Superpoblación de reinas asesinas 201120

avispa asiatica

El nido contenía unos 500 avispones asesinos 

200 de ellos resultaron ser avispones hembra, reinas asesinas

 

Los países norteamericanos de Estados Unidos y Canadá se enfrentan a un enorme desafío en los últimos años.

Para intentar frenar la invasión de este insecto, el entomólogo Sven-Erik Spichiger, lidera el programa de seguimiento del avispón gigante asiático, también conocido como «avispón asesino» por la gravedad de su picadura, que puede llegar a causar hasta la muerte.

Spichiger y su equipo encontraron recientemente un nido cerca de la Columbia Británica que contenía, ni más ni menos, 500 de estas criaturas de aspecto amenazador; de las que casi 200 de ellas eran reinas asesinas. Es el peor nido detectado en los últimos meses.

 

Avispas asesinas
Fuente: Departamente de Agricultura del estado de Whasington

 

La letal picadura de las avispas ‘asesinas’

 

Los avispones asesinos son extremadamente peligrosos tanto para los humanos como para las abejas melíferas.

 

Los avispones gigantes asiáticos son una especie invasora en los Estados Unidos y Canadá. Miden cinco centímetros y son el avispón más grande del mundo.

Aunque los avispones son un riesgo para las abejas melíferas estadounidenses y canadienses, y los cultivos que éstas polinizan, no son tan mortales para los humanos como su apariencia hace suponer.

Al igual que ocurre con las avispas comunes, esta especie no suele atacar a las personas, sino que su picadura responde a una reacción defensiva. Aún así, en el momento en que se siente amenazada puede picar. Es fundamental, saber diferenciar la avispa común de las reinas asesinas asiáticas para evitar riesgos.

 

avispas reinas asesinas

 

La gran capacidad de reproducción de las avispas reinas asesinas dificulta su eliminación. Por ejemplo, se está probando con un sistema que echar un insecticida a algunas avispas que, después, cuando llegan al nido esparcen entre los restantes ejemplares.

En España, todos los años de detectan varios nidos de esta especie, siendo Galicia una de las zonas más afectadas.

Investigadores y autoridades del estado de Washington (noroeste de EE.UU.) se han mostrado preocupados ante la llegada, por primera vez al país, de la conocida como «avispa asesina»,  lo que genera inquietud por su peligrosidad e impacto sobre la fauna local.

El avispón asiático gigante es considerado una especie invasora por su potencial colonizador y por constituir una amenaza grave para las autóctonas, especialmente para las abejas melíferas, a las que ataca mortalmente en el caso de los adultos y devora a las larvas y ejemplares jóvenes.

La situación de las abejas es ya alarmante en EE.UU. y gran parte del mundo debido a la drástica reducción de sus poblaciones en los últimos años por la contaminación y el uso de insecticidas, por lo que la llegada de un depredador tan letal como el avispón asiático podría tener consecuencias devastadoras para la especie, cuya polinización resulta clave para el ecosistema.

avispas asesinas vespa madarinia
                                                                          Vespa madarinia

Las «avispas asesinas» (Vespa mandarinia) miden unos cinco centímetros, tienen grandes cabezas naranjas con enormes ojos y un abdomen rayado negro y amarillo.

 

Además de la amenaza que supone para las abejas locales, se calcula que el avispón asiático gigante es responsable de la muerte de hasta cincuenta personas cada año en Japón, de donde es originaria, ya que si un individuo recibe varias de sus tóxicas picadas, puede fallecer incluso sin tener alergia a estos insectos.

La «avispa asesina» fue detectada por primera vez en EE.UU. por el Departamento de Agricultura del estado de Washington en diciembre de 2019, aunque su ciclo vital empieza en abril, cuando las avispas reinas salen de su hibernación, por lo que se entiende que la mayoría de los avistamientos estén ocurriendo estos días.

El momento de mayor peligrosidad de esta especie llega a finales del verano y en otoño, cuando las avispas salen a la caza de abejas para almacenar proteínas que alimenten durante la época de frío a las futuras reinas que saldrán cuando empiece un nuevo ciclo en abril.

En cuanto a las personas, los expertos indican que, si bien no es normal que las avispas ataquen a humanos, en caso de que lo hagan, sus aguijones son tan largos y potentes que ni tan siquiera un traje de apicultor puede proteger de ellos.

 

 

Trampa para avispa asiática 071020

Trampeo Koldo Belasko

¡Arma tu propia trampa!

 

Trampeo Koldo Belasko
Trampa de Koldo Belasko

Preparación de trampa para Velutinas

 

Está acabando el año 2020 y esta temporada tampoco. No ha sido todo lo buena que nos prometíamos. Algunos han tocado fondo.

Por si fueran pocas todas las enfermedades, sustancias químicas, herbicidas, plaguicidas, neocicotinoides, y un sinfín de males que le afectan a las abejas, de un tiempo a esta parte pareciera como si el mismísimo Jehová hubiese echado sobre la apicultura una maldición y enviado las Siete Plagas Bíblicas.

