Colapso de Colonias 260819

Colapso de Colonias 260819

El Colapso de Colonias, también es conocido como desaparición o despoblamiento de colonias (o Colony Collapse Disorder, CCD, por sus siglas en inglés). Un fenómeno de los primeros años 2000 por el que una cantidad considerable de abejas obreras de una colmena desaparecen sin motivo aparente.

 

Colador de miel sin uso

Este fue en realidad el motivo para que yo abandonase la apicultura, el colapso de colonias. Este mediodía regresaba del Camping Valderredible en Polientes y venía buscando a Emiliano, un apicultor conocido para regalarle mi estupendo colador de miel. Es el único aparato que me queda en casa, dejando a un lado la pequeña biblioteca de literatura apícola .

Hace unos años, en el año 2017, por medio de la web vendí las demás máquinas de mi etapa de apicultor. Un extractor y un madurador. Los restantes utensilios de mano los regalé.

Continuando con el relato, decía que mi amigo Emiliano me enseñó las alzas de las colmenas que traía de su apiario.

Todos los cuadros vacíos de cría, polen o miel. Lógicamente, solo es un suponer, las abejas se han llevado todos sus alimentos cargados en las alforjas. Por qué razón van a dejar miel o polen a aquél que las está exterminando con sus productos químicos?

IMG 20190823 123652 lanczos3 - Colapso de Colonias 260819 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

Fue una visión que reconocí enseguida y que me reveló la respuesta a mi ofrecimiento. «Te lo agradezco amigo, pero para qué quiero el colador si no hay miel qué colar?» 

Sinceramente, aquella visión me dio pena y recordé un pasado no muy lejano en el que mis abejas y yo también sufrimos el colapso de colonias de abejas.

 

Pago en Especies

Por otro lado, todas mis colmenas, 25 colmenas Langstroth,  con 2, 3 o 4 cuerpos encima, estaban montadas según el sistema de Permapicultura. El sistema es una técnica apícola basada en un PROFUNDO RESPETO POR LAS ABEJAS. Variante de la Permacultura del australiano Bill Mollison, e hija de la Agricultura Natural o del «No-Hacer» del japonés Masanobu Fukuoka, supone una vuelta a lo natural. A la producción óptima de alimentos sin contaminar, ya que el permapicultor no interviene en las colmenas. Logrando con ello reducir sensiblemente los gastos de explotación mientras experimenta considerables aumentos de producción.)

Tuve conocimiento de éste por el argentino Óscar Perone, un apicultor defensor del «sistema del no hacer nada». A través de Skype mantuvimos varias charlas, cuando aún yo vivía en Polientes y mi amigo y yo teníamos un colmenar. Dicho colmenar estaba situado en el pueblo de Ruijas-Valderredible, Cantabria, España.

Cómo me esperaba, teniendo en cuenta el clima y la existencia de estaciones muy marcadas, con inviernos fríos, no resultó nada efectivo en Cantabria-España, mucho menos aún en Valderredible, Cantabria interior, donde impera el severo clima continental. En estos climas fríos, la Permapicultura, únicamente parece tener buenos resultados en las épocas más tórridas del verano, Julio y Agosto.

En esos calurosos días la temperatura ambiental puede asemejarse a los climas de otras latitudes más cálidas. Durante estos meses las colmenas se mantienen con la población a reventar y rebosan de vida. Pero una vez finalizados los calurosos días de mielada, iniciado septiembre, esas mismas colmenas decrecen en su actividad. Su final, a causa de la poca población, es la muerte a causa del frío por el gran espacio habilitado.

Opinión personal

Según mi modesto parecer, esta escasez de población que se acusa al final de la temporada lleva a las colmenas de abejas a su colapso. Posiblemente se deba a que cuando las abejas pecorean, por alguna razón, aún desconocida, se desorientan y no saben regresar a su colmena. La causa la desconozco, pero no debe estar muy alejada de lo que ya expresan algunos apicultores, estudiosos o científicos.

Es aventurado expresar una sentencia condenatoria, pero mi sensación es que hay demasiados productos envenenando el ecosistema . Herbicidas como el glifosato. Otros tantos fertilizantes. Otros tipos de cultivos no demasiado naturales o transgénicos. Y todo esto no pueden producir ningún efecto positivo en la naturaleza, sino todo lo  contrario.

CCD y Vespas Velutinas

Éstas mismas colmenas, referidas anteriormente, mi socio se las regaló a un apicultor que le ayudó a desmontar nuestro antiguo Colmenar. Eran los primeros años de la década y se empezaba a hacer patente la aparición de esa enfermedad CCD (siglas en inglés). Síndrome que arruina nuestros colmenares. Sería en aquél año, quizás antes, cuando sufrimos sus efectos en nuestras colonias.

Micro-clima

Recuerdos

Como decía, volvía al pueblo pensando en regalar el colador de miel a mi amigo apicultor. Hoy recordábamos aquellos años 80 y 90 en que las colmenas producían miel en grandes cantidades.

Me comentó una anécdota de cuando yo le pedí unas alzas para usar en mi apiario ya que no tenía suficientes. Eran otros años y él las tenía todas ocupadas. Hoy me mostró en su garaje, almacén de todos sus aperos y utensilios para el trabajo apícola, la pila de alzas cubriendo toda la pared hasta el techo del enorme espacio.

El hombre regresaba de revisar sus apiarios, sudoroso y cansado. Mientras observaba la carga que traía en su remolque comprendí que el colador regresaría a su lugar de origen en mi garaje. Su colmenar también había sido atacado por el Síndrome de despoblamiento de la Colmena, el colapso de colonias.

El colador de miel finalmente acabaría, como una reliquia, colgado de alguna pared del garaje de mi casa .

 

 

 

 

Propiedades de la Miel 160819

propiedades

propiedades

Propiedades y beneficios

Las propiedades y beneficios de la miel natural de abeja han sido conocidas desde el amanecer de los tiempos. Siempre aprovechados por distintas sociedades a lo largo de la historia.  Actualmente esta sustancia constituye uno de los endulzantes naturales primarios más importantes. Sus beneficios van desde un sabor agradable al paladar, hasta la posible prevención y tratamiento de enfermedades.

 

     Polinización

Las abejas pasan toda su vida polinizando flores y haciendo miel. El polen que las abejas recolectan de las flores para crear su rico producto. Las abejas también se alimentan de miel. Los apicultores, conocedores de sus propiedades, son los responsables de la recolección que será destinada para el consumo humano.

Después de que el apicultor cosecha los panales, quita los opérculos de las celdas. Las abejas usan estas tapas de cera para sellar la miel y conservarla. Una vez extraída la miel del panal, es hora de procesarla.

 

     Miel Procesada

No todos los apicultores procesan su miel.  Ésta se comercializa sin procesar  con palabras como cruda, orgánica, sin filtrar o natural impresa en la etiqueta. Estas palabras son sinónimos para decir sin procesar. Los apicultores que eligen procesar su miel, después de extraída, deben hacerlo tan rápido  como sea posible. Ésto asegura que la miel alcanza la temperatura de pasteurización y se filtre. Es un proceso pegajoso y en el que deberás soportar temperaturas muy altas.

Se recomienda y es importante que la persona que lleve a cabo la operación sea paciente y diligente. El área donde se realiza el procesamiento debe mantenerse limpia y libre de insectos. Antes de comenzar el proceso, asegúrese de que todo su equipo esté seco. De otra forma, probablemente la miel absorberá el agua y, si contiene demasiada, fermentará.

 

     Experiencia: un grado superior

La experiencia es una capacidad que se adquiere en cualquier actividad de la vida. Se suele decir que la experiencia  es la madre de la ciencia, un grado superior.

Para aprender a ser apicultor, debes adquirir aptitud y actitud apícola.   Con la ciencia, el estudio, se adquiere la aptitud apícola. Aprenderás todos los conocimientos necesarios que serán «los mimbres con los que hacer tu cesta». Con la práctica interiorizarás esos conocimientos y adquirirás la actitud apícola.

Una manera de actuar y comportarse que te permitirá enfrentar con éxito situaciones inesperadas. Y por fin, unidas actitud y aptitud, lograrás la experiencia.

Apicultores Experimentados

Los apicultores experimentados pueden reconocer los tipos de miel. Solo con mirar el recipiente que la contiene podrán decir el tipo de flor del que está compuesta. Las flores que visitaron las abejas obreras que recolectaban polen. Pueden hacerlo observando el color.

El tipo de flor de la cual las abejas recolectan el polen también afecta el sabor. De igual forma, otros factores pueden afectar al sabor como la calidad del suelo y la calidad del panal.

Generalmente, cuanto más claro es el color más suave es el sabor. Por el contrario el sabor es mas fuerte cuando el color es más oscuro. Normalmente la mayor o menor claridad de la cera de los panales estriba en el número de temporadas de uso de ese panal.

Hay aproximadamente 300 variedades diferentes de miel producidas en los Estados Unidos.

honey 5732 1920 - Propiedades de la Miel 160819 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

Los opérculos son tapones de cera. Las abejas tapan las celdas de los panales llenas de miel. Éstos pueden usarse para hacer velas de cera de abeja. Para quitarlos antes de extraer la miel es conveniente usar un cuchillo desoperculador.

Para la salud consciente, la miel es un gran sustituto del azúcar blanco. Es el mejor y más sano endulzante. La miel contiene proteínas, vitaminas y una serie de enzimas muy beneficiosas para el organismo.

