Fuera de Control: Varroa Destructor 210420

ácaro varroa destructor

‘Varroa destructor’ mayor problema de apicultura y la agricultura

 

Investigaciones

La Universitat de València lleva años estudiando el fenómeno de la resistencia del ácaro Varroa destructor frente a los acaricidas en poblaciones de ácaros distribuidas por los continentes europeo y americano. La lupa está puesta sobre el ácaro Varroa destructor, uno de los mayores problemas de la apicultura y la agricultura. «Destruye las colmenas en poco tiempo, tiene un efecto devastador», explica Joel González Cabrera. Este bioquímico lidera un proyecto que ha recibido 1,1 millones de dólares de la Fundación para la Investigación en Agricultura y Alimentación (Foundation for Food and Agriculture Research) de Estados Unidos y de otras instituciones. Junto a González, el equipo lo completan Sara Hernández, Anabel Millán y Luis Benavent.

 

ácaro varroa
Los investigadores Sara Hernández y Joel González.

 

Mucha gente no es consciente del papel que juegan las abejas en nuestro día a día.

 

Son un baluarte enorme a nivel mundial, como polinizadores y también como productores de miel. Es un sector que mueve miles de millones de euros al año solo en Europa.

 

¿A qué achacan los investigadores el declive generalizado?

 

Ácaro Varroa destructor

Además de la desaparición estacional hay una debilitación clara, especialmente por el ácaro Varroa destructor, cuyo nombre lo dice todo, y los virus que transmite. Se ha convertido en uno de los principales motivos de la pérdida de colonias de abejas melíferas. Es un ácaro que se alimenta de sus fluidos corporales y acaba provocando su muerte. Su parasitismo es una de las preocupaciones más importantes a nivel mundial, ya que, debido al uso intensivo de pesticidas y la rápida adaptabilidad del ácaro Varroa destructor se ha vuelto muy difícil mantenerlo controlado.

 

¿Cómo van los estudios que están llevando a cabo usted y su equipo de trabajo?

Hemos avanzado bastante porque hemos identificado mutaciones en el genoma del ácaro que lo hacen insensible a una de las familias de acaricidas más utilizados. En ese sentido hemos diseñado métodos de diagnóstico para identificar los ácaros resistentes y poder plantear estrategias más eficaces a los agricultores y apicultores, y poder darles una herramienta fiable para seleccionar el tratamiento más adecuado. Quiero destacar también la coordinación con conselleria y el Ministerio de Agricultura.

 

DESAFÍOS 

«La existencia de la Varroa -ácaro varroa destructor- plantea serios desafíos para las abejas y las colmenas. Esta subvención proporcionará un apoyo fundamental para el desarrollo y las pruebas de nuevos productos químicos que podrían ayudar a los apicultores a controlar mejor las plagas de estos ácaros», asegura Cook.

«Esperamos compartir los resultados de estos esfuerzos y apoyar a los apicultores para implementar estrategias integradas de control de plagas», añade el investigador. En el estudio participan ocho instituciones, principalmente situadas en Estados Unidos y Canadá. Entre estas, destaca la Universitat de València, la única europea. El grupo que encabeza Joel González Cabrera ha identificado mutaciones en el genoma del ácaro que lo hacen insensible a una de las familias de acaricidas utilizados en los programas de control. Además, han diseñado métodos de diagnóstico para identificar los ácaros resistentes y poder plantear estrategias de control más eficaces.

 

Algunos relacionan la pérdida de especies como la Apis melífera con el cambio climático. Yo no creo que haya una relación directa con el cambio climático.

 

Sí veo los efectos de la globalización del comercio y el riesgo de entrada de agentes patógenos ante los que la apis mellifera no ha generado aún defensas y los científicos tampoco han desarrolado tratamientos que combatan estos patógenos.

Sin ir más lejos podemos darnos cuenta de cómo esta globalización comercial está afectando a todo en el planeta si nos interesamos en la introducción y colonización de Europa por la avispa asiática o vespa velutina. Los investigadores dan por cierto que algún ejemplar de esta avispa vino camuflado en algún tipo de producto de importación y se introdujo en Europa a través de algún medio de transporte.

A partir de ahí ya conocemos todos la historia.