La invasión de avispa velutina continúa y la colonización de nuevos territorios y matanza de abejas, con la consiguiente  sangría a las poblaciones de nuestras colmenas, no ha parado.

Por eso debemos prepararnos para el año 2021.

Navegando por internet me topé con un invento que puede salvarnos las colmenas la temporada del año 2021 que, o mucho me equivoca o mucho cambio la cosa, se comportará del mismo modo o muy parecido a lo que ha sido este año.

Si no quieres que te cojan a traición la próxima primavera y acaben con tu colmenar debes ir preparándote e ir armando tu trampas para completar tu arsenal defensivo

 

MATERIALES NECESARIOS

 

  • Rollo de malla electrosoldada de cuadro de 6mm×6mm y 1 metro de altura, (para tres colmenas hemos utilizado en total 5 metros).
  • Malla plástica de cuadro 4mm×4mm (para el ejemplo hemos usado alrededor un metro cuadrado)
  • Tubo de PVC de 100 o 110 de diámetro
  • Bridas de nylon
  • Alicates
  • Tijeras de latón
  • Cinta métrica
  • Alambre galvanizado de 8mm (también se puede usar el de apicultura de 5mm)
  • trampa

CONSTRUCCIÓN DE LA TRAMPA PASO A PASO 

A. ESTRUCTURA CENTRAL

  1. Juntar lo más posible las colmenas para gastar el mínimo material sin perjudicar a las abejas.
  2. Medir la distancia que hay entre la primera colmena y la última de una misma hilera
  3. A partir de la medida que tengamos entre colmenas, cortar la malla electrosoldada de 6×6 dejando unos 30 o 40 cm de margen. En este caso la distancia entre colmenas era de 3 metros, cortamos 3,30m de malla.malla metálicamalla metálica
  4. Unir los dos lados más largos de la malla mediante un alambre cada aproximadamente 25 centímetros para que nos sirva de guía para posteriormente coser más fácilmente todo el lateral.trampatrampatrampatrampatrampatrampa
  5. Una vez colocadas las guías, coser toda la malla con alambre cada 5 o 6 cuadros para que queden ambos extremos unidos. Dejar los primeros 10 centímetros y los últimos 10 sin coser. Es preferible no coserlo todo de una sola vez, sino en dos veces: desde el principio hasta la mitad y desde el final hasta la mitad, esto se hace para evitar que se vaya torciendo la malla.trampaalambrealambretrampatrampa
  6. En los extremos de la estructura, justamente las partes que no se han cosido, coser dos rectángulos con alambre de 10 cm de ancho por 15 cm de altura. Cortar el rectángulo sobrante con las tijeras de latón.trampatrampa
  7. En una de las caras de la estructura cortar con las tijeras de latón varios rectángulos de 10 cm de ancho y 15 cm de alto. La distancia con respecto al borde que hemos cosido es de 15 centímetros. Tienen que quedar distribuidos de forma proporcional con respecto al largo total. En nuestro caso, la malla mide 3 metros y hemos abierto dos rectángulos con 86 centímetros de distancia entre ellos. Las medidas en este caso no tiene por qué ser exactas.trampatrampatrampatrampa

Ya tenemos lista la estructura central de la trampa

B. ESTRUCTURAS LATERALES

  1. Cortamos dos cuadrados de malla metálica de un metro cuadrado.trampatrampatrampa
  2. Hacemos dos cilindros y cosemos con alambre.trampatrampatrampa

C. EMBUDOS

  1. Cortamos dos trozos de tubo de PVC de aproximadamente 25 cm de altura y hacemos dos perforaciones a cada lado con una separación horizontal de un par de centímetros.trampa
  2. Doblamos el semicírculo de malla plástica de manera que haga forma de cono.trampa
  3. Embutimos el cono dentro de uno de los tubos de PVCtrampa
  4. Sujetamos el cono al tubo con un alambre a través de las perforaciones que le hemos hecho al tubo.trampatrampa
  5. Con los rectángulos de malla plástica haremos dos cilindros de manera que encajen por fuera en el tubo de PVC. Coseremos estos cilindros por el lateral. Es importante que la parte horizontal del cuadro esté hacia afuera, para facilitar la extracción del cilindro y vaciado de las trampas.trampatrampa
  6. Cosemos el cilindro por uno de los extremos.trampa
  7. Colocamos el cilindro encima del tubo de PVC con el cono de malla plásticatrampa
  8. Hacemos otra estructura tubo+cono+cilindro igual            D. MONTAJE FINAL
  9. Colocamos cada uno de los tubos de PVC en uno de los laterales de las estructuras metálicas laterales y lo ajustamos bien con bridas.trampa
  10. Cosemos la estructura metálica lateral desde las bridas hasta el final.trampatrampa

** En este modelo hemos puesto solo dos conos, pero se podrían poner uno en cada extremo de cada cilindro (cuatro en total).

Lo hemos hecho así porque hemos observado que las avispas tienden a ir sólo a uno de ellos, así que hemos decidido poner solo uno para ahorrar tiempo y materiales, pero en la trampa original ideada por Koldo Belasko coloca dos, una en en cada extremo de cada estructura lateral.