Mientras está en el panal tiene un sabor más natural que una vez extraída. Una vez extraída es perfecta para añadir y aromatizar tés y se usa como aditivo al cocinar.

 

     Medicinal

Los fanáticos de la medicina natural siempre han sido grandes defensores de su uso con fines medicinales. Se cree que es una excelente manera de aliviar el dolor de garganta. Ayuda a regular la presión arterial, las quemaduras, las heridas por presión y las heridas infecciosas.

Ha sido utilizada por los boticarios chinos para aliviar dolores y molestias. Los egipcios preferían usarla cuando trataban heridas. Incluso los griegos y los romanos dejaron literatura. En ella se habla de los beneficios medicinales para curar diversas formas de enfermedades.

Procesamiento de miel cruda 160819-

cucharada miel
procesamiento miel cruda
Miel Cruda Procesada

Miel Pasteurizada

Una vez que el apicultor recolecta la miel de su cosecha, inmediatamente debe realizar el procesamiento. La miel cruda se cristaliza cuando se deja reposar. Es necesario calentarla a una temperatura  entre 150 y 170 grados porque transporta la bacteria que causa el botulismo. Esta bacteria puede ser peligrosa ya que es la misma bacteria que causa la intoxicación alimentaria.

La miel es más dulce que el azúcar de mesa. El problema con el azúcar artificial de mesa es que es de color blanco una vez refinada. En bruto sin procesar es marrón. La miel se pasteuriza para eliminar las bacterias como el botulismo para que sea seguro comer y añadir sobre otros alimentos.

 

    Miel cruda de Color Dorado

El color de la miel, realmente, no es dorado. Es clara y pastosa antes de que se cocine hasta el punto en que se carameliza. También tiene su función en la medicina y en muchos suplementos vitamínicos.  Cruda y sin procesar tiene un alto nivel de antioxidantes y enzimas. Además de que ayuda en la digestión, también posee otras propiedades saludables.

 

    Desplazando al Maíz

Lo bueno de la miel es que está reemplazando lentamente al jarabe de maíz. Éste se utiliza en muchos de los alimentos que comemos hoy en día. Está relacionado con la diabetes porque la gente abusa y lo come en cantidades elevadas. La miel está sustituyendo al jarabe de maíz porque es un producto natural. El jarabe de maíz se procesa mecánicamente.

La miel también se usa en la cerveza y otras bebidas como los tés. Se está convirtiendo en un producto sumamente útil que impulsa a muchos apicultores a producir miel de alta calidad. Durante los últimos 2700 años, según la historia, la miel se usó en medicina para proporcionar alivio tópico para las erupciones. También para tratar la irritación de la piel. La condición llamada MRSA (pronunciada -mersa- un tipo de infección por estafilococos resistente). La miel también es buena para mezclar con limón para curar la laringitis. También se usa para tratar la conjuntivitis contagiosa  (ojo rosado).

    Formas diferentes de procesar la miel

Entre las más comunes está la miel en panal que se calienta y se trata a través de la pasteurización. De ahí se obtiene la miel cruda. Es la base para la miel pasteurizada que se ve en las tiendas hoy en día. Se recomienda a los padres que tengan cuidado cuando administren productos de miel a sus bebés. Los niveles de ácido y la posible exposición a las bacterias del botulismo les puede producir una intoxicación. Es por eso que siempre se aconseja comer miel que haya sido pasteurizada.

No sabemos a qué tipo de exposición química u orgánica han estado las abejas que produjeron la miel. Por ello debemos ser prudentes. Consumamos miel que haya sido tratada o elaborada por un agricultor orgánico que produzca miel cruda. Ese es el tipo de miel más seguro que podemos ingerir. No nos expondrá a bacterias perjudiciales para la salud.

honey 823614 1920 - Procesamiento de miel cruda 160819- - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

Muchos apicultores están tratando de certificar la miel que producen como miel orgánica. Han dejado de creer en producir un producto usando pesticidas y químicos dañinos. Los productos orgánicos son la mejor opción. Estos agricultores solo producen un producto en las fincas, plantaciones o tierras que no están tratadas con productos químicos.

Para que se pueda considerar una agricultura ecológica tiene que adaptarse a unos estrictos estándares de calidad. El apicultor se adherirá a ellos pues es lo que el mercado espera de su producto. Los apicultores suelen conocer la forma natural de las cosas, especialmente cuando se trata de la miel que producen.

Vendiendo miel a un mercado local 150819

botes-muestra

Vendiendo miel a un mercado local

Vendiendo al Mercado LocalDiferentestiposdemielparalaventa - Vendiendo miel a un mercado local 150819 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

     Proyectos

La mayoría de las personas que se aficionan a la apicultura buscan obtener, además de tiempo de ocio y descanso, unos ingresos adicionales vendiendo la miel que produce su apiario a un mercado local. Y, además de divertirse, obtener unos ingresos que financien su actividad apícola. Muchos apicultores deciden vender su cosecha anual y otros productos en el mercado más próximo, en un mercado local, a vecinos, familiares, vecinos y conocidos.

 

     Ferias y Mercados

Normalmente suelen montar un puesto en la carretera más cercana a su explotación para exhibir sus productos. Junto con la miel producida en sus colmenas venden otros productos como bayas, manzanas y vegetales que han cultivado en sus huertas. Si un producto es de calidad, su miel puede comenzar a aparecer en los puestos de las ferias y los mercados de agricultores. Algunos pequeños productores adquirirán suficiente fama como para vender su producción en las tiendas de comestibles locales.

 

     Apicultor Local

Los apicultores que venden sus productos a nivel local suelen ser propietarios de solo unas pocas colmenas. La clave para difundir su producción, una técnica de marketing local exitosa, es proporcionar a los clientes un producto de calidad.

Además es importante prestar un servicio personal que muestre buenas habilidades de relación con el cliente. Los apicultores que comercializan su miel generalmente disfrutan el contacto cara a cara con sus clientes. A menudo, la venta de la miel tiene tanto que ver con la amistad como con el producto.

Vendiendo su miel localmente los apicultores deberán cuidar e interesarse activamente por su producto. Asegurarse de que su vitrina o expositor se mantengan limpios. Deben pasar una cantidad significativa de tiempo diseñando el paquete o encargar su diseño a una empresa especializada.

Las botellas o tarros de miel deben ser de plástico transparente o vidrio. La botella debe ser atractiva, algo que llamará la atención de un cliente. Una etiqueta deberá estar pegada en la botella. La etiqueta debe ser clara y fácil de leer.

En la etiqueta debe estar claramente impresa el tipo de producto, la clase de miel y el nombre del apicultor que produjo la miel. La botella de miel debe ser algo que el cliente querrá exhibir en el mostrador o la mesa de su cocina.

 

     Letreros

Si usted es un apicultor que planea vender su producción en un puesto de la feria o mercado, debe asegurarse de que tengan un letrero que pueda ser leído fácilmente por los transeúntes. Si decidiera poner su puesto en un aparcamiento el letrero debería poder ser visto por los conductores. En letras grandes, el cartel debe indicar Miel a la Venta.

El letrero debe ser llamativo, pero simple. Con diseño complejo, los conductores no podrán leerlo. Trate de mantener la sombra sobre su puesto de trabajo. Un cliente cómodo tendrá más probabilidades de dedicar su tiempo y gastar algo de su dinero en la compra de su producto.

Vigila la miel que vendes. Si nota que alguna de las botellas de miel empieza a cristalizar, cámbiela inmediatamente por una botella nueva.

Muchos apicultores afirman que instalar una colmena, se entiende que vacía, cerca de su puesto de estacionamiento ayuda a atraer el interés de los clientes. Los apicultores exitosos distribuyen literatura apícola, lo que da a los clientes una visión que parece aumentar las ventas.

Distribuir tarjetas que tienen recetas que usan miel le da a los clientes una idea de cómo pueden usar la miel que están comprando. Muchos apicultores fomentan la entrega de muestras gratuitas y promueven el gasto de tiempo para conocer a posibles clientes.

Cuando esté poniendo precio a su miel, asegúrese de considerar la demanda en esa época y el costo de todos los elementos adicionales, envases, imprenta, etc., que está utilizando para hacer de su cosecha un producto fácil de  comerciar.

PD: Estas prácticas y ejemplos pretenden mostraros que la apicultura es una afición que dispone de una buena colección de recursos para hacer de ella un medio de vida. Seguro que vosotros tenéis muchas otras ideas para monetizar vuestra afición.

Negocio de apicultura 150819

negocio apicultura

 

negocio venta miel
Puesto en el Mercado

 

Negocio

Para comenzar tu propio negocio de apicultura, será un momento emocionante y divertido, deberás entrenar. En realidad será una tarea que dé mucho trabajo y consuma mucho tiempo. Gran parte de las personas que están en apicultura, en realidad lo toman como un pasatiempo. Pero tener un pasatiempo o una actividad como medio de vida son dos cosas completamente distintas. En la primera inviertes tu tiempo y, en algunos casos, un dinero limitado.  En la segunda se trata de tu sustento con el que estás tratando de ganarte la vida.

 

    Picaduras

La apicultura, dejando a un lado la cuestión de las picaduras, es como la agricultura. Debes que estar al tanto de las demandas del mercado y ser tecnológicamente inteligente. Gran parte del negocio dependerá de lo rápido que puedas producir un solo producto.