Colapso de abejas 070419

Salvar a las Abejas 121018

Desaparición de abejas 070419

España contra el declive de las abejas.

declive abejas
    Ante la preocupante desaparición de las abejas y otros polinizadores, el Gobierno lanza, España: Plan contra el declive de las abejas, un Plan de Acción a nivel Nacional. Parece que se pretende revertir la delicada situación actual a la que se enfrentan estos insectos exterminados por el uso de fitosanitarios.
    Según fuentes de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) consultadas por EFE,  señalan lo preocupante de la situación. Este plan de acción, dicen, persigue favorecer su conservación y la de sus hábitats para propiciar la recuperación de estos insectos.
    El borrador recogerá las líneas y prioridades de la Iniciativa de la Unión Europea (UE) sobre insectos polinizadores. Para su redacción final se tendrán en cuenta “todas y cada una de las aportaciones recibidas” hasta finalizar el plazo de presentación de alegaciones.

    Actuaciones Específicas

   El uso inadecuado de insecticidas, herbicidas y fertilizantes, causan la muerte de manera directa o indirecta de polinizadores silvestres o domésticos. Se prevén actuaciones específicas, de manera coordinada con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Queremos evitar y reducir el uso de fitosanitarios.
    El uso de productos tóxicos, es uno de los factores más relevantes que causan la mortandad de estos insectos. También sobresalen la pérdida y degradación de hábitats (incluyendo la generada por la intensificación agrícola y otros cambios de uso del suelo).
Los agentes patógenos y enfermedades, las especies exóticas invasoras y el cambio climático, probablemente son otros de los factores.
    Por todo ello es por lo que debemos promover hábitats favorables y prácticas sostenibles agrícolas.  También es importante la creación de entornos urbanos adecuados, así como mejorar la gestión de los polinizadores.
Reducir los riesgos derivados de plagas, patógenos y especies exóticas invasoras son algunas de las propuestas incluidas para su recuperación.

    Lista Roja de la Unión Internacional

    La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), indica que el 16,5% de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a nivel mundial. Mientras que en Europa, el 9% de las especies de abejas y mariposas están amenazadas.  Las poblaciones disminuyen en un 37 % en el caso de las abejas y un 31% en el de las mariposas.
     El Programa de Vigilancia del Ministerio de Agricultura sobre las colonias de abejas melíferas (Apis mellifera) refleja que la mortalidad invernal en el periodo 2016-17 ha sido del 9,8%. La mortalidad primaveral en esta campaña se estima en un 2,3%.
Estos datos sólo reflejan la situación de las poblaciones de la abeja melífera -una especie doméstica- pero pueden “aportar pistas sobre la situación de las poblaciones polinizadoras silvestres”.

España responde al SOS de las abejas 060419

donativo

abejorro - España responde al SOS de las abejas 060419 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

España aborda un plan para evitar el alarmante declive de las abejas

Declive alarmante

Ante el alarmante declive de las abejas y otros polinizadores, el Gobierno ha lanzado un Plan de Acción Nacional para revertir la delicada situación.  Estos insectos que se enfrentan a numerosos peligros, se encuentran asediados por el uso de fitosanitarios, una de sus principales amenazas.
Es una situación «muy preocupante», según fuentes de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) consultadas por EFE.
Señalan que con este plan de acción se persigue favorecer su conservación y la de sus hábitats para conseguir la recuperación de estos insectos.
Solo en España existen más de 7.000 especies de dípteros, 4.000 de lepidópteros, 9.500 de himenópteros -el grupo de las abejas-. Además existen más de 10.000 especies de coleópteros que desempeñan un papel primordial en la polinización.
sos
Himenópteros

 

El borrador -en información pública (5 marzo-5 abril)- recogerá las líneas y prioridades de la Iniciativa de la Unión Europea (UE) sobre insectos polinizadores. Para su redacción final se tendrán en cuenta «todas y cada una de las aportaciones recibidas» hasta finalizar el plazo de presentación de alegaciones.
El objetivo es revertir el daño causado por el inadecuado empleo de insecticidas, herbicidas y fertilizantes. Causantes de la muerte, directa o indirectamente, de polinizadores silvestres o domésticos.
Se prevén actuaciones específicas, de manera coordinada con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para evitar y reducir el uso de fitosanitarios.