20. En cada uno de los laterales de la estructura lateral (el que no va cosido) abrimos una T de 30 x10cm a 15 centímetros de la parte inferior y retiramos la malla formando lo que vendría a ser una V.

trampa

21. Unimos las estructuras laterales con la estructura principal por el hueco que acabamos de hacer en la estructura lateral.

trampa

trampa

Y la trampa armada quedaría así:

trampa

E. COLOCACIÓN EN EL COLMENAR

Una vez montada toda la estructura se coloca delante de las colmenas tratando de pegarla lo máximo posible al cajón para que no queden huecos por donde puedan pasar las avispas.

En la trampa del ejemplo al tener que estar elevada, se tuvo que coser con alambre la parte inferior de las estructuras laterales, pero si el colmenar está en el suelo esta parte se dejará abierta para que la estructura apoye.

trampa

 

Abejero Europeo 170319

GF18P4F20 194447
Abejero Exterminador 270319
Abejero Europeo

Abejero europeo

Exterminador de velutinas

170319

Esta especie de halcón ha hallado en la velutina, de mayor tamaño, un alimento perfecto que le hace un plato volante más apetitoso.

Así es el Abejero Europeo, el ave que puede liquidar la velutina.
Los ornitólogos han visto que las poblaciones de esta rapaz aumentan al ritmo que la avispa.
Trampas caseras que tiran de una mezcla a base de cerveza negra y azúcar; una red caza-mariposas unida a la tapa de una caja metálica de galletas. Pértigas para fumigar nidos; redes eléctricas; y hasta explosivos.
Las tácticas para tratar de controlar la plaga de la velutina son muy imaginativas. Las trampas han creado gran expectación en Asturias aunque no han sido lo eficaces que se esperaban, provocando, además, daños colaterales a otros insectos.
Pero durante el tiempo en el que ha logrado asentarse esa avispa en casi todo el territorio, un ave rapaz ha seguido sus pasos. Así es el abejero europeo, el ave que puede liquidar la velutina.
Es el abejero europeo, un depredador natural de ese insecto.
Su población crece en el noroeste con la misma velocidad con la que lo ha hecho la velutina. Se cumple así la Ley de oferta y la demanda. A mayor número de especies invasoras, en la misma proporción crece el número de aves depredadoras como el Abejero Europeo.
Y eso es una señal alentadora para controlar la plaga. «Hemos pasado de 1’3 parejas reproductoras por zona analizada, a 2’7, coincidiendo en años en que la velutina se ha propagado más», apunta el ornitólogo José Manuel Fernández.

Investigador adscrito a la Universidad de Alcalá de Henares, Fernández y Salvador Rebollo llevan años realizando proyectos en varios municipios de Galicia donde el insecto ha producido graves daños.  Los resultados, muy preliminares, apuntan a ese crecimiento del ave en las zonas de expansión del insecto. No será la solución definitiva, pero puede ayudar.

¿Pero qué es el abejero europeo?
Así es el abejero europeo, el ave que puede liquidar la velutina.
Como explica la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife), es una rapaz que se alimenta de avispas y abejorros, y de forma preferente de sus larvas. Cría en zonas de clima templado y húmedo y solo habita en la cornisa cantábrica y el norte de la península. Para manipular panales y avisperos, «el abejero europeo cuenta con unas adaptaciones morfológicas muy particulares, que consisten en la posesión de un pico corto y fino para extraer fácilmente las pupas de los panales, unos dedos protegidos por escamas para evitar la acción de los aguijones, y los párpados inferiores cartilaginosos más duros que en otras rapaces», apuntan desde la SEO.
Con todo José Manuel Fernández resalta que es una especie poco estudiada, por lo que advertir cuántos ejemplares de Abejero Europeo hay es aventurado. El atlas de la SEO calcula entre 900-1.300 abejeros europeos repartidos por la zona norte; pero ahora, al menos en puntos de Galicia donde han llevado a cabo sus estudios, se constata un crecimiento al calor de la avispa velutina.

«Todo apunta a que hemos dado con un depredador de la velutina»

Los investigadores llevan años esperando dar con un método eficaz y natural para combatir la avispa asiática sin dañar a otras especies. José Manuel Fernández participa en una investigación que trata de averiguar si una especie de ave rapaz se alimenta mayoritariamente de velutina

José Manuel Fernández es ornitólogo y forma parte de un equipo de investigación de la Universidad de Alcalá de Henares, del departamento de Ecología que dirige Salvador Rebollo. Los dos son de Marín, y desde el 2004 están realizando proyectos de investigación en Galicia. El último de ellos trata de determinar si el abejero europeo, un ave rapaz, es un depredador natural de la velutina, un hallazgo que sería importante para conseguir un mecanismo de control natural de la avispa asiática que no afecte a otras especies, como sí ocurre con los cebos actuales, en los que sí resultan atrapados otros insectos. Los primeros resultados de este estudio se presentaron hace unos días en unas jornadas.

