Los apicultores exigen que la etiqueta incluya el origen de la miel

China, el país de donde procede la mayoría de producto extranjero

  • EFE | MADRID
    Cooperativas Agro-alimentarias de España y las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA han reclamado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que sea obligatorio detallar el país de origen en el etiquetado de la miel, como sucede en otros países de la Unión Europea (UE).
    Dichas organizaciones recordaron ayer martes en un comunicado conjunto que Italia, Polonia o Grecia ya tienen aprobada esta normativa de la etiqueta, mientras que a su juicio en España hay «falta de transparencia».
    La legislación nacional permite a los operadores poner la etiqueta «mezcla de mieles UE-no UE» en envases con menos del 1 % de miel comunitaria y sin la necesidad de indicar los países en los que fueron recolectadas.
    Además, se permite etiquetar como «mezcla de mieles no UE», sin indicar de dónde proviene.
    Para este sector, en auge en la provincia leonesa, esta norma «atenta» contra lo establecido en la normativa comunitaria en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios.
    La situación «es cada vez más» preocupante porque las importaciones de mieles provenientes de terceros países («que no están sometidas a los altos estándares de calidad y sanidad exigidos» en la Unión Europea) son «crecientes» y las rutas por las que ingresan en «son cada vez más complejas», ha destacado.
    Según sus datos, en la última década el aumento de las importaciones de miel a España ha sido exponencial: de las 15.269 toneladas en 2009, a las 31.871 toneladas del último año, lo que supone un aumento del 109%. El 55% de la miel se importa de países no pertenecientes a la Unión Europea (17.511 toneladas), principalmente de China.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.