     Productos tóxicos

Además del uso de productos tóxicosTarjeta roja al glifosato 200220, otros factores más relevantes que causan la mortandad de estos insectos son la pérdida y degradación de hábitats.
Ésto incluye la generada por la intensificación agrícola y cambios de uso del suelo. Factores como los agentes patógenos y enfermedades, las especies exóticas invasoras y el cambio climático, también serían responsables.

     Hábitats sostenibles

Por eso tienen importancia acciones como promover hábitats favorables. Las prácticas agrícolas sostenibles, la creación de entornos urbanos adecuados, mejorar la gestión de los polinizadores y la reducción de los riesgos derivados de plagas, patógenos y especies exóticas invasoras son algunas de las propuestas incluidas para su recuperación.
Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), el 16,5 % de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a nivel mundial.
Mientras en Europa, el 9 % de las especies de abejas y mariposas están amenazadas y las poblaciones disminuyen en un 37 % en el caso de las abejas y un 31 % en el de las mariposas.

 

El Programa de Vigilancia del Ministerio de Agricultura sobre las colonias de abejas melíferas (Apis mellifera) revela que la mortalidad invernal en el periodo 2016-17 ha sido del 9,8 %. De la misma manera la mortalidad primaveral en esta campaña se estima en un 2,3 %.
Éstos datos sólo reflejan la situación de las poblaciones de la abeja melífera -una especie doméstica- pero pueden «aportar pistas sobre la situación de las poblaciones polinizadoras silvestres». EFE

Inquietante disminución de las abejas

image_content_33140492_20190401122628
RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | PUBLICADO EL 01 DE ABRIL DE 2019

Inquietante disminución de las abejas

La inquietante disminución de las abejas motivó que, en mayo de 2018, un almacén de la cadena Market Penny en Hanover, Alemania, amaneció con casi todos sus estantes vacíos. No había escasez, pero podría haberla algún día. A propósito los administradores retiraron todos los productos que son polinizados por abejas para llamar la atención sobre su rápido declive en el mundo.
Desde manzanas hasta zuquinis  desaparecieron ese día de los estantes. También chocolates y dulces cubiertos con cera de abejas. El 60 % de los Mercados Penny, unos 2.500 productos, son directa o indirectamente dependientes de la polinización por ese pequeño insecto.
No es una alarma infundada. Prácticas agrícolas agresivas con el uso indiscriminado de insecticidas.  La ocupación de bosques con la eliminación de flores silvestres están disminuyendo de manera acelerada poblaciones de abejas en el planeta.

 

image content 33140492 20190401122628 1 - Inquietante disminución de las abejas - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

    Peligro de Extinción 

Diferentes listados rojos nacionales señalan que 40 % de las especies están amenazadas de una u otra forma. 

En las últimas cinco décadas el volumen de cultivos dependientes de la polinización aumentó 300 %.  Las abejas no son los únicos insectos que polinizan, aunque ellas atienden 90 % de las plantaciones más importantes para los humanos. 

Sin polinizadores se perdería uno de cada tres bocados de comida que consumimos. Su extinción no está a la vuelta de la esquina, pero la reducción comienza a afectar la producción agrícola y apícola. 

Una crisis de la que no escapa Colombia.  

Comenzamos hoy una serie de artículos para mostrar cuál es la situación de esta problemática en el mundo y en el país.  Soluciones que están en marcha o planteadas con el objetivo de que las abejas sigan existiendo y brindando sus beneficios.

Remedios exterminadores de la biodiversidad.

donativo

Remedios exterminadores de la biodiversidad.

Pesticidas como el glifosato causan pérdidas en apicultura

2018 09 14 06 09 00   1882 - Remedios exterminadores de la biodiversidad. - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud

 

(Foto: Especial)

 

Remedios exterminadores de la biodiversidad. Muchos de los remedios que utilizamos para combatir las distintas enfermedades de las abejas o eliminar parásitos como la varroa, acaban con la biodiversidad. La utilización de neonicotinoides para combatir las plagas en diversos cultivos, es la principal causa de mortandad de las abejas en el Estado de Jalisco. Esto genera una pérdida en la producción de aproximadamente 15 por ciento anualmente. Confirmó un trabajo de investigación surgido en la Maestría en Ciencias de la Salud Ambiental de la Universidad de Guadalajara (UdeG)
En dicho estudio colaboraron el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y el Centro Universitario del Sur (CUSUR). En coordinación con otras instancias, se tomaron muestras de miel de 30 municipios del Estado y tuvo como objetivo el análisis de la mortandad de la abejas. Un problema que se presenta en todo el mundo.