 

    Antigüedad

Sin embargo, aquí es donde aprenderá que la apicultura no es así. Si espera obtener una ganancias de forma rápida, olvídalo. El negocio tendría que haber estado en funcionamiento desde hace mucho tiempo.  Además, deberá de haber seguido las tendencias exigidas por el mercado.

Hoy en día es necesario tener un sitio web. Si no, considérese un fósil en el área de negocios, porque ése será su único enlace con resto del mundo. Comprenderá que es fundamental tener un sitio web,o al menos un blog, donde comparta sus experiencias y actividades apícolas.

 

     Compañías

La mayoría de las grandes compañías que comercializan la miel, trabajan con infinidad de pequeñas empresas apícolas que simplemente no están equipadas para manejar la producción masiva de miel y dedicarse a la venta.

Además las pequeñas empresas no ganarán mucho, dado que les pagan la miel a peso y la cantidad promedio que cosechan después de haber pasado toda la temporada no es importante. Los apicultores comerciales promedian un par de miles de libras, pero los tienen que impulsar la producción si quieren promediar por lo menos $ 15-30 por año.

 

     Comercialización

Éste es un campo competitivo para vender miel y producir productos de cera de abeja, ya que la industria de la apicultura no funciona como una cooperativa, como lo hacen muchos agricultores orgánicos en la época en que trabajan juntos. La apicultura es un trabajo subcontratado y muchos de estas pequeñas empresas son subcontratadas por estas grandes corporaciones para producir miel bajo su marca y su línea de alimentos.

 

     Empresas y Contratos

La subcontratación puede sonar bien, pero también compiten por estos contratos otras muchas pequeñas empresas. El alto riesgo es que pueden perder sus contratos si las compañías que lo contratan no están satisfechas con su producción por cualquier motivo. Podría ser la calidad del producto a cualquier otro detalle.

Es por eso que es un negocio arriesgado porque nunca se sabe cuál será el resultado y cómo funcionará el mercado justo durante la temporada. Esto es en lo que un apicultor se basa para hacer su previsión financiera, que es la cantidad que anticipan para hacer su inversión estacional.

Los apicultores tienen que basar su balance financiero a través de la previsión del buen o mal clima y la temporada con la demanda del mercado. Pero no siempre se puede predecir el buen clima, lo cuál es la mayor preocupación de muchos. Tienen más factores de los qué preocuparse que los agricultores, ya que puede marcar la diferencia que llueva y el clima más fresco es adecuado para los alimentos que cultivan. La apicultura depende de la actividad de las abejas y de lo bien que puedan producir la miel, ya que las abejas están más activas con ciertos climas y temperaturas.

En definitiva, si espera prosperar en este negocio, entienda que es mucho trabajo y mucho el tiempo que invertirá. Los resultados los podrá ver cuando esto funcione, a medio o largo plazo.

Ecosistema de Enjambres 120819

enjambre abejas ecosistema

Ecosistema de Enjambres 120819

Primavera

La primavera es el momento en que las abejas se reproducen y se puede observar el ecosistema de enjambres.  El medio natural de multiplicación de colonias para las abejas se llama enjambre. El período de formar enjambres en primavera  suele durar alrededor de tres semanas.

enjambre 1 1 - Ecosistema de Enjambres 120819 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

 

Barba de abejas

Cuando la colmena tiene demasiada población en los meses de verano, cuando el ecosistema está en plena cosecha, se forman los llamados enjambres en barba de abejas. El enjambre que se formó dentro de la colmena se desborda por la piquera y queda colgando de ésta, formando la barba de abejas.

Normalmente, en el ecosistema, un solo enjambre de abejas se divide en dos durante el período de enjambre. Eventualmente, sobretodo si los enjambres se forman en barba de abejas, pueden formarse otros más pequeños, enjambres secundarios, terciarios, etc.

En esta entrada trataremos de cómo es el Ecosistema de Enjambres.

enjambre barba

Aunque parezca caótica la situación, en realidad piensa que si te encuentras con un enjambre estás de suerte, ya que podrás tener una nueva colmena sin que sea necesario que compres un enjambre, o salgas al campo en su busca.  Única y simplemente será necesario que coloques otra colmena vacía al lado de la barba de abejas.

Dentro de esta nueva colmena añadirás panales nuevos con cera sin estirar y algún panal con miel operculada. Coloca la entrada próxima al enjambre en barba de abejas. Ayudándolas con un poco de humo de tu ahumador te será fácil empujar y recoger el nuevo enjambre y preparar así una nueva colmena. Ellas solas entrarán como corderos a su nuevo corral.

 

   Checkerboarding o Tablero de Ajedrez

 

El enjambre generalmente significa una pérdida de fortaleza de la colmena, lo que a su vez conlleva una pérdida de producción.  Por ello los apicultores tratan de desalentar este comportamiento. Para eliminar la necesidad de enjambrar en sus colmenas los apicultores compran nuevas abejas reinas cada primavera para reemplazar a sus viejas reinas.

Éstas, las reinas viejas, son más propensas a enjambrar ya que se las nuevas reinas vírgenes son más productivas y hacen puestas más abundantes. Las colmenas necesitan un cambio de reina,  al menos, cada 3 años para mantener su  población en pleno rendimiento.

 

   Colonia de Inicio

Otro método comúnmente utilizado por los apicultores para desalentar la formación de nuevos enjambres es la creación de una colonia de inicio. Crear una colmena de arranque y luego dividirla anima a las abejas a permanecer en sus colmenas.

Algunos apicultores creen que las abejas solo necesitan enjambrar cuando tienen abundante comida en la colmena. Los apicultores que suscriben esta teoría utilizan un método llamado checkerboarding o tablero de ajedrez.

Para desactivar ese instinto que lleva a sus abejas a enjambrar, el apicultor retira unos panales en sus colmenas, algunos de los cuadros de miel, e introduce en su lugar cuadros con cera nueva estirada. Las abejas perciben que no tienen miel de reserva  y por lo tanto se elimina en las abejas la necesidad de enjambrar.

 

     Reina Vieja

Es inusual que las abejas enjambren cuando hay una reina joven en la colmena de abejas. A medida que pasa el tiempo y la Reina envejece es cuando la colmena se prepara normalmente para formar nuevos enjambres. Por lo general la reina mayor se va con el enjambre primario, dejando una reina virgen en su lugar. Cuando la reina vieja se prepara para enjambrar con el enjambre primario, deja de poner huevos.

Se concentra en ponerse en forma para volar cuando salga de la colmena (será la única vez que la reina volará desde que salió en su vuelo nupcial). Cuando los enjambres más pequeños abandonan la colmena, suelen ir acompañados de una reina virgen.

 

   Reina Virgen

Cuando un enjambre deja la colmena por primera vez, las abejas no suelen alejarse demasiado de la colmena que siempre han conocido. Después de huir del nido, las abejas se asientan en una rama de un árbol cercano o debajo de un alero de una edificación.

Las abejas obreras se agrupan alrededor de la reina, protegiéndola. Una vez que tienen a la reina protegida, abejas exploradoras recorren los alrededores. Una vez que hallan un lugar adecuado para establecer una nueva «colmena», lo convertirán en su nuevo hogar.

 

   Abastecimiento

Algunos apicultores ven el enjambre como una ventajosa manera de abastecer sus colmenas. Un criador de abejas experimentado no tiene problemas para capturar un enjambre. Los apicultores pueden usar una feromona para atraer el enjambre de abejas.

 

     Abejas Africanizadas

Cuando pululan, las abejas no llevan comida adicional con ellas. La única miel que pueden tomar de la colmena paterna es la miel que consumen.    Aunque las abejas normalmente se agrupan solo durante la primavera, no ocurre lo mismo con las abejas africanizadas.

Mal llamadas abejas asesinas, en los climas tropicales donde habitan pueden crear mas de un enjambre. Las abejas africanizadas también enjambran cuando tienen dificultades para encontrar comida en su ecosistema.

Por lo general, las abejas no persiguen a las personas cuando están en su ecosistema y forman parte de un enjambre, pero su presencia en un lugar causa mucho temor en las personas. Normalmente es habitual que se llame a un apicultor para capturar un enjambre de abejas.

 

Biología de la Abeja 120819-

biologia abejas

Biología de la abeja 120819-

 

La biología de las abejas es diferente en todo el mundo pues existen aproximadamente 20,000 especies de abejas, lo que hace que los apicultores se interesen por el polinizado cruzado. Cuando las abejas cambian las flores que recolectan, no solo cambia la miel producida por ese polen, sino que crean nuevas especies de flores. También cambia la consistencia de la miel.

    La miel el producto

Los apicultores rastrean a las abejas cuando se cruzan con otras especies apícolas y así es como siguen sus hábitos desde el apareamiento hasta el origen de procedencia. Los apicultores también realizarán un seguimiento de su producción de miel ya que a diferentes especies de abejas también se producirán distintos aromas, sabores y consistencias de miel y dependerá en buena parte de la Biología de las Abejas.

 

     Origen

Por su biología se conoce que la mayoría de las abejas se originaron en lugares de Europa, África y algunas partes de Asia, pero a causa de los movimientos migratorios a lo largo de la historia, que se iniciaron los la colonización y la llegada de Órdenes religiosas como los Jesuitas, las abejas y la apicultura fueron trasladadas a los diferentes estados de América a lo largo de los siglos. Las abejas se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida.