 

-¿En qué consiste la investigación?
– Nuestras investigaciones, financiadas fundamentalmente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Economía y Competitividad, tratan sobre todo de saber qué servicios prestan las aves para el medio ambiente.
A raíz de esto surgió el tema de la velutina, por la inquietud social que se vivía por aquí. Sabíamos que había un ave, el abejero europeo, que se alimentaba de himenópteros, sobre todo de avispas.
Se nos ocurrió que seguramente esta ave estaría consumiendo la avispa asiática. Entonces, lo que hicimos este año fue detectar los nidos de esta ave, el abejero europeo, subir, colocarles cámaras y un sensor de movimiento, de manera que cada vez que se movía una cría o llegaba un adulto, sacaba una foto cada treinta o cuarenta segundos.
Este método ya lo hemos usado en estas mismas zonas con otras especies para saber qué comían, y son métodos que no producen ningún altercado ni daño en la reproducción de estas aves.
-¿Y qué consiguieron averiguar?
-Comprobamos que el 70 % de los panales que los adultos traían a los nidos para alimentar a las crías eran de celdas grandes.
Solo puede haber dos especies que tengan estas celdas grandes, o la avispa asiática o la nuestra, la vespa crabro, y eso solo lo podemos diferenciar de forma molecular, de manera que el contenido de ese estudio lo vamos a llevar a Madrid para que a partir de las moléculas determinen y sacar una proporción para ver de ese 70 % cuáles serían velutina y cuáles serían crabro.
Se han recogido muestras tanto en el interior del nido como en las cercanías. De todas formas, todo apunta a que es asiática, porque nosotros cuando subíamos a colocar las cámaras en los nidos, encontrábamos presencia siempre de la vespa velutina, nunca vimos una vespa crabro por las proximidades.
También porque en las muestras que trajimos para llevar a Madrid, algunas de las larvas que estaban sin comer ya tenían un tamaño suficiente para poder identificarlas y siempre era velutina.
Otro detalle importante es que la crabro la mayoría de las veces cría en oquedades de árboles, y ahí ya resulta más difícil acceder o al menos sacar el panal entero, de manera que los panales que llegan al nido deberían ser más pequeños, y lo que vemos en las fotografías tiene un tamaño más grande. Pero, bueno, son hipótesis a la espera de los resultados.
-¿Hay muchos abejeros europeos en esas zonas?
-Precisamente otro de los temas llamativos de esta ave es que tenía en nuestras zonas de estudio una densidad de parejas reproductoras, pero esa densidad se vio duplicada más o menos sobre los años 2014-2015, justo coincidiendo con el auge fuerte de la velutina.
Entonces, tenemos varios frentes. Por un lado, según lo que vemos en los nidos, todo indica que el abejero europeo va a comer mayoritariamente vespa velutina.
Por otro lado, tenemos que la población de abejeros se ha duplicado a raíz de la expansión de la asiática. Y esto nos hace confirmar que hay una serie de aves que son defensas naturales. Tenemos que conocerla para poder protegerla y que siga ejerciendo esta función.
-Si se confirman los datos de la investigación, existiría un depredador natural para la velutina.
 -Claro, todo apunta a ello. A ver, no va a ser la solución. Las especies en la naturaleza se ajustan, entonces lo que está ocurriendo es que como hay más velutina, hay más parejas reproductoras de abejero.
-¿Es posible conocer la influencia que está teniendo la presencia de abejeros sobre la población de velutina?
 -Basándonos en los pisos de panales que nos aparecían en los nidos, hicimos una estimación del consumo. Conociendo la densidad de abejeros que había en la zona, estimando la cantidad de paneles que estaban consumiendo las crías al día más el número de días que están allí, y fijando un tamaño medio de los nidos, hicimos una estimación de 700 panales, un mínimo de 500 a un máximo de 1.000 nidos que pudieron eliminar en cada una de las zonas.

 

-En caso de que se confirmen los datos, ¿sería posible aumentar de forma artificial la presencia de abejeros europeos?
-Esto entraría en el nuevo proyecto que pretendemos desarrollar en los próximos años. Necesitamos conocerlo, saber dónde crían, y desde el conocimiento podríamos al menos facilitarle las cosas o no destruirlas para que no afectemos a los ejemplares que están. ¿Ampliar la población? Eso hay que estudiarlo y requiere tiempo.

 

 

Hibernar colmenas 170319

biodiversidad

Hibernar colmenas

170319

Proyecto

El proyecto de Apicambio se sustenta en la posibilidad de que Hibernar colmenas puede ser una solución. Aunque parezca ciencia ficción, la baja temperatura además de llevar al letargo, busca proteger al sector frente a los estragos de los eventos extremos del clima

Hibernar colmenas 170319
Colocación de Tablillas anti-varroa
Apicambio, un proyecto claro
Con el proyecto de Apicambio, se quiere dar con la solución mediante el método de Hibernar Colmenas. La Asociación Sectorial Forestal de Galicia (Asefoga) con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, tiene un objetivo claro. Pretenden poner en marcha medidas de adaptación del sector apícola gallego y luchar contra los efectos que el cambio climático provoca en la producción apícola.