Neonicotinoides

Al reunirse con apicultores, el Rector del CUCBA, doctor Carlos Beas Zárate dijo que los primeros resultados dan cuenta de las principales afectaciones a ese sistema productivo. Ésta está asociada a un componente de los pesticidas denominado neonicotinoides, derivados de la nicotina.
“La toxicidad es sumamente aguda, afecta la comunicación, longevidad y la navegación de las abejas afectando la vida de la colmena. El estudio sobre este componente es pionero en el ámbito nacional y sirve como un indicador de la calidad ambiental en la entidad. Esto nos ha permitido establecer vínculos importantes con investigadores de otros centros universitarios. Por ejemplo con la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá y con el sector de los apicultores. Queremos ofrecer alternativas y apoyo para su trabajo”, indicó.
La estudiante de la maestría Gilda Ponce, dijo que su línea de investigación estaba enfocada al cambio climático. Al ver la pérdida de polinizadores a nivel mundial por el uso de insecticidas quisieron conocer qué pasaba en Jalisco. ya que no había estudios completos.

Muestreos

“Del 100 por ciento de los muestreos en 30 municipios, 30 por ciento tiene neonicotinoides. Los municipios más afectados son los del Sur y un poco en Atotonilco y en Mascota. En el Norte y, en Los Altos de Jalisco, no hay presencia de ellos, pero sí de otros plaguicidas”.
La coordinadora de la maestría, doctora Silvia Lizette Ramos de Robles, señaló que en el Estado se han presentado pérdidas sustanciales en el número de colmenas por muertes de abejas. Mientras en algunos países, principalmente de Europa están prohibidos, en México todavía se utilizan 7 de este tipo.
“Las dosis que encontramos en miel no afectan la salud humana, pero si a la abeja. Encontramos en ellas dosis letales y por eso la pérdida de estos insectos en Jalisco”, apuntó.
Desde hace 18 años José de Jesús González González se dedica a la apicultura en el municipio de Yahualica de González Gallo. Le preocupa la baja en la producción de miel, debido al fenómeno del colapso de la colmena. En los últimos años ha representado pérdidas hasta del 50 por ciento.
“Supuestamente es por los plaguicidas, con el fenómeno del abandono de colmena llegas a los apiarios y no encontramos abejas. Si tienes 100 colmenas 40 no tienen abejas, nos estamos informando, documentando y repoblando las colmenas, pero representa pérdidas. Antes producía de 3 a 5 toneladas por año y ahora entre 500 y 800 kilos. A esto hay que sumarle que también dependemos del clima, si hay sequía baja la floración”, precisó.

Avalancha de miel china 230218

Alud de Miel China: colapso mundial

230218

Táctica de Beijing contra Defensa de Bruselas

Movimientos fuertes pero rutinarios 

 