 

     Evolución

Las abejas, su biología, evolucionaron de las avispas, de las cuales descienden, con la diferencia de que las avispas no son insectos polinizadores. La capacidad para organizarse de las abejas rivaliza con las avispas, los escarabajos, las moscas y las mariposas. Las abejas también se clasifican en dos clases sociales que son ideales para que los apicultores adapten su sistema de manejo de abejas y colmenas.   Su biología implica que la mayoría de las abejas nacidas sean hembras, nazcan pocos machos, y las hembras lucharán entre sí por el control de la colmena y la colonia.

 

     Abeja Africana

Actualmente, la mayoría de las personas, cuando escuchan hablar sobre las abejas africanas, piensan que son abejas asesinas. En realidad, de hecho la abeja africana no es tan peligrosa como la gente cree que es. Es esta especie de abeja, su biología, sin duda, la más popular entre los apicultores y la industria de la miel.

7143826 10951921 - Biología de la Abeja 120819- - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

Las abejas africanas son las más criadas pues producen miel de trébol, que es la miel más utilizada y producida. Una de las razones por la que la abeja africana es tan popular es porque no es una especie con una biología agresiva que ataca fácilmente a alguien. Otra cosa distinta es que atacarán cuando estén defendiendo la colmena y su Reina. Normalmente residirá permanentemente dentro de la colmena después de su vuelo nupcial, en que ella es inseminada por varios zánganos. No se la verá nunca más. Por lo general, la mayoría de los apicultores eliminan algunas alzas de la colmena, conservando únicamente la cámara que contiene a la reina.

 

    Vuelos Molestos

Las abejas son generalmente dóciles, pero se vuelven molestas cuando vuelan a nuestro alrededor durante las comidas campestres. Esto es debido al hecho de que su sentido del olfato las guiará hacia dónde estamos y no tienen una buena vista. Su sentido del olfato es lo que las ayuda a encontrar las flores que polinizan y, a veces, las confunden con el olor del alimento de las personas.

El olor puede imitar a las flores, lo que puede hacer que se mezclen sus aromas. Esta es la razón por la cual es probable que encuentre abejas pululando alrededor de la basura porque los desechos de las envolturas de los alimentos las puede atraer, porque los aromas dulces se parecen a las flores y las plantas.

Los apicultores deben tener cuidado al dispensar su basura porque las abejas pueden oler aromas dulces desde largas distancias y, algo que puede ser inofensivo como desechar la basura, puede convertirse en un gran problema de plagas cuando comienzan a reunirse en lugares que no son su hábitat normal.

Ciclo de Vida de la Abeja 090819

ciclo de vida

Ciclo de Vida de la Apis Mellífera 090819

Un apicultor que desee tener éxito deberá conocer y entender el ciclo de vida de la apis mellíferaEl ciclo de vida de las abejas es un proceso único y fascinante.

CICLO DE VIDA

    El parto

El ciclo de vida comienza con el huevo. La abeja reina pone un huevo en cada una de las celdas construidas con tal propósito. Su función esencial y casi única será poner huevos. Una vez que la reina ha puesto el huevo y se ha desplazado para poner otro (durante los meses de primavera, la reina puede poner un promedio de 1900 huevos por día) el huevo queda fijado al fondo de la celda con una especie de líquido pegajoso similar al moco. Básicamente esa es su labor durante el ciclo de vida.

ciclo de vida de la abeja
Reina rodeada de sus Obreras

    La Larva

Cuando el huevo eclosiona emerge una larva. Las abejas nodrizas se encargan de cuidar las larvas jóvenes. Alimentan los huevos con pan de abeja. El pan de abeja es una extraña mezcla de secreciones de sus glándulas y miel. Las larvas pasarán por cinco etapas de crecimiento distintas.

Después de cada una de estas etapas, las larvas cambian su piel externa. Cuando la larva tiene seis días de edad, una abeja obrera viene y tapa las larvas, cortando el opérculo de la larva en su celda. Las larvas permanecen en el capullo de ocho a diez días, cuando emerge del capullo es una abeja joven completamente formada.

larvas de abeja

 

    Longevidad

La duración promedio del ciclo de vida promedio de la abeja depende de qué propósito cumpla la abeja en la colmena. Una abeja reina puede vivir durante dos años siempre y cuando pueda inseminarse con suficiente esperma durante su vuelo nupcial.

Una buena abeja reina fuerte puede poner hasta 2000 huevos por día. Ella está a cargo de matar a sus hermanas y madres, ya que sólo puede quedar una reina en la colmena. La abeja reina no tiene que preocuparse por cuidarse a sí misma, siempre está rodeada por un séquito de abejas obreras que la alimentan y eliminan sus desechos.

    Abandono

No es raro que la abeja reina de edad abandone el nido en la primavera. Cuando el resto de la colmena se prepara para enjambrar ella sale junto con el primer enjambre. Los expertos creen que la reina produce algún tipo de feromona que impide que las abejas obreras se interesen en el sexo.

Una abeja reina que no ha hecho su vuelo nupcial se llama reina virgen. Las abejas zángano son abejas macho que viven solo para inseminar a las reinas durante el vuelo nupcial de las reinas.

    Efímero y Esencial

Después de aparearse con una reina, el zángano muere. Durante los meses de invierno, una abeja obrera puede vivir hasta ciento cuarenta días. Durante los meses de verano, la abeja obrera tiene la suerte de vivir durante cuarenta días.

La corta vida útil del verano se debe a que las abejas obreras, literalmente, están trabajando hasta la muerte. Los deberes de la abeja obrera son amplios y variados.

    Obreras Estériles

Las abejas obreras, llamadas abejas nodrizas, se encargan de cuidar a las larvas jóvenes.  Son otras obreras los que  recolectar polen para convertirlo en miel. Algunas pasan su tiempo rematando panales de miel, otras son responsables de cuidar a la reina. Las abejas obreras se encargan de matar a las abejas no deseadas y limpiar la colmena. Puede haber cualquiera de veinte mil a doscientas mil abejas obreras en una sola colmena. Las abejas obreras son siempre estériles. Si una abeja obrera pone un huevo, éste se convierte en una abeja macho, en un zángano. Las abejas obreras son las abejas que actúan como soldados defendiendo la colmena.

La supervivencia de la colmena de abejas depende de que la colmena tenga una reina sana que ponga huevos. Si algo le sucede a la reina, la colmena morirá. Muerta la reina se acaba el ciclo de vida de la colmena.

Guía Apícola 070819

guía apícola

Guía Apícola: Aprende y Practica

 Cambia tu vida con nuestra Guía Apícola

Y con nuestra Guía Apícola, añade Emoción, Actitud y Aptitud Apícola.

 

Introducción a nuestra Guía Apícola

Esta guía apícola te adentrará en los fundamentos de la apicultura. Desde los más básicos hasta las prácticas más avanzadas que deberás experimentar por ti mismo. Aquí te mostrará las técnicas adecuadas que tendrás que aprender para usarlas en el momento oportuno.

Porque que yo sepa y de momento, que todo puede ser cuando entra en juego la genética y sus bebés a la carta, al menos hoy en día, los bebés no nacen con casco de ingeniero, fonendoscopio  de médico, botas de futbolista, sotana de cura, hábito de monje o de monja, azada del agricultor, etc.

Ni siquiera Nadal, quién lo diría, nació con una raqueta de tenis en la mano. Y por lo que yo sé de  momento, al menos yo no conozco ninguno, ningún bebé nació con traje de apicultor. Aunque, como digo, todo llegará.

Así que empápate de apicultura con nuestra Guía Apícola y déjate de monsergas. Deja de creer que hay que tener alguna virtud especial para ser apicultor. Digo esto por que todas las personas, mujer u hombre, hombre o mujer, tienen las mismas capacidades para aprender el oficio o cultivar la afición que les plazca.

Únicamente es necesario conocer a las abejas y su modo de comportarse en su ecosistema apícola. Esta Guía Apícola te dotará de esos conocimientos para poder interactuar con la serenidad y la rapidez requeridas.

Por que es aconsejable permanecer el tiempo justo y necesario para realizar las operaciones programadas. Ni más ni menos. Así que aprende nuestra Guía Apícola.

Cualquier persona puede ser apicultor. Lo único necesario es tener nuestra Guía Apícola, ganas y deseos para actuar como un apicultor.
Entonces, por qué no dedicarse a la apicultura teniendo la ayuda de nuestra Guía Apícola?

 

A continuación nuestra guía apícola te indicará algunos de los posibles argumentos que te animarán a decidirte por esta actividad:

Pros:

Es un trabajo apasionante del que nunca te cansarás.

Es una afición educativa que se inicia con esta Guía Apícola.

Es un trabajo formado por una serie de tareas entretenidas.

Es un trabajo en el que estás en contacto continuo con la naturaleza.

El apiario será tu oficina de trabajo, tu empresa.

Por fin tendrás un trabajo fijo y remunerado.

La inversión inicial mientras inicias tu aprendizaje con nuestra Guía apícola es mínima y, después, dependerá de tus necesidades económicas. 

Nunca te llevarás el trabajo a casa y, salvo alguna picadura los primeros días y hasta que te camufles como una abeja obrera más, te tomarás los tiempos de descanso siempre que quieras.

Te olvidarás de las prisas del jefe por acabar un trabajo, sólo el clima te condicionará.

Es un trabajo cómodo y descansado.

Es una actividad sana.

Sin la contaminación de las ciudades.

Estarás en la soledad absoluta acompañado de una población de miles…

 

Y ahora, nuestra Guía Apícola, desarrolla unos consejos que te ayudarán en las tareas de preparación o mejoramiento de tu actividad apícola.