Meteorología

La afectación del cambio climático a todas las formas de vida está más que demostrada. Y no sólo los agricultores se dan cuenta de ello. Además de ellos, el sector apícola también se resiente por los cambios bruscos de tiempo que no se ajustan a ninguna razón lógica como puede ser la estación del año.  Más sequía en los veranos, más lluvia en el invierno y otros fenómenos atmosféricos fuera de las fechas habituales. Esta falta de sincronía provoca que el ciclo de la floración y el de las abejas no coincidan. Por ello no se produce la polinización. Además, este cambio climático y la globalización han traído a Galicia especies como vespa velutina que atacan y dan buena cuenta de numerosas poblaciones de abejas.
hibernar colmenas
Cuadro recién extraído se su colmena
Los apicultores ven cómo sus colmenas necesitan de alimentación, no solo en otoño o invierno, sino en plena primavera y verano. Panales que aparecen como secos, sin atisbo de polen o del brillo dorado de la miel.

Hibernar puede Salvar

Los apicultores han elaborado una serie de propuestas para poder salvar su medio de vida y el ecosistema.
Entre ellas está la idea de hibernar colmenas durante el invierno en instalaciones para mantener los panales a unos dos grados de temperatura. De momento se están realizando estudios, pero sería una solución para luchar contra el cambio climático.
A la vez se actuaría contra ácaros invasores como la varroa y las velutinas. Jacobo Feijoo, secretario de Asefoga, asegura que para poner en marcha estas medidas se precisa terminar los estudios y fondos de las Administraciones.
La idea de este colectivo es comenzar con una instalación experimental. En ella también se podría estudiar el ciclo de hibernación de la velutina.

Las Ventajas de Hibernar

Hibernar colmenas tiene varias ventajas. Por un lado, durante ese tiempo las abejas estarían protegidas de la velutina y podría lucharse contra la varroa. Las colonias de abejas en estas salas no tienen crías. Los ácaros varroa precisan de las crías. Los apicultores ahorrarían tiempo y recursos porque las abejas no necesitarían alimentación suplementaria. Además, la reina, al hibernar colmenas permanece sin actividad, aumenta su longevidad para poner huevos.

Movilidad y diversificación

El proyecto Apicambio recoge más medidas a implementar. Por ejemplo la movilidad de las colmenas. De esta forma se puede aprovechar la floración de zonas que no están próximas a la explotación. O la diversificación hacia otros productos.
Además de miel, las colmenas ofrecen otras posibilidades de negocio: polen, cera, enjambres, reinas vírgenes o fecundadas, jalea o hidromiel. En Galicia hay tres mil personas que se dedican a este sector, con 165.000 colmenas y 1,5 millones de kilos de producción al año.

Adversidades climáticas 121018

avispa asiatica

Adversidades climáticas provocan peores rendimientos de miel de las dos últimas décadas

 

121018

Adversidades climáticas
Peores cosechas en 20 años

Adversidades climáticas

 Las adversidades climáticas provocan  que la apicultura de Castilla y León, según UCCL, obtenga los peores rendimientos de miel de las dos últimas décadas
Desde la organización agraria destacan que la cosecha del 2017 fue nefasta por la sequía y las adversidades climáticas, los apicultores sabían de las consecuencias nutricionales que para sus abejas traería, en 2018, por la falta de polen.
A esto hay que sumar la cosecha del año en curso que será en Castilla y León de un 30% de un año medio, el exceso de lluvias en primavera produjo un desastre en el arranque de la campaña apícola de la campaña de 2018.
Estas condiciones climáticas adversas han sido las más deficitarias conocidas nunca por los apicultores castellano-leoneses.
UCCL exige a la Consejería que active Ayudas directas para estos profesionales para así poder salvar el sector apícola.
Así mismo UCCL reclama medidas de control para frenar el confirmado avance de la Vespa velutina en Castilla y León.

Avispa asiática coloniza Galicia 121018

trampas avispas velutina

La avispa asiática ya coloniza Galicia

121018

Investigaciones gallegas aportan nuevos avances en la batalla contra la especie. Los científicos cuestionan el trampeo masivo en la lucha contra la velutina

Avispa asiatica
La Avispa asiática coloniza Galicia
Francia se enfrenta desde hace catorce años a la invasión de la avispa velutina y todavía no ha conseguido hallar un método eficaz para controlar su expansión. En Galicia, el insecto invasor se expande desde hace seis años sin que nada pueda frenarlo. Hay investigaciones prometedoras a uno y otro lado de los Pirineos, en Francia y España, pero la vespa velutina o avispa asiática avanza a más velocidad de lo que lo hacen los tiempos de la ciencia, así que los apicultores, conscientes  de ello e impotentes ante el ataque de la avispa asiática a sus colmenas, se han lanzado a idear y probar remedios caseros para frenar su avance y proteger sus colmenas. Hasta ahora, la fórmula más utilizada para la eliminación de la avispa asiática es el trampeo o colocación de trampas, que se realiza sobre todo en primavera para capturar las reinas que comienzan a formar sus nidos. Un sistema que en Galicia ha sido apadrinado por la Administración. La Xunta ha elaborado un protocolo de captura de reinas de avispa asiática en primavera, divulga en su web consejos para la confección de trampas artesanales y distribuyó en primavera trampas y cebos entre los apicultores. 
Tanto la Administración como los propios apicultores y, por supuesto, los científicos, saben desde el primer momento que el trampeo no es el método ideal, y solo han confiado en él como un mal menor. Las trampas matan reinas de la avispa asiática o vespa velutina que ya no llegarán a formar nidos, pero estas mismas trampas que no son selectivas, matan también otros insectos. Conscientes de ello, los propios apicultores aglutinados en torno a la Asociación Galega de Apicultura (AGA) se implicaron en un proyecto para tratar de dar con un atrayente específico, que sirviese para capturar velutina pero que no causase daño a otras especies. La investigadora Sandra Rojas lideró este proyecto en la Universidade de Vigo, y se hicieron combinaciones de tres trampas diferentes con tres atrayentes distintos. Pero los resultados no fueron todo lo buenos que se esperaba. Se determinaron algunas combinaciones menos nocivas que otras, pero ninguna era la panacea.

