Apicultura evita emigración juventud 17319

ifaiweb 1

emigracion-jovenes

Apicultura evita emigración juventud

El programa del IFAI involucra a productores de toda la provincia. Muestra cómo la apicultura evita la emigración de la juventud. Ya hay más de 200 colmenares en plena producción.

El nuevo Programa de Apicultura Subtropical Sustentable, desarrollado por el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), concita el interés de los jóvenes. Éstos ven en la producción de miel una alternativa más para quedarse y vivir de lo producido en la chacra. De esta forma la apicultura evita la emigración de la juventud. El curso que se impartió se acompañó con la entrega de insumos y el seguimiento para el desarrollo de la actividad. Esta acción motiva a los hijos de los colonos a seguir con el trabajo en el campo, pero sumando nuevas alternativas.
El citado programa se desarrolla en El Soberbio, Fachinal, Cerro Corá, Profundidad y en las 2000 hectáreas de Puerto Iguazú. Estos lugares fueron seleccionados por su cercanía a las áreas protegidas lo que asegura un producto de una calidad inigualable por la vegetación existente. Y eso hace distintiva a la miel misionera en el mercado local, nacional e incluso internacional.

Emigración

En el paraje Yabotí, se constató que entre las mujeres y los jóvenes existe más interés por la apicultura. El seguimiento que está haciendo el IFAI les da más seguridad para apostar por la apicultura. Esta actividad económica evita la emigración de la juventud e invita a buscar en su producción otro ingreso para vivir del trabajo en la chacra.

Curso

Alfredo Ramírez, un joven apicultor que realizó el curso, tiene 15 años. Está cursando el 3 año de la secundaria y comparte su tiempo entre el estudio y las abejas. “Me gusta mucho lo que hago, quiero seguir con la apicultura. Hice un trabajo de investigación para que en la escuela conocieran lo básico del mundo de las abejas. Mis compañeros también se interesaron. Estoy decidido a seguir estudiando para quedarme en la chacra y ampliar mis conocimientos sobre la miel y sus beneficios”, afirmó durante la entrega de equipamiento para que trabajen con más comodidad.
Otro de los jóvenes del paraje Yabotí, Eugenio Javier Arndt, 19 años, comentó que “en el curso aprendió mucho». Mi familia sabía obtener miel de forma artesanal, pero esto nos amplió la posibilidad de trabajo porque ahora sabemos cómo conservar nuestras colmenas. Nos enseñan como tratar a las abejas. A detectar enfermedades que les afectan para lograr más producción. Estoy entusiasmado. Mis padres me ayudan para ampliar las colmenas. También quiero quedarme en la chacra y vivir de esto. Aplicando lo aprendido te das cuenta que el trabajo de las abejas es insustituible”.
Lucas Ariel Arndt , 17 años, vive con sus padres también en la chacra. Colabora con los cultivos habituales de hierba, tabaco, maíz, mandioca y otros. “Vi en la apicultura la posibilidad de quedarme aquí y obtener más ingresos. El curso me motivó y gustó mucho. Quiero dedicarme a esto porque sé que hay mucho futuro”, indicó.
Oportunamente la coordinadora del programa, Graciela Hedman, explicó que “estamos trabajando en la colonia Yabotí con buenos avances. Ahora entregamos los equipos protectores  y otros insumos para más comodidad de los apicultores. Estos son lugares de excelencia en Misiones que nos aseguran un producto único y que se destacará en el mercado por los árboles y la floración existente en la reserva”.
El Programa de Apicultura Subtropical Sustentable reúne a colonos que tienen sus chacras colindantes con áreas protegidas y los parques provinciales. “Además de capacitarlos, también se les entrega los insumos necesarios para la tarea y se les acompaña en la comercialización del producto según las exigencias del mercado.”, recordó la funcionaria del IFAI.

Iniciación a la apicultura 121018

Iniciación a la apicultura

121018

La clausura en el Ramos Carrión contará con el experto Orosman Burgueño

 

Iniciación a la apicultura
Participantes del curso en centro de miel de Sagallos

 

Curso con Salida

En las próximas semanas, más de la mitad de los alumnos del curso de iniciación a la apicultura y a la empresa apícola promovido por la Diputación de Zamora comenzará su andadura profesional en el sector.
Así le consta a Francisco Alonso Anta, ingeniero agrícola encargado de dirigir la formación impartida durante este verano gracias al programa Smart-Rural del área de Desarrollo Económico de la institución provincial.

Participantes

En total, una veintena de personas ha asistido al curso de iniciación a la apicultura, inaugurado el pasado mes de mayo en el Centro de Interpretación de la Miel de Sagallos, desarrollado en la práctica en San Cristóbal de Aliste y clausurado el próximo sábado en el Teatro Ramos Carrión.
Para Anta, el balance es más que «positivo» a tenor de los resultados obtenidos: «Ya casi todos tienen su explotación con colmenas propias y un número importante de ellos, en torno al 60% de ellos, solicitará las ayudas de la Junta de Castilla y León destinadas a la primera instalación de jóvenes agricultores menores de 41 años», resume.

 

A su juicio, hay un «pequeño boom» en el movimiento social asociado a la apicultura. «Hay una creencia generalizada de que es una ganadería con una alta rentabilidad y una rápida recuperación de la inversión. Y debería ser así, pero estamos en años flacos», explica.

 

A su parecer, el cambio climático y la trashumancia están lastrando la actividad en términos generales. «El clima no es lo que era, hay muchos cambios bruscos en la meteorología. En junio por ejemplo estuvo lloviendo otra vez. Si llueve y las reinas no logran fecundar durante los ocho días de vuelo nupcial -el que hacen una vez en sus aproximadamente seis años de vida-, se hacen reinas viejas, dejan de ser fértiles y sus abejas obreras las matan. El nacimiento de una nueva reina en la colmena tarda unos cuarenta o cincuenta días y mientras tanto la colmena está parada, lo que implica tres meses de pérdida», incide lamentando por otro lado el impacto de los apicultores trashumantes llegados principalmente de Salamanca y Cáceres.

 

No obstante, pese a estas circunstancias, cabe recordar que el sector en la provincia goza de una buena salud, más si cabe desde la creación de la Federación de Asociaciones de Apicultores de Zamora el pasado mes de mayo. Por eso, a fin de seguir apostando por el aprovechamiento de los recursos naturales de la provincia en esta materia, el próximo sábado las salas polivalentes del Teatro Ramos Carrión serán el escenario de la clausura de este curso de iniciación a la apicultura y la formación de una empresa apícola.

 

La jornada en el liceo provincial comenzará a las diez de la mañana con la ponencia del apicultor Andrés Rivas, apicultor de San Cristóbal de Aliste que abordará la elaboración tradicional de colmenas de corcho. Media hora más tarde, el experto uruguayo afincado en Gran Canaria Orosman Burgueño ofrecerá una ponencia de introducción a la selección genética en abejas. Tras un parón para la entrega de diplomas y un tiempo de asueto para comer, la programación se reanudará a las 16.30 horas con la charla sobre la multiplicación de la colmena a cargo de este profesional, técnico criador de reinas de Apícola Canaria. La entrada será libre y gratuita hasta completar aforo.