 

1. INSTALACIONES 

Guía Apícola: Introducción

La ubicación y las condiciones estructurales del apiario deben tender a evitar la contaminación de la miel y la cera, el daño en las abejas y en la población humana circundante, además de los trabajadores que trabajan en él.

1. Guía Apícola : Ubicación

1.1. El apiario estará situado en lugares que no interfieran en la vida las personas, ofreciendo máxima de seguridad a la comunidad.

1.2. El ambiente del lugar en que asentemos nuestro apiario no debe sufrir contaminación ambiental que pueda afectar la calidad de miel y cera.

1.3. El lugar donde se sitúe el apiario debe contar con accesos adecuados.

1.4. Dicho lugar estará señalizado, en lugar perfectamente visible, indicando la existencia del apiario.

1.5. El apiario se ubicará cerca de fuentes naturales de agua o, de no ser posible, se colocarán bebederos que proporcionen agua limpia a las abejas.

1.6. El apiario estará perfectamente libre de malezas, hormigas y otros enemigos de las abejas. Ésto se hará contando con las las recomendaciones del ingeniero de montes enviado por la consejería de agricultura y ganadería.

1.7. Las colmenas estarán instaladas sobre un soporte compacto y resistente para facilitar el manejo y su ventilación. Otro detalle a tener en cuenta será la suave pendiente en la estructura para que escurra el agua.  Además permitirá el control de hormigas y de otros insectos enemigos de las abejas.

1.8. Nuestro apiario deberá situarse en un sitio nivelado y en suelos que cuentes con un buen drenaje. Tendrá además espacio suficiente para circular holgadamente detrás de las colmenas para realizar revisiones y otros manejos.

2. Guía Apícola: Control y seguridad biológica en las Instalaciones

2.1. En los casos en que los apiarios se encuentren ubicados en áreas próximas a explotaciones agrícolas que utilizan productos fitosanitarios, deberá existir una gran coordinación entre el agricultor y el apicultor. En sus reuniones se tratarán las fechas de aplicación de éstos.

2.2. El apicultor tomará las medidas de protección necesarias, como informarse de las aplicaciones de los distintos venenos que realizarán en la explotación:
-Fecha, hora y producto fitosanitario de aplicación.
-Épocas de reingreso del fitosanitario.
-Colocar una guardapiquera de malla y tapar el apiario con mantas húmedas de protección.
-A veces, dependiendo del producto y de la aplicación, deberá retirar las colmenas del lugar de aplicación de los fitosanitarios.

2.3. El apiario debe estar correctamente cercado y con cierres en buen estado, para delimitar el recinto e impedir el paso de personas y animales.

2.4. El acceso al apiario deberá estar convenientemente señalizado.

3. Guía Apícola: Condiciones Estructurales y Ambientales

3.1. El diseño de la ubicación del apiario y los materiales de preparación de las colmenas deben proteger la salud y la adecuada producción del enjambre.

3.2. Las colmenas estarán en buenas condiciones para proteger a las abejas de las inclemencias climáticas.

3.3. Es necesario tener determinadas herramientas y medios de carga de mano que faciliten transporte de  colmenas, como son carretillas, pallets, etc.

3.4. Será necesario tener un almacén o nave que permita el correcto almacenamiento de los materiales e insumos propios de la producción apícola.

3.5. Deberemos considerar la capacidad melífera de la zona para establecer el tamaño de los apiarios.

4. Guía Apícola: Cuidados Higiénicos

4.1. Antes de acometer el proyecto se deberá trazar un plan de higiene y desinfección de las instalaciones, colmenas y equipos utilizados. Planificar previamente el método de limpieza, los productos a utilizar, frecuencia de aplicación y los encargados  de llevar a cabo tal tarea.

4.2. Las personas responsables de la higiene y desinfección tendrán una adecuada capacitación y además de instrucciones escritas para la realización de sus tareas.

4.3. Los productos químicos usados en limpieza y desinfección deben estar permitidos por las autoridades competentes.

II. MATERIALES

1. Guía Apícola: Colmenas

1.1. En la fabricación de las colmenas utilizaremos materiales inocuos para las abejas. Asimismo no dejarán residuos contaminantes en la miel y cera.

1.2. Al comprar cera estampada solicitaremos al proveedor el análisis de residuos realizados a la partida adquirida.

1.3. Respetaremos las medidas estándar de fabricación de las colmenas pues tienen su importancia para la vida de las abejas.

1.4. Para la conservación de los materiales de las colmenas no utilizaremos derivados fósiles como gasóleo, parafina, queroseno, pentaclorofenol, pinturas con disolventes, aceite quemado u otros que generen residuos contaminantes. Es conveniente utilizar pinturas de epoxi, propóleos, resinas o
aceites naturales. Nunca aplicaremos pintura en el interior de las colmenas ni en los cuadros.

1.5. La cera será almacenada y conservada, usando productos que no dejen residuos en ella, ni afecten la inocuidad de la miel.

2. Guía Apícola: Equipos de manejo

2.1. Utilizaremos equipos lavables y desinfectables. Palancas y alza-cuadros serán de acero inoxidable.

2.2. Los recipientes utilizados en el apiario serán para uso exclusivo en el colmenar y estarán limpios y en buen estado.

2.3. Los equipos de manejo se guardarán en almacenes o naves destinadas a ello.

3. Guía Apícola: Combustible para ahumador

3.1. Emplearemos productos naturales no contaminados, como hojas, cortezas, ramas, etc. Evitaremos usar estiércol, petróleo u otros productos contaminantes como restos de cartón o madera con origen en la aplicación de fármacos.

III. CONTROL DE PLAGAS

1. Guía Apícola: Control de Plagas y Roedores

1.1. Todo apiario contará con un programa de control de plagas y roedores, de acuerdo al nivel de riesgo existente. Con éste, un sistema de registro avalará su funcionamiento.

1.2. Se deben registrar los productos utilizados y la forma de aplicación; un mapa de la ubicación de los cebos empleados, considerando un perímetro de protección; y un informe periódico que verifique la efectividad del procedimiento empleado.

1.3. Sólo se aplicarán plaguicidas aprobados por la autoridad competente e inocuos para las abejas.

1.4. La aplicación se ajustará a la legislación vigente, teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante.

1.5. El programa de control incluirá las instalaciones del local y el lugar de almacenamiento de basuras y deshechos.

IV. MANEJO SANITARIO

Guía Apícola: Introducción

La profilaxis en el manejo sanitario de los apiarios tiene enorme importancia en las tareas básicas. Debemos pensar que, con la aplicación de ellas, podemos afectar la pureza de la miel, de la cera y de otros productos derivados de la colmena, a través de la presencia de residuos principalmente.
Siendo así, que entendemos la sanidad apícola como el estado óptimo de salud de cada colmena, considerando las características individuales y el hábitat dónde se desarrollan, por lo que variará de una colmena a otra.

1. Guía Apícola: Sanidad Apícola

1.1. El apicultor es responsable de todas las medidas de manejo sanitario, realizadas por él o por el personal del apiario.

1.2. El apicultor estará al tanto de los cambios en la normalidad del apiario y actuará frente a ellos.

1.3. Tendrá una cuidadosa observación de la aparición de enfermedades y su tratamiento.

1.4. El apicultor deberá ser competente en el área.

1.5. El apicultor debe diseñar un plan de profilaxis en el apiario considerando medidas en el manejo para evitar la presencia de enfermedades. En este plan se incluirán la monitorización, la revisión de las colmenas y las recomendaciones de manejo.

1.6. Cada apiario puede contar con un registro de las visitas, revisiones y recomendaciones.

1.7. El apicultor deberá seguir las recomendaciones entregadas por el asesor técnico y dejar registro escrito de ello.

1.8. De detectarse una colmena con síntomas de enfermedades infecciosas, se deberá identificar claramente.

1.9. Si se desconoce la causa de muerte de las colmenas o no se tiene certeza del diagnóstico de una enfermedad, se deberán tomar muestras y enviarlas al laboratorio especializado para el análisis e interpretación de los resultados.

1.10. Ante la presencia de signos o confirmación de una enfermedad de denuncia obligatoria, ésta deberá ser comunicada a la consejería en cuestión a la mayor brevedad.

2. Guía Apícola: Manejo y Uso de Medicamentos

2.1. Los tratamientos con medicamentos de uso apícola, deben efectuarse única y exclusivamente después de obtener un diagnóstico certero.

2.2. Los medicamentos de uso apícola estarán registrados por el ministerio de agricultura e indicados para su uso en la especie Apis mellifera. Es decir, sólo utilizaremos productos veterinarios etiquetados en los que se indique la información detallada sobre las indicaciones de uso del producto, dosis, fecha de caducidad, contraindicaciones y reacciones adversas.

2.3. Las recomendaciones de uso de productos veterinarios, deben ser dadas por el asesor técnico, quien las entregará por escrito y deberán quedar archivadas.

2.4. Los productos naturales como extractos vegetales, aceites esenciales y/o ácidos orgánicos de cadena corta también deben aplicarse bajo la recomendación del asesor técnico.

2.5. Para evitar que los tratamientos sanitarios dejen residuos en la miel o en la cera, es esencial que el apicultor respete el régimen de dosificación y el periodo de resguardo
establecido.

2.6. No haremos tratamientos cuando las colmenas estén con alzas debido al riesgo de contaminación con residuos, tanto en la miel como en la cera.