 

Las investigaciones continúan, pero, mientras, las reticencias de los científicos con respecto al trampeo para la avispa asiática van a más. Y el daño colateral a otros insectos ya no es la única preocupación. El Museo Nacional de Historia Natural de Francia ha recomendado evitar la captura de reinas fundadoras en primavera. El argumento es que esta época del año es la menos efectiva para hacerlo, puesto que es precisamente en esos meses cuando se produce la competencia entre hembras fundadoras de vespa velutina y cuando hay una mayor mortalidad natural en la especie.
Los científicos gallegos recelan también del trampeo masivo. Xesús Feás, investigador de la Universidad de Santiago que participa en un estudio auspiciado por la Diputación de A Coruña, incide en que «el trampeo masivo no es efectivo ya que tiene terribles efectos en otros insectos». Cree que, en caso de hacerse, «tiene que ser una actuación muy selectiva» y en primavera «se debería llevar a cabo cerca de cursos de agua». También pone el acento en que «no se puede ir a los colegios a enseñarles a los niños a hacer trampas. A los niños no hay que enseñarles a eliminar insectos, muy al contrario debemos enseñarles a respetar los insectos y, en todo caso, hay que educarles en cómo reconocer los nidos y la forma de actuar».
                      

 

Apicultores gallegos piden armas biológicas 110918

asian hornet 1822314 640

Apicultores gallegos piden armas biológicas contra Velutina

110918

Ha causado dos muertos y se está cercando a viviendas y huertos

apicultores gallegos piden armas biológicas
Trampas para avispas velutinas asiáticas en un colmenar de Portodemouros (Pontevedra). ÓSCAR CORRAL

Con el conocimiento que tienen los apicultores gallegos del comportamiento de la avispa asiática (vespa velutina), causante este verano en Galicia de dos muertes, menos esperanzas parecen abrigar los apicultores gallegos para combatir esta especie asentada en la región desde 2012 y que ha causado estragos entre los individuos de sus colmenas para conquistar su hábitat.

Pero este insecto no solo es una amenaza para las abejas autóctonas productoras de miel, sino para la población, ante la proximidad de sus nidos a viviendas y huertos.
 
El apicultor gallego y presidente de la Asociación Galega de Apicultura (AGA), Xesús Asorey, ha reclamado a la Xunta de Galicia medios de investigación y más información a los ciudadanos, y cree que llegó el momento de apostar por armas biológicas, como las feromonas, para combatir este insecto. El portavoz de los apicultores gallegos ha avisado de que estas avispas procedentes de Asia han cambiado su comportamiento para adaptarse a las condiciones climáticas.
Marcos González, profesor de Zoología de la Universidad de Santiago, también opta por esta propuesta como única arma para frenar la proliferación de esta especie que ha calificado de “plaga e invasión”. Para este experto, la alarma social emergente “está plenamente justificada”.