 avalancha de miel china
Avalancha de miel china

Bruselas-Beijing

Tras muchos años de análisis y debate, el Parlamento Europeo se apresta a respaldar una actividad económica con fuertes lazos ambientalistas y un latente entredicho de política comercial. Los legisladores esperan adoptar una resolución que permita aumentar la población y mejorar la calidad de vida de las abejas.
Además quieren levantar en 50% la ayuda técnico financiera que reciben los 620.000 apicultores que se desempeñan en esa actividad y fortalecer los controles técnico sanitarios a la importación de miel.
Este enfoque implica someter la competencia extranjera a un nuevo masaje de transparencia y proteccionismo regulatorio.
Aunque en estos días la producción de miel de la Unión Europea (UE) descansa sobre los hombros de Rumania, España, Hungría, Alemania, Italia y Grecia, los restantes Estados Miembros tienen intereses directos, colaterales o políticos en esa actividad regional.
El lector debe saber que cuando la dirigencia del Viejo Continente habla de las importaciones sectoriales de miel, los reflectores apuntan a la miel China, el país que exporta más de 100.000 de las 200.000 toneladas que por año la UE compra en terceras naciones ante la necesidad de cubrir un déficit del 40% en su oferta regional.
Eso no significa que otros proveedores relevantes como Ucrania, Argentina y México sean tratados con menor exigencia.
Es obvio que comerciar con este complejo y estratégico mercado regional, donde los precios del producto importado son muy inferiores a los que rigen para la producción local, obliga a adaptarse o pelear contra nuevas reglas de calidad.
Entre ellas la legalidad (fraude), mezclas falsas, uso de componentes prohibidos (como la adición de azúcar), sanidad (uso de antibióticos prohibidos), perturbación ambiental y una probable certificación de destino de la miel vendida, lo que en ningún caso será más sencillo, cómodo o siquiera una exigencia legalmente válida.
Desde principios del siglo XXI, China demostró apego a una conflictiva estrategia comercial: inundar los mercados con sus productos; hacer bajar los precios mediante conductas de dumping o el uso de subsidios para alcanzar una posición dominante en la oferta internacional, habitualmente del 50% o más de las transacciones totales y dejar que las cosas fluyan.
Ese peligroso juego de desplazamientos de mercado se conoce como la crisis de sobreproducción industrial que afecta a ramas tan determinantes como el acero, el aluminio, los cerámicos y el vidrio. Por lo tanto, la táctica de Beijing y la defensa que intenta Bruselas en el caso de la miel, son movidas fuertes pero rutinarias.
En 2016, las exportaciones argentinas totales de miel a todo destino rondaron las 80.000 toneladas, con un aumento del 75% sobre el año precedente. Y si bien el valor de este negocio de pymes no hace gran sombra en el piso, ya que podría alcanzar a unos U$S 165 millones para ese año, se inserta en el gran debate de la productividad agropecuaria y en muchas de las realidades y falacias de la pugna sanitario ambiental del planeta.
La polinización de las abejas, incluidas las especies salvajes, mantiene la vida y el equilibrio del 84% de las especies vegetales conocidas, del 76% de la producción de origen vegetal y permite aumentar en 24% la productividad agrícola (FAO).
Ahí entra el espinoso y a veces imaginativo debate sobre las especies invasoras y sobre los residuos que, según los expertos europeos, pueden llegar por una deficiente polinización.
Entre ellos, los residuos que surgirían de producir miel en un escenario de explotaciones agrícolas generadas con Organismos Genéticamente Modificados (OGM´s) como las que son comunes en Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.
Estados Unidos invierte anualmente casi € 2.000 millones en fomentar la polinización artificial. El caso de la miel ya pasó años atrás por la Corte Europea de Justicia.
El informe recuerda que los Estados miembros de la UE tienen la facultad de prohibir, por causas no sanitarias, la producción de los eventos creados con OGM’s. Además, desde hace varios meses, el Viejo Continente trabaja en propuestas destinadas a prohibir la importación de productos generados con esa clase de eventos, lo que afectaría directamente al comercio de sectores como el complejo sojero de nuestro país.
Otros dos temas que cuelgan del debate de la polinización, son la necesidad o conveniencia de abolir el monocultivo y de aplicar a discreción el principio precautorio, cuya mejor definición se halla en el artículo 5º del Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC.
Según quien emplee esas disposiciones, los gobiernos suelen olvidar que el aludido principio tiene que ver con el estado del conocimiento científico y que su uso no puede independizarse de la evolución de las evidencias científicas disponibles, como para aceptar que las decisiones queden libradas a la exclusiva voluntad o capricho de cualquier gobierno.
El Informe del Euro-parlamento también incursiona en la necesidad de abolir cuanto antes cuatro plaguicidas de uso tradicional, sin especificar con seriedad cuáles serían las soluciones alternativas.
El celo europeo se explica parcialmente en el hecho de que cerca del 37% de su producción de miel no va al consumo interno sino a terceros mercados, por lo que el debate regulatorio se vincula con su necesidad comercial.
Al mismo tiempo, en el Viejo Continente existe gran frustración por la mezcla del producto local con el importado, hecho que no suele consignarse en las etiquetas o envases relevantes. Nadie ignora que el etiquetamiento discriminatorio es una forma de transparencia que puede castigar sin fundamento la imagen de un producto.
Según los asesores que trabajan con el cuerpo del Europarlamento, la miel de abeja ocupa el tercer lugar de importancia dentro de la nómina de productos falsificados en el comercio mundial. Pero el tema irresuelto es otro. Se relaciona con una cultura o verdad de tinte religioso que rehúye de facto el debate científico.
El Informe del Europarlamento insinúa la noción de usar como válidos los principios y evidencias científicas. Sería genial marginar a lobistas y charlatanes.
