Terrorismo ambiental 031120

Bayer, Monsanto y el glifosato en Bolsa

Nefastas inversiones y sus Imprevistos 

10.000 millones, la factura por el glifosato

 

terrorismo ambiental
¡Aspirina, qué se te indigeste la coliflor!

Y como parece que la apología del terrorismo ambiental también cotiza, de la mano de la multinacional de la aspirina Bayer, el gigante químico alemán ha presentado su músculo. Unos resultados bursátiles marcados de nuevo por las provisiones derivadas de los juicios abiertos en EEUU por el herbicida Roundup, elaborado a base de glifosato. Bayer ha elevado de nuevo el coste de zanjar los litigios hasta los 10.000 millones de euros. 

 

Bayer AG llegó a acuerdos verbales para resolver una parte sustancial de aproximadamente 125.000 demandas por cáncer en los EE. UU, heredadas de Monsanto, por el uso de su herbicida Roundup, glifosato, según la publicacion de Fortune de esta semana.

Los acuerdos, que aún no se han firmado y cubren entre 50,000 y 85,000 demandas, son parte de un plan Bayer de $ 10 mil millones para poner fin a una costosa batalla legal que la compañía heredó cuando adquirió Monsanto en 2018.

Si bien algunos abogados aún se mantienen, los pagos por casos resueltos oscilarán entre unos pocos millones de dólares y unos pocos miles cada uno, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque no están autorizadas a hablar en público.

Un aumento en las reclamaciones de Roundup, junto con algunas grandes pérdidas judiciales, han pesado sobre Bayer desde que la compañía con sede en Leverkusen, Alemania, gastó $ 63 mil millones para comprar el gigante agrícola Monsanto, acusado de terrorismo ambiental, que desarrolló el herbicida. Las acciones han caído alrededor del 40% desde que se cerró el acuerdo hace dos años, eliminando unos $ 39 mil millones del valor de mercado de Bayer.

La compañía destaca por momentos durante la jornada de hoy como uno de los pocos valores del Dax alemán que se desmarcan de las subidas. En sus caídas afianza las pérdidas superiores al 40% que acumula en Bolsa en lo que va de año.

El desplome asciende al 70% desde los máximos alcanzados en 2015, con anterioridad a la compra de Monsanto por 63.000 millones de dólares realizada en 2018. Esta macroadquisición abrió una espiral de juicio por el presunto efecto cancerígeno de uno de sus herbicidas, Roundup, elaborado a base de glifosato y acusado de terrorismo ambiental.

El impacto de estas demandas persiste más de dos años después, y la publicación de resultados de Bayer ha incluido un aumento en la factura para zanjar los litigios abiertos en EEUU. La anterior estimación situaba esta cifra en 11.000 millones de dólares (unos 9.400 millones de euros). A día de hoy Bayer suma otros 750 millones de dólares (unos 640 millones de euros) adicionales, hasta totalizar 10.000 millones de euros.

Este lastre del terrorismo ambiental se une a las provisiones millonarias también adoptadas por Bayer para ajustar a la baja la valoración de su negocio agrícola. En concreto, ha asumido un impacto adverso de 9.251 millones de euros por el deterioro del valor de estos activos, una cifra en la parte alta del rango que había anunciado la compañía a principios de octubre.

El impacto de las provisiones millonarias ha  provocado pérdidas de 10.803 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020, frente al beneficio neto de 2.677 millones registrado un año antes.

En mayo de 2019, después de menos de dos días completos de deliberaciones, un jurado de California ordenó a Monsanto pagar un poco más de $ 2 mil millones en daños punitivos y compensatorios a una pareja casada que ambos desarrollaron un linfoma no Hodgkin que, según dicen, fue causado por sus muchos años de uso.

Productos Roundup a base de glifosato

En marzo de 2019, un jurado unánime en un tribunal federal de San Francisco ordenó a Monsanto pagar aproximadamente $ 80 millones en daños y perjuicios por no advertir al demandante Edwin Hardeman sobre los riesgos de cáncer del herbicida Roundup.

En agosto de 2018, los miembros del jurado en la corte estatal de San Francisco ordenaron a Monsanto pagar $ 289 millones en daños al jardinero de la escuela Dewayne «Lee» Johnson, quien se está muriendo de linfoma no Hodgkin que el jurado encontró que fue causado por su exposición a los herbicidas de glifosato de Monsanto. El juez en ese caso redujo el veredicto total a $ 78 millones y el veredicto ahora está en apelación.

 

Total Page Visits: 294 - Today Page Visits: 5

Salvando a las abejas protegemos la vida