialmente calcinada? Eso mismo es lo que nos preguntamos todos los amantes de la naturaleza y la apicultura. Notre Dame acogía una colonia de abejas de la miel, formada por 3 colmenas con unos 50.000 individuos cada una. Formaba parte de un proyecto de recuperación de la apicultura urbana. Las colmenas se cree que se quemaron y desaparecieron a consecuencia de las altas temperatura y el agua de las mangueras de los bomberos.

Incendio en París-¿Dónde están las 150.000 abejas de Notre Dame?
XBa3 KXV2 1256x620  1 1 - Incendio en París 260519 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícolaincendio en notre dame
Las colmenas de Notre Dame se habían salvado de las llamas. Se han salvado del desastre por muy pocos metros, pero las colmenas siguen en pie como las estructuras de piedra de la propia catedral (Beeopic).

   História de una Tragedia

Las dramáticas imágenes de fuego y humo en la catedral de Notre Dame han dado la vuelta al mundo en los últimos días. El incendio ha obligado a repasar uno por uno los detalles y secretos de uno de los edificios más emblemáticos de París.
Uno los aspectos poco conocidos es la existencia en los tejados de la catedral de una colonia de abejas. Instalada en 2013 como parte de un proyecto de recuperación de la apicultura urbana en la capital francesa.

    ¿Qué ha pasado con las tres colmenas de Notre Dame?

Todos vimos las imágenes de la tarde y noche del miércoles 15 de abril y nos temimos lo peor.
La calcinación total de esta pequeña colonia de abejas,  la muerte de las aproximadamente 150.000 abejas residentes en el tejado de Notre Dame fue, si no el peor, uno de los peores finales que se podían esperar.

    50.000 almas

En esta época del año, cada una de las tres colmenas instaladas en este emblemático lugar además podría tener unos 50.000 individuos aproximadamente.
incendio notre dame
  
Los responsables de la empresa de apicultura Beeopic, gestora y conservadora de las colmenas de Notre Dame, publicó el miércoles día 15 diversos mensajes en las redes sociales. En ellos se mostraba su preocupación por las abejas de la catedral. Agradecían los mensajes de apoyo y solidaridad recibidos inmediatamente después de producirse el incendio.

    Drones

Las dificultades de acceso a la zona afectada no permitieron tener noticias de las abejas catedralicias hasta la tarde del jueves 16. Uno de los drones utilizados por los cuerpos de bomberos y policías que actúan en la zona calcinada lo mostraron. Pasadas las 16 horas, las primeras imágenes de las diversas zonas de tejados de Notre Dame.  En ellas los responsables de Beeopic pudieron localizar claramente el lugar en el que habían instalado las colmenas.

    Proyecto Apicultura Urbana en París

Los tejados de Notre Dame ocupan una zona amplia de la catedral y sus edificios anexos. La primavera de 2013, Notre Dame se incorporó al proyecto de apoyo a la apicultura urbana de París.  Por lo tanto se decidió que el enclave más apropiado para instalar las colmenas era el tejado situado sobre la sacristía, cerca de la plaza Juan XXIII.
“En la ciudad (París), las temperaturas más cálidas, la diversidad de plantaciones, los métodos de cultivo sin fertilizantes y pesticidas, la proliferación de espacios verdes, las plantaciones en terrazas, los alféizares de las ventanas y los patios encantan a las abejas”, relata la página de Notre Dame.
Las imágenes cenitales de esta zona sur de la catedral mostraron la tarde del jueves que las colmenas de Notre Dame se habían salvado de las llamas. Se han salvado del desastre por muy pocos metros, pero las colmenas siguen en pie como las estructuras de piedra de la propia catedral. Así lo explicaban la noche del jueves 16 los responsables de Beeopic a través de redes sociales como Instagram y Facebook.

    Aún hay Esperanza…

Las noticias son en principio esperanzadoras. Pese a que es evidente que la integridad física de las cajas con las colmenas no significa que las colonias de abejas sigan vivas y en buen estado. Como indicaban desde Beeopic, la proximidad del fuego, el humo, las altas temperaturas y el agua lanzada por los bomberos pueden haber provocado daños (de momento incalculables) en la colonia melífera de Notre Dame.
    “Humo, calor, agua … veremos si nuestras valientes abejas todavía están con nosotros tan pronto como tengamos acceso a la zona”, informaban los responsables de las colmenas de Notre Dame.

    Recuperación de la biodiversidad urbana

    La página en internet de la catedral de Notre Dame explica con detalle el origen y significado de las instalación de colmenas de abejas en su tejado.
    “Notre Dame de Paris, que alberga la colmena, está completamente asociada con la preservación de la biodiversidad dinámica. Desea recordar la belleza de la Creación y la responsabilidad del hombre con respecto a ella”, indica esta página web oficial.
    Las colmenas de Notre Dame fueron instaladas de forma altruista por Nicolas Géant, apicultor y director de Beeopic, que tiene muchas otras colmenas en los techos de París.