2.7. En el apiario deberá mantenerse un registro de los tratamientos, que incluya productos utilizados, dosificación, vía, fecha de administración, período de resguardo y la identidad de las colmenas tratadas. Este registro deberá mantenerse por lo menos durante dos años y se deberá presentar cada vez que las autoridades competentes así lo exijan.

2.8. Los productos veterinarios se deberán almacenar en unas instalaciones seguras y bajo llave y fuera del alcance de niños, animales y de personas no autorizadas.

2.9. Los ácidos orgánicos deben almacenarse bajo las mismas consideraciones de un producto fitosanitario, es decir:
• En un lugar cerrado, seguro, fresco, seco y con llave, que debe estar identificado como tal, y tener letreros de advertencia, con respecto al riesgo que conllevan.
• Tampoco se deben almacenar otros productos, sobretodo alimentos.
• Los ácidos orgánicos se almacenarán en sus envases y con sus etiquetas originales.

2.10. Medicamentos caducados o sobrantes después de haberse completado el tratamiento, deberán ser eliminados de forma segura. Solo después se retirar la etiqueta del envase, para eliminarlo, junto con el resto de contenido, en el contenedor a tal efecto del punto limpio municipal más cercano.

2.11. La limpieza de los equipos utilizados para administrar los medicamentos debe llevarse a cabo de tal forma que no tenga efectos nocivos en la salud humana o el medio ambiente.

2.12. El apicultor debidamente capacitado, utilizando técnicas y equipo apropiados, se deberá encargar de la preparación y administración de medicamentos.

3. Guía Apícola: Bio-seguridad del apiario

3.1. En la introducción de enjambres, núcleos, paquetes de abejas y colmenas nuevas al apiario, debemos asegurar que cuenten con igual o mejor condición sanitaria que las colmenas de destino. Ésto se logrará si contamos con un registro de antecedentes sanitarios de las abejas, haciendo análisis de enfermedades a las mismas, o sometiéndolas a una cuarentena.

3.2. Necesariamente debemos evitar rotar los cuadros, tanto de miel como de cría, entre colmenas de distinta condición sanitaria. De esta forma disminuiremos los riesgos de contagio de enfermedades.

3.3. El material que utilicemos en los manejos de las abejas debe ser sometido a procesos de limpieza y esterilización para asegurar la perfecta condición sanitaria de las mismas.

V. ALIMENTACIÓN Y AGUA

Guía Apícola: Introducción

Las abejas, como cualquier ser vivo, tienen requerimientos de carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas. Éstos los obtienen a través de la miel y el polen. Sin embargo, hay épocas del año en que estos últimos escasean, por lo que será necesario complementar la dieta de las abejas con alimentación artificial.

Ésta debe cumplir ciertas condiciones, tanto en su elaboración como en su suministro. De este modo evitaremos riesgos de contaminación química y microbiana.

1. Guía Apícola: Alimentación

1.1. El alimento suministrado, tanto en composición, como en el momento proporcionado, debe cuidar de no afectar la salud de la abejas y la inocuidad de la miel y la cera.

1.2. Asimismo, utilizaremos productos elaborados de tal forma que no deben dejar residuos en la miel y en la cera.

1.3. Deberemos contar con un procedimiento escrito en el que se especifique el proceso de elaboración de los alimentos para las abejas, indicando los insumos usados, fecha de elaboración, su composición y el responsable de la preparación del mismo.

1.4. Si adquirimos un alimento ya preparado, debemos conocer la composición del mismo, y tener antecedentes del proveedor del cuál se adquirió.

1.5. Los apicultores deberán llevar un registro de proveedores, insumos utilizados y procedimientos de elaboración de los alimentos. Incluso se debe llevar un sistema de control de materia prima.

1.6. Las personas que manipulan y administran el alimento deben cuidar su higiene personal.

1.7. El local para preparar alimentos debe cumplir las normas básicas de seguridad e higiene para la preparación de alimentos. La limpieza, ventilación, iluminación y estar
libre de contaminantes químicos, biológicos y físicos son algunos de ellos. Además debe incluirse en el programa de control de roedores y plagas.

1.8. Por supuesto, no debemos utilizar miel rechazada o con sospecha de que tenga residuos, para la elaboración de alimentos.

1.9. Los alimentos sólo pueden contener aditivos autorizados por el ministerio de sanidad y consumo. (La lista de estos
elementos se puede encontrar en aecosan.msssi.gob.es).

1.10. El agua que se emplee para la preparación de alimentos para las abejas deberá ser de potable o potabilizada.

1.11. Los equipos y utensilios usados para la preparación y administración de alimentos deberán estar considerados en un procedimiento de esterilización e higiene, y deberán almacenarse evitando que se contaminen.

1.12. Al utilizar calor en la preparación del alimento, el combustible que se utilice, no debe contaminarlo.

1.13. Se recomienda llevar a las colmenas el alimento previamente envasado y almacenado de tal forma que evite la contaminación, derrames y protegido de las condiciones climáticas.

1.14. Los alimentos deberán mantenerse en un lugar limpio, seco, ventilado, protegido con malla mosquitera en las ventanas, protegido de contaminantes químicos, como podrían ser los productos fitosanitarios. Este lugar debe estar contemplado en el programa de control de roedores
y plagas.

1.15. Al almacenarse alimentos, estos deben estar claramente identificados y separados según su composición y uso.

1.16. Los alimentadores no desechables se deben limpiar y esterilizar una vez terminado su uso, dejándolos aptos para una nueva utilización.

1.17. El apicultor deberá tomar las precauciones necesarias para evitar que durante la alimentación de las abejas se desencadene o propicie el pillaje.

2. Guía Apícola: Agua

2.1. Se les debe proporcionar agua a las abejas, de acuerdo a sus necesidades, considerando el vigor y número de colmenas, y lugar en que está emplazado el apiario

2.2. Las fuentes de agua usadas para agua de bebida deben asegurar la inocuidad para los productos apícolas y las abejas.

2.3. Al comenzar un programa de Tareas Básicas se debe evaluar el riesgo contaminación del agua de bebida para las abejas. Según la evaluación obtenidas, se tomarán las medidas correctivas correspondientes. De acuerdo al nivel de riesgo determinado, se repetirán los análisis una vez al año como mínimo.

2.4. En el caso de utilizar bebederos, se debe considerar la limpieza y el tipo de material de éstos, de manera que se  mantenga el suministro de agua limpia, libre de toxinas y/o residuos.

VI. TRANSPORTE DE COLMENAS

1. Guía Apícola: Condiciones del transporte

1.1. Para movilizar colmenas pobladas, abejas reinas, paquetes de abejas, y núcleos de abejas, deberá contarse con un sistema de identificación que permita determinar el origen del material vivo transportado.

1.2. El transporte de colmenas debe realizarse considerando siempre la máxima seguridad posible, tanto para los apicultores como para la ciudadanía. Además se debe minimizar el estrés de transporte para las abejas, y mantener las condiciones de higiene necesarias para asegurar la
inocuidad del producto y la sanidad de las mismas.

1.3. Las condiciones ideales de transporte para las colmenas, son con ellas abiertas, cubriéndolas con una malla. En caso de hacer los traslados con las piqueras cerradas, se debe usar un entretecho con malla para cubrir las colmenas.

1.4. El medio de transporte de las abejas debe contar con un letrero que advierta sobre el tipo de carga que lleva. Además se debe contar con una malla para cubrir la carga y evitar que en caso de imprevistos, las abejas escapen.

1.5. El personal que realice el transporte debe tener los conocimientos y cuidados para manejar a las abejas buscando minimizar el estrés del transporte.

1.6. Se deben evitar los daños a las colmenas, a través de un correcto manejo, y de una buena infraestructura del medio de transporte, la que debe considerar las condiciones adecuadas de espacio, ventilación, protección ante situaciones climáticas extremas (por ejemplo regar las colmenas en caso que haga mucho calor), suelos anti deslizantes y paredes con una altura adecuada o amarras que aseguren las colmenas.

1.7. Se recomienda realizar el transporte de las colmenas de noche, sin embargo, si se realiza de día, se deben evitar las detenciones.

1.8. Colmenas débiles o enfermas deben transportarse separadas de los otras colmenas.

1.9. Se recomienda controlar periódicamente la emisión de gases de los vehículos de transporte de las colmenas, para evitar la contaminación de la miel, la cera o las abejas.

2. Guía Apícola: Responsabilidades

2.1. Toda colmena transportada debe contar con documento, donde señale la identificación del transportista, el tipo y el número de colmenas, el origen y el destino de ellas.

2.2. El transportista debe hacerse responsable por las colmenas que conduce, y asegurarse que lleguen a su destino en las mejores condiciones, a través de una conducción calma y un chequeo periódico durante el viaje. Deberá ser acompañado por una persona capacitada para enfrentar emergencias o imprevistos con las colmenas.

2.3. El encargado del transporte de las colmenas, debe planificar el viaje con el mayor cuidado, considerando las condiciones de tiempo esperados en la ruta y los procedimientos de emergencia en caso de presentarse.

3. Guía Apícola: Duración del Transporte

3.1. La duración del transporte debe ser considerada desde que las colmenas son almacenadas para la carga, hasta que se finaliza la descarga de la última colmena.

3.2. El tiempo de duración del transporte de las colmenas, debe ser el mínimo, de manera que se disminuya el estrés por transporte de las abejas y evitar el riesgo para las personas.