«En 2017 había unos nidos grandes, con familias muy numerosas, de entre 15.000 y 18.000 individuos, en las inmediaciones de ríos, regatos y valles»
En la Universidad de Santiago ya existe un grupo de investigación que dirige Xulio Maside para buscar un parásito autóctono y biocidas que pueda atacar de forma selectiva a las velutinas sin aniquilar a los demás insectos. Además, estudia por primera vez el impacto económico de esta plaga en los apicultores gallegos y ha desarrollado un sistema basado en el análisis informático de diversos parámetros que determinan la densidad que va a tener la población de la avispa velutina en el futuro así como su distribución geográfica.
Este año han hecho nidos más pequeños, pero están más próximos a las zonas habitadas en comparación con el año pasado. Explica Asorey, que este acercamiento a los núcleos de población se debe a que buscan abrigo porque esta primavera ha sido más lluviosa y fría. “En 2017 había unos nidos grandes, con familias muy numerosas, de entre 15.000 y 18.000 individuos, en las inmediaciones de ríos, regatos y valles”, afirmó el apicultor. Sin embargo, explicó que ahora hacen muchos nidos y pequeños alrededor de las casas para abrigarse del mal tiempo.
apicultores gallegos armas biológicas
Vespa Velutina en racimo de uvas
Una “estrategia de supervivencia” que, según este apicultor ha multiplicado el problema este año. Y la amenaza ya no es tanto para las abejas, sino para aquellas personas que realizan trabajos o desbroces en las inmediaciones de sus casas, donde atacaron a varias personas, dos de ellas fallecidas el pasado mes de julio.
Tanto el presidente de AGA como el diputado del BNG en el Parlamento de Galicia, Xosé Luis Rivas, han pedido al Gobierno gallego una campaña informativa para que la población esté preparada y sepa qué pautas hay que seguir para evitar picaduras. Así, recomiendan que antes de llevar a cabo cualquier tipo de trabajo alrededor de viviendas se haga “una inspección ocular exhaustiva» para localizar nidos en la zona. En el caso de encontrarlo, recuerdan, se debe llamar al 112 advirtiendo del peligro de intentar neutralizarlos.
Asorey también ha hecho un llamamiento para que la Xunta forme un equipo de investigadores, en colaboración con los apicultores, para poner coto a las velutinas, mientras el diputado nacionalista ha criticado la falta de actuación de la Administración gallega «que echa balones fuera». Rivas ha emplazado a las consellerías de Medio Rural y Medio Ambiente a «coger el toro por los cuernos» y dar lugar a una «investigación seria ya que la población está desinformada y recurre a remedios caseros que son tiros al aire», reprochó.
También censura que la comisión de seguimiento de la velutina no dé resultados, ni información, sin tener en cuenta a las asociaciones de productores y los afectados, dice. «No hay respuesta que esté a la altura del problema», ha lamentado el político gallego. “Me pregunto qué ha hecho el Ministerio de Agricultura, porque ni siquiera ha identificado a la velutina como plaga”, ha explicado Rivas que ha incidido en que unas 300 especies de avispas se están expandiendo por todo el mundo debido al cambio climático.

Aprender a convivir con ellas

La consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ha asegurado este lunes en Lugo que la declaración de plaga de la avispa velutina no es una competencia ni de su departamento ni de la Xunta. Vázquez ha explicado que hay un plan habilitado con carácter nacional y se está trabajando en este ámbito. “Esta especie ha venido para quedarse, por lo tanto, hay que convivir con ella», ha sentenciado la consejera, que ha pedido a los medios de comunicación que «no hagan un caos informativo, porque según Sanidad la picadura de una velutina, su dolor o efectos son los mismos que la de cualquier avispa o abeja si eres alérgico».
La máxima responsable de Medio Rural, sin embargo, ha apelado a la participación de distintos departamentos de la Xunta, como Vicepresidencia o Sanidad, para combatir la avispa asiática, con una comisión de seguimiento con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), habilitándose sistemas para que los ayuntamientos puedan retirar nidos. “Tenemos que tener claro que no debemos tener grandes temores sino precauciones, pero si alguien dice que va a acabar con la velutina está engañando a la gente”, ha asegurado Vázquez. “Científicamente no se va a acabar con ella, o cuando menos no hay estudios que así lo indiquen, y nosotros actuamos en función de lo que nos dicen los técnicos», ha zanjado la consejera gallega.

El Ayuntamiento contra la velutina 030418

Torrelavega contratará un servicio de retirada de nidos y trampeo de avispa asiática

 

avispa asiática velutina
Torrelavega contratará con un servicio para luchar contra la Avispa Asiática.

 

Contra la Velutina

El Ayuntamiento de Torrelavega contratará de nuevo este año un servicio de retirada de nidos y trampeo de avispa asiática (vespa velutina) así como de otros himenópteros, es decir, abejas, abejorros, avispas comunes y otras especies, cuando por su localización puedan suponer un riesgo para la salubridad pública o para la seguridad. Así lo ha anunciado el concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca, quien ha informado que en 2017 se retiraron 175 nidos de avispa asiática en el municipio.

Este año, una de las principales novedades, es que en el contrato se incluye la adopción de medidas preventivas contra la avispa asiática mediante prácticas de trampeo selectivo de reinas.

 

Espacios de Naturaleza Pública o Privada

 

El servicio de prestará en el término municipal de Torrelavega, incluyendo, entre otros lugares, ya sean de naturaleza pública o privada, vías, parques y zonas ajardinadas, edificaciones, solares, descampados, praderas, espacios boscosos, riveras de ríos, etcétera. También acudirá cuando sea requerido por los Servicios Veterinarios Municipales, la Policía Local, el Servicio de Protección Civil y del Servicio Contra Incendios y Salvamento. Se establecerá un plan de gestión que integre el diagnóstico de situación, la puesta en marcha de un programa de actuación y la posterior evaluación y seguimiento del mismo.

Además se creará un mapa de riesgos encaminado a determinar los puntos de concurrencia pública más sensibles como parques, bulevares, centros de asistencia sanitaria, colegios, residencias de ancianos, etcétera, ante la presencia de enjambres y nidos de insectos himenópteros. El mapa de riesgos delimitará las zonas de priorización de las actuaciones. JORNADA Por otra parte, el Mercado Nacional de Ganados albergará el viernes 6, durante todo el día, la jornada ‘Stop Vespa Velutina: Un problema de toda la sociedad’, en la que los ciudadanos podrán conocer mejor de manos de profesionales y expertos este serio problema que no sólo amenaza a las colmenas de abejas de la región, sino que también tiene múltiples repercusiones medioambientales, económicas y sociales.