Tras muchos años de análisis y debate, el Parlamento Europeo se apresta a respaldar una actividad económica con fuertes lazos ambientalistas y un latente entredicho de política comercial.
Los legisladores esperan adoptar una resolución que permita aumentar la población y mejorar la calidad de vida de las abejas; levantar en 50% la ayuda técnico-financiera que reciben los 620.000 apicultores que se desempeñan en esa actividad y fortalecer los controles técnico-sanitarios a la importación de miel. Un enfoque que implica someter la competencia extranjera a un nuevo masaje de transparencia y proteccionismo regulatorio.
Aunque en estos días la producción de miel de la Unión Europea (UE) descansa sobre los hombros de Rumania, España, Hungría, Alemania, Italia y Grecia, los restantes Estados Miembros tienen intereses directos, colaterales o políticos en esa actividad regional.
El lector debe saber que cuando la dirigencia del Viejo Continente habla de las importaciones sectoriales de miel, los reflectores apuntan a la miel China, el país que exporta más de 100.000 de las 200.000 toneladas que por año la UE compra en terceras naciones ante la necesidad de cubrir un déficit de 40% en su oferta regional. Eso no significa que otros proveedores relevantes como Ucrania, Argentina y México sean tratados con menor exigencia.
Es obvio que comerciar con este complejo y estratégico mercado regional, donde los precios del producto importado son muy inferiores a los que rigen para la producción local, obliga a adaptarse o pelear contra nuevas reglas de calidad, legalidad (fraude), mezclas falsas, uso de componentes prohibidos (como la adición de azúcar), sanidad (uso de antibióticos prohibidos), perturbación ambiental y una probable certificación de destino de la miel vendida, lo que en ningún caso será más sencillo, cómodo o siquiera una exigencia legalmente válida.
Desde principios del Siglo XXI, China demostró apego a una conflictiva estrategia comercial: inundar los mercados con su miel china y otros productos; hacer bajar los precios mediante conductas de dumping o el uso de subsidios para alcanzar una posición dominante para la miel china en la oferta internacional, habitualmente del 50% o más de las transacciones totales y dejar que las cosas fluyan.
Ese peligroso juego de desplazamientos de mercado se conoce como la crisis de sobreproducción industrial que afecta a ramas tan determinantes como el acero, el aluminio, los cerámicos y el vidrio. Por lo tanto, la táctica de Beijing y la defensa que intenta Bruselas en el caso de la miel, son movidas fuertes pero rutinarias.
En 2016, las exportaciones argentinas totales de miel a todo destino rondaron las 80.000 toneladas, con un aumento del 75% sobre el año precedente. Y si bien el valor de este negocio de pymes no hace gran sombra en el piso, ya que podría alcanzar a unos U$S 165 millones para ese año, se inserta en el gran debate de la productividad agropecuaria y en muchas de las realidades y falacias de la pugna sanitario-ambiental del planeta.
La polinización de las abejas, incluidas las especies salvajes, mantiene la vida y el equilibrio del 84% de las especies vegetales conocidas, del 76% de la producción de origen vegetal y permite aumentar en 24% la productividad agrícola (FAO).
Ahí entra el espinoso y a veces imaginativo debate sobre las especies invasoras y sobre los residuos que, según los expertos europeos, pueden llegar por una deficiente polinización.
Entre ellos, los residuos que surgirían de producir miel en un escenario de explotaciones agrícolas generadas con Organismos Genéticamente Modificados (OGM´s) como las que son comunes en Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.
Estados Unidos invierte anualmente casi € 2.000 millones en fomentar la polinización artificial. El caso de la miel china ya pasó años atrás por la Corte Europea de Justicia.
El informe recuerda que los Estados miembros de la UE tienen la facultad de prohibir, por causas no sanitarias, la producción de los eventos creados con OGM’s. Además, desde hace varios meses, el Viejo Continente trabaja en propuestas destinadas a prohibir la importación de productos, miel china entre ellos, generados con esa clase de eventos, lo que afectaría directamente al comercio de sectores como el complejo sojero de nuestro país.
Otros dos temas que cuelgan del debate de la polinización, son la necesidad o conveniencia de abolir el monocultivo y de aplicar a discreción el principio precautorio, cuya mejor definición se halla en el artículo 5º del Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC.
Según quien emplee esas disposiciones, los gobiernos suelen olvidar que el aludido principio tiene que ver con el estado del conocimiento científico y que su uso no puede independizarse de la evolución de las evidencias científicas disponibles, como para aceptar que las decisiones queden libradas a la exclusiva voluntad o capricho de cualquier gobierno.
El Informe del Euro-parlamento también incursiona en la necesidad de abolir cuanto antes cuatro plaguicidas de uso tradicional, sin especificar con seriedad cuáles serían las soluciones alternativas.
El celo europeo a la miel china se explica parcialmente en el hecho de que cerca del 37% de su producción de miel no va al consumo interno sino a terceros mercados, por lo que el debate regulatorio se vincula con su necesidad comercial.
Al mismo tiempo, en el Viejo Continente existe gran frustración por la mezcla del producto local con el importado, hecho que no suele consignarse en las etiquetas o envases relevantes. Nadie ignora que el etiquetado discriminatorio es una forma de transparencia que puede castigar sin fundamento la imagen de un producto.
Según los asesores que trabajan con el cuerpo del Europarlamento, la miel de abeja ocupa el tercer lugar de importancia dentro de la nómina de productos falsificados en el comercio mundial.
Pero el tema irresuelto es otro. La miel china se relaciona con una cultura o verdad de tinte religioso que rehúye de facto el debate científico. El Informe del Europarlamento insinúa la noción de usar como válidos los principios y evidencias científicas. Sería genial marginar a lobistas y charlatanes.