Variedad abeja

    Las abejas de las colmena de Notre Dame son de la variedad Hermano Adam  (Adam o abeja Buckfast). Una raza conseguida hace aproximadamente un siglo por hibridación de variedades de abejas resistentes a enfermedades como la acariosis.

    París, ciudad del amor y de las abejas

    “En la ciudad (París), las temperaturas son más cálidas y la diversidad de plantaciones. Los métodos de cultivo sin fertilizantes y pesticidas, la proliferación de espacios verdes, las plantaciones en terrazas. Los alféizares de las ventanas y los patios encantan a las abejas”, relata la página de Notre Dame.
    El papel de las abejas “es indispensable en la naturaleza, su presencia es un signo de buena salud de nuestro medio ambiente y su preservación también está salvando el planeta”, indica esta página en internet antes de recordar varias relaciones de personalidades católicas con las abejas y la apicultura (San Ambrosio, quién fue obispo de la ciudad de Milán , es el santo patrón de los apicultores).
Salud y Suerte

Pesadilla en sus lágrimas 260519

pesadilla lagrimas

Pesadilla en sus lágrimas 260519

Esta especie de abejas, las abejas sudoríparas, son capaces de sobrevivir alimentándose de las lágrimas humanas. La pesadilla de la mujer con abejas viviendo en sus lágrimas

pesadilla lagrimas

Aquí vemos las pequeñas abejas en el ojo de la mujer

 

Esta especie de abejas, las abejas sudoríparas, son capaces de sobrevivir alimentándose de las lágrimas humanas. La pesadilla de la mujer con abejas viviendo en sus lágrimas. 

Normalmente, cuando se padecen estas molestias oculares, sensación de arenilla, escozor, legañas o incluso picor, en la gran parte de los casos el problema de base es una conjuntivitis de tipo vírico o bacteriana. Y, en ciertos casos, también podría ser una conjuntivitis alérgica.

Otros Casos

Sin embargo, ese no fue el caso de una mujer de 29 años de origen taiwanés que acudió al Hospital Universitario de Fooyin en Taiwán: tenía los ojos hinchados, doloridos, y un lagrimeo imposible de parar. Creía que sufría una infección ocular típica, pero poco a poco empeoraba más, según el medio local CTS News.

El problema no era una bacteria. Según Hung Chi-ting, jefe de oftalmología del hospital, en los ojos de la mujer había pequeñas patas de insectos.

Sobreviven en las lágrimas humanas.

Tras la inspección ocular con un microscopio oftalmológico, Hung extrajo hasta cuatro «abejas sudoríparas» vivas o Halictidae. Se trata de minúsculos insectos capaces de sobrevivir gracias a las lágrimas humanas, según el oftalmólogo. En este caso, las pequeñas abejas habían elegido el párpado de esta paciente como su «nuevo hogar».

Hipótesis

     La hipótesis que barajan los médicos para explicar esta peculiar infección es que todo sucedió el día anterior. La paciente contó que estaba participando en el Festival de Qingming o Día de Barrido de Tumbas. Se encontraba visitando y ordenando la tumba de un familiar, sacando malas hierbas, cuando de repente notó que algo se le metía en los ojos. Inicialmente pensó que se trataba de tierra, por lo que se limpió los ojos con agua y no le dio mayor importancia.
    Sin embargo, esa misma noche empezó a notar hinchazón ocular y dolor, junto a un lagrimeo intenso posterior. Probablemente, estas minúsculas abejas se encontraban cerca del lugar, pues tienden a habitar cerca de tumbas y en zonas montañosas.
    Para suerte de la paciente, no llegó a frotarse los ojos tras limpiarlos, dado que es portadora de lentes de contacto. Si lo hubiese hecho, habría podido sufrir una inflamación corneal e incluso lesiones que potencialmente le habrían provocado una ceguera, según datos del medio anglosajón BBC News.

   Sal y Proteínas

    Según algunos expertos, como en entomólogo Matan Shelomi, este sería el primer caso de infección humana por parte de este tipo de abejas, dado que estos insectos precisan el consumo de polen y néctar como cualquier otro tipo de abeja, pero destacan por necesitar también sal y proteínas. Y las lagrimas humanas poseen ambas cosas, según un reciente estudio de la Sociedad Entomológica de Kansas.
    En este caso, la paciente ya ha sido dada de alta y se espera que se recupere por completo. Las abejas, por su parte, siguen vivas y están siendo estudiadas.

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

sos

guerra civil

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

En esta Fratricida Guerra Civil Apícola los enjambres melíferos expulsan a sus congéneres silvestres y amenazan la diversidad.