En este sentido se ha elegido el lema ‘Un problema de toda la sociedad’, puesto que la invasión del avispón asiático no sólo representa un problema para la apicultura sino que también afecta de un modo importante a la biodiversidad, debido a su gran voracidad de insectos y a la disminución de la labor polinizadora de éstos, los daños en la producción agraria, principalmente a la fruticultura, etcétera.

 

Colaborando por la Seguridad

 

El problema también afecta a la seguridad ciudadana. La jornada está organizada por la Asociación Montañesa de Apicultores y la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria con la colaboración de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, la Concejalía de Medio Ambiente y Salud Pública del Ayuntamiento de Torrelavega, la Plataforma STOP velutina Cantabria y la CODACC (Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica).

La inauguración correrá a cargo del consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria; el director general del Medio Natural, Antonio Lucio; y el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero. En la misma se abordarán las consecuencias medioambientales que tiene la invasión de estas especies exóticas, sociales y económicas provocadas por la vespa velutina, así como su especial impacto en las colmenas de abejas.

Se presentará el protocolo para el control de la vespa velutina en Cantabria y la orden de subvenciones para los ayuntamientos que adopten medidas de prevención. También se tratará cómo realizar el trampeo y control de la propagación de esta especie invasora, así como la eliminación de sus nidos.

Las Avispas carroñeras afectan la apicultura patagónica

Las Avispas carroñeras afectan la apicultura patagónica

Las Avispas carroñeras afectan la apicultura patagónica. Durante el mes de marzo, las avispas conocidas como «carroñeras» o «chaqueta amarilla» alcanzan su mayor cantidad, agresividad y actividad. Atacan no sólo a los humanos sino también las distintas producciones de la región argentina.

Chaqueta Amarilla
 
Las avispas carroñeras afectan la apicultura patagónica

 

 

COMPARTILO POR MAIL

 

Por:
Agencia Telam
12 Mar 20

 En la Patagonia existe preocupación en los técnicos e investigadores por la presencia de avispas conocidas como «chaqueta amarilla» o también «carroñeras». Afectan a la ganadería, a la fruticultura y a la apicultura e incluso a los humanos.

Insectos peligrosos

«Estas peligrosas avispas generan efectos negativos en las producciones regionales porque atacan al ganado a través de las heridas. Según explicó Maite Masciocchi, investigadora del Conicet en el INTA Bariloche, incluso su presencia genera estrés a las vacas», explicó a Télam. Durante el mes de marzo, las avispas conocidas como «carroñeras» o «chaqueta amarilla» alcanzan su mayor cantidad, agresividad y actividad. Y no sólo atacan a los humanos, sino incluso a las producciones regionales. Apicultura, ganadería y fruticultura, son blancos de sus ataques,  amplió la investigadora. La especialista advirtió además que estos insectos «son capaces de depredar colmenas débiles. También molestan en las actividades forestales interfiriendo con operarios, sin olvidarse de las consecuencias en sanidad y turismo». 

Chaqueta Amarilla

Las avispas chaqueta amarilla llegaron a la zona sur de la Argentina en la década de los 80. Penetraron desde Chile a través de los Andes para llegar a Mendoza, pasando por el Río Limay hasta Tierra del Fuego. «Son avispas sociales, invasoras y depredadoras. Con su gran plasticidad fenológica se adapta fácilmente a diversos climas, ambientes y suelos, motivo de su éxito e invasión en el mundo entero», explicó Masciocchi.
Estos insectos tienen un ciclo anual donde las reinas salen de la hibernación en septiembre u octubre, luego inician sus colonias subterráneas donde aumentan los individuos dentro de los nidos hasta abril o mayo, «momento en el cual muere toda la colonia y sólo sobreviven de una temporada a la otra las nuevas reinas que vuelven a invernar», detalló la investigadora. 

Alimentación

Estas avispas carroñeras se alimentan a principios de la temporada de frutas, flores y jugos. Durante el verano fundamentalmente comen proteínas de todo tipo. por lo que frecuentan lugares donde los humanos dejan restos de comida.  Los asados y sándwiches son parte de su menú ya que «cuentan con unas mandíbulas muy poderosas». 

Picadura Peligrosa

La picadura en humanos es «arriesgado porque el aguijón está cerca de la glándula del veneno, uno de los más peligrosos», alertó la investigadora.
Por esto, la experta recomendó «no andar descalzo debido a que es muy frecuente que anden en el piso y en las playas».
El Conicet está llevando adelante un informe sobre el valor y pérdida económica que genera la presencia de esta avispa.
No obstante, Maite Masciocchi indicó que combatirla no es fácil justamente porque es una especie de adaptación fácil. Por lo tanto para erradicarla «hay que hacer un trabajo serio y a gran escala».

es Spanish
X