 

 

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

sos

guerra civil

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

En esta Fratricida Guerra Civil Apícola los enjambres melíferos expulsan a sus congéneres silvestres y amenazan la diversidad.

Monsanto Herbicidas 130218

Monsanto Herbicidas

130218

Brasil aprueba fusión de Monsanto con «condiciones»

 

cc140416n018f16.jpg 258117318 - Monsanto Herbicidas 130218 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud
 
El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil, órgano responsable de la lucha contra los monopolios, aprobó días atrás la adquisición del fabricante de transgénicos estadounidense Monsanto. El grupo  químico y farmacéutico alemán Bayer en dicho país, pero lo hizo con condiciones.
Según difundió la agencia EFE, el CADE aceptó la propuesta realizada por ambas compañías, pero lo hizo tras expresar su «preocupación» y condicionó la aprobación de la operación en dicho país a la venta, por parte de Bayer, de las operaciones de semillas y herbicidas a la compañía química, también alemana, Basf. Esa operación se haría por un monto estimado en 5900 millones de euros (cerca de u$s 7231 millones).
De acuerdo con el organismo, la solución propuesta por Bayer y Monsanto respecto de las «preocupaciones» del organismo «son robustas» y «deshace todas las superposiciones horizontales generadas por la operación en Brasil, lo que elimina los problemas de competencia». Además de la solución estructural, las dos compañías propusieron medidas como la transparencia de las políticas comerciales y la prohibición de imponer exclusividad en los canales de venta, entre otras. El CADE recordó que el análisis de la operación contó con una «intensa cooperación internacional» y su fusión fue notificada en 29 países.
Los herbicidas que Bayer vende a Basf se comercializan con las marcas Liberty, Basta y Finale y las semillas incluyen híbridos de colza y otras semillas de algodón y de soja de alto rendimiento y resistentes al herbicida para diversos mercados. La venta incluye la tecnología LibertyLink que hace que las semillas sean resistentes al herbicida, así como su investigación y desarrollo.
Bayer adquirió Monsanto hacia finales de 2016 por unos u$s 66.000 millones, lo que creó la mayor compañía de semillas y fertilizantes del mundo. La alemana tiene una cuota de mercado de productos químicos de 18% y Monsanto, de 26% del mercado.