4. Guía Apícola: Carga y descarga de colmenas

4.1. La carga y descarga debe ser lo más calmada posible, evitando los estímulos que puedan ocasionar estrés innecesario, como por ejemplo los movimientos violentos.

4.2. La carga de las colmenas debe realizarse una vez que las abejas han entrado a ellas. Esto ocurre generalmente al atardecer.

4.3. Se debe contar con elementos facilitadores para la carga y descarga de las colmenas, a fin de que los trabajadores no sufran daños o consecuencias en su salud debido a estas labores.

VII. REGISTROS E IDENTIFICACIÓN

1. Guía Apícola: Identificación de la colmena

1.1. Todos las colmenas de un apiario deben estar identificadas individualmente con un sistema legible, duradero y seguro.

1.2. La identificación de la colmena debe hacerse al momento de ingreso al apiario, ya sea por multiplicación, enjambre o por compra.

1.3. Todos aquellos apicultores cuya producción será destinada al mercado externo, deben estar inscritos en el Registro de Apicultores de Miel de Exportación.

2. Guía Apícola: Registros

Los productores deben mantener registros de datos disponibles que permitan demostrar que todas sus actividades cumplen con las buenas prácticas agrícolas y permitan rastrear la historia del producto desde el apiario hasta la sala de extracción.

2.1. Registros del predio, que incluyan:

ƒ Nombre del predio del predio donde se ubica el apiario
ƒ Razón social
ƒ Representante legal
ƒ Ubicación geográfica (coordenadas si es posible)

2.2. Registros de existencias

ƒ Número de colmenas (identificación individual)
ƒ Registro de ingreso y egreso de colmenas, núcleos y enjambres según causa y fecha
ƒ Destino de las colmenas (venta, trashumancia, polinización, etc.)
ƒ Origen y condición sanitaria

2.3. Registro de las visitas efectuadas y recomendaciones dadas por el asistente técnico.

2.4. Registro de los tratamientos recibidos por las colmenas, indicando causa del tratamiento, producto utilizado, dosis, vía de administración, duración del tratamiento, periodo de resguardo para instalación de alzas y encargado de realizar el tratamiento.

2.5. Registro de los resultados de exámenes de laboratorios, tanto de diagnóstico como de monitoreo.

2.6. Registro de existencias de productos veterinarios y otros productos utilizados en sanidad apícola.

2.7. Registro de insumos, procedimientos de elaboración y composición de los alimentos utilizados.

2.8. Es importante mantener archivados los planes de profilaxis, de manejo productivo y sanitario del apiario.

VIII. CONDICIONES DE TRABAJO

Guía Apícola: Introducción

Uno de los ejes fundamentales de las Tareas Básicas Agrícolas es la seguridad y bienestar de los trabajadores.

En el caso de una explotación apícola, esto pasa por que el personal esté debidamente entrenado para cumplir sus labores de manera eficiente, conozca las medidas para asegurar su protección personal y cumpla con la bio-seguridad del apiario.
De manera anexa a las recomendaciones que se entregan a continuación, se deben considerar los reglamentos establecidos en el Código del Trabajo, en el Reglamento sobre condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo del Ministerio y en el Código Sanitario.

1. Guía Apícola: Entrenamiento del personal

1.1. Los trabajadores deben estar capacitados, entrenados y contar con la competencia necesaria en la labor específica que realiza en el apiario. Además debe conocer los manejos y necesidades de las colmenas que están a su cargo.

1.2. Los trabajadores de la sala de extracción deben estar capacitados en relación a manejo higiénico del producto. La capacitación debe considerar las normas de higiene personal, ropa y equipo de trabajo.

1.3. Las personas que manejen medicamentos veterinarios, ácidos orgánicos u otros productos utilizados para sanidad apícola, desinfectantes y/o que operen algún equipo, deben recibir la adecuada capacitación para el manejo de estos elementos.

1.4. Las normas de manejo entregadas en las actividades de capacitación, deben ser proporcionadas por escrito.

1.5. Deben mantenerse registros de las acciones de capacitación a las que han estado sujetos los trabajadores del apiario.

1.6. Si las personas son cambiadas de una función a otra, deben ser apropiadamente capacitadas en su nueva función.

1.7. Los trabajadores deberían conocer las buenas prácticas agrícolas, y su importancia en mantener la seguridad de los alimentos, el medio ambiente, su propia seguridad y el bienestar animal.

2. Guía Apícola: Seguridad y Bienestar

2.1. Se deben cumplir con las exigencias legales en relación a la seguridad ocupacional.

2.2. Deben evaluarse los riesgos potenciales del predio, para desarrollar un plan de acción que promuevan condiciones de trabajo seguras y saludables.

2.3. El personal debe contar con equipo de protección adecuado para su trabajo, el cual consta principalmente de velo, pechera lavable, overol, antiparras, mangas, guantes y botas. Éstos deberán mantenerse en adecuadas condiciones de limpieza. Se recomienda lavar el equipo después de usarlo y guardarlo en lugares libre de contaminantes.

2.4. En el caso de manipulación de ácidos orgánicos, u otros productos que expelan vapores tóxicos, se debe utilizar un máscara de doble filtro para productos químicos en buen estado, antiparras, overol y guantes para productos químicos.

2.5. Cuando se realicen labores apícolas, debe haber un botiquín de primeros auxilios presente.
Al menos un trabajador debe estar capacitado en brindar primeros auxilios en caso que sea necesario. En el botiquín se debe contar con antihistamínicos u otro tipo de antialérgicos. La señalización y documentación existente respecto a la seguridad de los trabajadores debe ser de fácil entendimiento.

2.6. Los trabajadores del apiario deben estar capacitados respecto de qué hacer en caso de emergencias, por ejemplo ante alergia por picaduras.

2.7. El personal debe informar sobre su condición alérgica si la posee. Se recomienda que personas alérgicas no trabajen en contacto directo con las abejas.

3. Guía Apícola: Bio-seguridad

3.1. Todos los trabajadores deben estar familiarizados y entender las medidas de manejo establecidas en el apiario para evitar la contaminación de las abejas, miel y cera con microorganismos patógenos.

El personal debe estar consciente de que es una potencial fuente de transmisión de enfermedades y tomar las medidas para evitar esto, por ejemplo evitar el contacto con otros animales antes de entrar al apiario.

3.2. Debe evitarse el ingreso de personas ajenas al apiario. Si ingresa una persona ajena, debe cumplir con las mismas medidas de manejo establecidas en el apiario para sus trabajadores.

3.3. Se deben evitar algunas conductas que puedan contaminar las áreas de la producción apícola, tales como escupir, orinar o defecar donde son mantenidos las colmenas.

3.4. Los trabajadores del apiario deben estar en conocimiento de la llegada de nuevas colmenas y tomar las precauciones de acuerdo a los procedimientos de ingreso establecidos.

3.5. Los trabajadores deben estar en conocimiento de los riesgos a los que están expuestos en sus labores diarias, y las formas para evitarlos.

IX. MANEJO MEDIOAMBIENTAL

Guía Apícola: Introducción

Los impactos en el medio ambiente generados por la producción apícola se relacionan, principalmente, con el manejo y disposición de los desechos generados, siendo este uno de los principales temas considerados en las Buenas Prácticas Apícolas (BPA).

Sin embargo la producción apícola tiene una especial relación con la conservación del medio ambiente, sobre todo en lo que respecta a la biodiversidad de la flora melífera, que tiene una directa relación con la producción de miel de excelente calidad.

1. Guía Apícola: Manejo y Disposición de Desechos

1.1. Se debe establecer un procedimiento escrito que considere el manejo de los desechos generados. Aspectos tales como su identificación, segregación, acopio transitorio, traslados y procesos relacionados deben ser incluidos.

1.2. En el procedimiento generado se debe incluir:
ƒ Envases de productos veterinarios según lo planteado en el capítulo respectivo (IV.2. Uso y manejo de medicamentos).
ƒ Las tiras plásticas o de cartón de medicamentos deben acopiarse y devolverse al proveedor para su disposición final.
ƒ Envases de ácidos orgánicos, los que deben acopiarse y luego eliminar en el vertedero más cercano para su disposición final
ƒ Desechos plásticos, que en lo posible debieran reutilizarse y reciclarse, para su disposición final en un vertedero.
ƒ Malezas, bolsas de papel y otros desechos orgánicos, que deben acopiarse y someterse a algún tratamiento, por ejemplo compostaje.
ƒ Excedentes de cera fundida (borra de cera), se recomienda hacer compost para posteriormente utilizarse como abono orgánico. En caso que no se realice este procedimiento, se debe llevar a un vertedero para su disposición final.
ƒ Marcos de desecho, deben acopiarse, y pueden utilizarse como combustible, por ejemplo de ahumadores.
ƒ Alambre, clavos y otros desechos de los marcos, deben acopiarse para su disposición final en un vertedero.
ƒ Maquinaria vieja en desuso, baterías usadas, desechos de aceite y derivados del petróleo, los que deben acopiarse en un lugar apartado de los apiarios.

1.3. La disposición final de estos residuos debe realizarse en lugares permitidos por la autoridad competente.

1.4. Las basuras y desperdicios deben ser retirados del apiario para su almacenamiento, tratamiento (cuando sea necesario)y disposición final.

1.5. Se debe contar con un procedimiento para el manejo y la disposición final de los panales de colmenas muertas. Se debe considerar que el material de la colmena deberá ser aislado para su desinfección y la cera deberá ser fundida a 120°C durante 30 minutos.

En ningún caso se deberá reutilizar el material sin haber realizado el procedimiento mencionado.

1.6. En el caso de sospecha de que la muerte de la colmena se haya producido por acumulación de residuos químicos, no se debe reutilizar la cera, y se debe llevar a un vertedero para su disposición final.

2. Guía Apícola: Peligros Químicos

Para el manejo medioambiental de un apiario, se deben considerar también, la posibilidad de contaminación con productos químicos externos al plantel.

2.1. Al apicultor debe conocer el riesgo de potenciales contaminaciones de parte de otras empresas (por ejemplo celulosa), y debe chequear su producto de acuerdo a esos riesgos.

3. Guía Apícola: Biodiversidad

3.1. Debe evitarse la destrucción y la perturbación de la flora y fauna nativa en protección, considerando la enorme utilidad apícola de ciertas plantas y árboles como el quillay y el ulmo, los apicultores deben tender a preservar la biodiversidad en el entorno de sus apiarios.

X. COSECHA

Guía Apícola: Introducción

La cosecha de la miel, se ha definido como la actividad que comprende el retiro de los marcos con miel madura, desde las alzas melarias hasta la sala de extracción, lugar dónde, posteriormente, se desarrollará el proceso de separación de la miel de los panales de cera.

Durante las faenas de cosecha, se debe cumplir con los requerimientos de las Buenas Prácticas Apícolas que se indican en esta Guía apícola. Ellos están destinados básicamente a mantener la higiene del producto y de los elementos utilizados en la faena.

1. Guía Apícola: Calidad higiénica de los elementos de cosecha

1.1. Todos los elementos que se utilicen durante la cosecha, como alzas, alza marcos, cepillos, carretillas, pisos cosecheros, etc., deben mantenerse siempre limpios, esto es sin restos de miel y cera, barro, tierra, o cualquier otra suciedad.

1.2. Los equipos utilizados en la cosecha deben ser lavables y poderse desinfectar. Se recomienda que sean de acero inoxidable.

1.3. Para el lavado que se efectúe a estos materiales, debe utilizarse agua potable o potabilizada.

1.4. Las alzas que se utilicen en la cosecha deben estar limpias y en buen estado, no deben haber tenido contacto con roedores u otros agentes contaminantes.

1.5. No se deben utilizar las alzas destinadas a la cosecha para almacenar otros materiales o para otros fines no apícolas.

1.6. No se deben cosechar marcos con celdas de cría ya sea abierta o cerrada.

1.7. No se deben usar repelentes o sustancias químicas para desabejar los marcos de miel. Se podrán utilizar para tal efecto cepillo limpio para el barrido de abejas, sacudido manual y/o aplicación mecánica de aire.

1.8. En el caso de usar ahumador para desabejar los marcos de miel, éste deberá funcionar con materiales no contaminantes, como hojas, cortezas o ramas. No se debe utilizar estiércol, petróleo u otros productos contaminantes.

1.9. Las alzas cosecheras no podrán por ningún motivo apoyarse directamente en el suelo, por ser una fuente importante de contaminación. Deberán colocarse sobre una superficie que evite el contacto con el suelo y que contenga la miel escurrida. Se recomienda el uso de bandejas de acero inoxidable.

1.10. La miel que se recupere del escurrido de los marcos, dentro de las alzas cosecheras, no deberá ser mezclada con la miel extractada.

2. Guía Apícola: Personal de cosecha

2.1. Se debe cumplir con toda la normativa vigente para el personal que labore en la cosecha, tal como se indica en el capítulo VIII. Condiciones de Trabajo. Estas indicaciones también se deben cumplir en el caso de trabajar con contratistas.

2.2. Toda la documentación referente a contratos de trabajo, deberes y responsabilidades debe permanecer archivada.

2.4. El personal que labore en la cosecha debe estar capacitado para esto.

2.5. El personal de la cosecha debe utilizar guantes, overol, pechera lavable y velo.

2.6. No se debe permitir que personal con enfermedades infecciosas o heridas trabaje manipulando los elementos de cosecha. Al personal se le debe instruir para que avise cuando se sienta enfermo o tenga alguna herida.

3. Guía Apícola: Protección y transporte de la cosecha

3.1. Los marcos con miel, siempre deben protegerse para evitar su deterioro o su contaminación por agentes externos, para esto se deben tomar las siguientes medidas mínimas desde que se saca la colmena, hasta que llega a la sala de extracción.

3.2. Las alzas deben ser estibadas siendo la primera colocada sobre una superficie que evite el contacto con el piso del vehículo, (se recomienda una bandeja de acero inoxidable), y la última cubierta con una tapa exterior para evitar contaminación por polvo, insectos y abejas pilladoras.

3.3. Los medios de transporte desde el apiario hacia la sala de extracción deben revisarse para verificar su limpieza. No se deben utilizar vehículos sucios o que puedan dañar al producto.

3.4. La carga de las alzas en el medio de transporte debe asegurar que éstas están bien estibadas. Además se deben cubrir con algún elemento limpio que evite su contaminación por polvo.

3.5. Las alzas cosechadas deben ser marcadas con la identificación del apiario al que pertenecen.

3.6. Se recomienda controlar periódicamente la emisión de gases de los vehículos, para evitar la contaminación de las alzas.

3.7. Los medios de transporte deben circular a una velocidad prudente y llevar una conducción calma, evitando caminos polvorientos, para no causar daños al producto.

Historia de la apicultura 290220

apicultura-tradicional

La historia de la apicultura

290220

Historia de la Apicultura

En la historia de la apicultura es difícil establecer fechas pues nadie sabe realmente cuándo fue la primera vez que alguien pensó en recolectar la miel de las colmenas. Sabemos que el arte de la apicultura ha existido durante mucho tiempo.

Prehistoria

La Historia de la apicultura se obtiene de los arqueólogos que han descubierto pinturas en cuevas que representan la recolección de miel. Estas cuevas fueron encontradas en África y en las regiones del este de España. Los arqueólogos creen que las pinturas rupestres fueron creadas hacia el 7000 a.C., es posible que la historia de la apicultura se inicie mucho antes.

Pictogramas Rupestres

La mayoría de estas imágenes muestran a personas que extraen miel de las rocas y los árboles, pero algunas de ellas representan imágenes de seres humanos de pie, sin atar, en medio de un enjambre de abejas. Los científicos, acertadamente suponen, que estos primeros habitantes de las cuevas aprendieron mediante la observación. Percibieron que ante el humo y en respuesta ante un incendio, instintivamente, las abejas se colocan frente a la piquera con sus alas y el abdomen en alto.  Adoptan esta posición defensiva, ofreciendo el aguijón al intruso,  originando una corriente de aire que expulse el humo.

Materiales Antiguos

Las colmenas artificiales más antiguas estaban hechas de cerámica, vasijas de barro o cuencos. Cestas de paja similares a los huecos de árboles o las grietas de roca en la naturaleza que atraían a las abejas. Los primeros apicultores aprendieron cómo capturar enjambres en estos contenedores similares a colmenas. Una vez atrapadas, las abejas convertirán esos contenedores en una colmena de abejas.

dujos san martinDujos: Troncos de árbol vaciados en dónde las abejas construyen sus panales.

Mitos y Civilizaciones

Existen evidencias de que muchas civilizaciones antiguas, como los Mayas, también criaban abejas y recolectaban su miel.

Los aficionados de la historia romana saben que las abejas y la miel tuvieron un papel destacado en la cultura romana. La diosa Mellona, en la mitología romana, protegía la miel, las abejas y la apicultura. El nombre Mellona es el origen de la palabra miel. Además era protectora de aquellos que dependían de la miel y constituía su medio de subsistencia. También es la diosa que se venga de quienes les roban la miel o destruyen sus colmenas.

La ninfa Melisa, correspondiente en la mitología griega, es además una de las hijas de Meliseo, que se encargaron de criar al niño Zeus.

W.H. Roscher incluye Mellona en la indigitamenta, la lista de dioses mantenida por los sacerdotes romanos para asegurarse de invocar la divinidad correcta.

Los griegos también tenían un gran respeto por las abejas. En el monte Olimpo, la casa de Zeus, bebieron el néctar provisto por los dioses. Los expertos creen que el néctar al que se referían los griegos era la miel. La mitología griega afirma que las abejas fueron responsables de construir el segundo templo de Apolo. Cuando escribió su libro, La historia de los animales, Aristóteles escribió sobre cómo las abejas podían localizar las flores.

El período comprendido entre los años 1500 y 1851 fue un tiempo evolutivo para la apicultura. El primer cambio crítico en la apicultura ocurrió a finales del 1500. Fue durante este tiempo cuando se aprendió información sobre el ciclo de vida de la abeja. Una vez que los apicultores entendieron la forma en que vivían las abejas, pudieron cuidar mejor de los insectos alados.

Comenzaron las adaptaciones a las colmenas artificiales. Como apicultores, entusiastas de la agricultura y científicos, anhelaban aprender más sobre el ciclo de vida de las abejas. Éstos buscan formas de diseñar una colmena que les permitiera ver fácilmente dentro de la colmena.

Un estadounidense, Lorenzo Langstroth, diseñó la primera colmena móvil de abejas.

4 colmenas langstroth

Cuando los 1850 llegaron, la abeja europea se introdujo en California. Después de California, las abejas se introdujeron en Oregón y Canadá.

Se estima que actualmente hay más de 210,000 apicultores en los Estados Unidos. En conjunto, estos apicultores mantienen más de tres millones de colmenas de abejas activas.