Estafa de la miel 250319

Estafa de la mieles originarias y no originarias.

250319

Cambalache Legal

 

estafa de la miel
Origen: Mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE.

El tercer producto más adulterado del mundo:

«Envasan con su nombre un producto que no es miel»

Los apicultores denuncian la falta de claridad en etiquetado de la miel. Aseguran que en muchas ocasiones se trata de productos que no han sido extraídos de las colmenas españolas.
Producción
España genera cerca de 30.000 toneladas de miel cada año, y dentro de nuestro país, Andalucía es la Comunidad que más miel produce.
«El robo de colmenas está a la orden del día», asegura un apicultor de Coria del Río. Nos explica cómo sus 70 colmenas tienen que estar cerradas bajo llave. De una colmena se pueden sacar «30 kilos de miel en un año bueno», según afirma.
En España se produce el 50% de toda la miel que se consume, y los apicultores exigen un etiquetado correcto del producto: «Hay una industria que está estafando, envasando un producto que no es miel con su nombre». Es la Estafa de la miel.
Coste de la Miel
Producir un kilo de miel en España cuesta 2,70, un precio que dista de las mieles más baratas del mercado, con las que aseguran «no pueden competir». «Nosotros con lo que podemos competir es con calidad, casi toda nuestra miel se exporta y la que se consume aquí es la que nos traen de fuera».
Miel líquida
El aspecto de estos productos también se diferencia de la miel recién extraída. Una de las garantías de que se trata de un producto de calidad es la cristalización de la miel. Sin embargo, en esta Estafa de la miel, «Elevan la miel a una temperatura excesiva y destruyen todas sus propiedades con el fin de hacerla líquida».
Etiquetado

La información del etiquetado puede indicar que contiene un 1% de miel europea y un 99% de miel de terceros países. Para clarificar el etiquetado deberían poner el país y que tanto por ciento de miel lleva». Estas exigencias ya se negocian con el Gobierno para dar más transparencia al consumidor.

También se encuentra bajo sospecha el origen floral que recogen las etiquetas: «Para saber si realmente es una miel de lavanda o de brezo, debemos examinar el polen, el  ADN de la miel. Además, bajo la denominación «Miel de Flores» se camuflan y esconden todo tipo de mieles que protagonizarán la estafa de la miel.

Son mieles que se venden las grandes superficies bajo marcas desconocidas y que normalmente están compuestas de producciones extranjeras, en su mayoría mieles chinas, debido a su bajo precio.

Grandes Superficies

El ejemplo más cercano lo tenemos en Mercadona, Carrefour, Lidl, Dia, etc., que cuentan con su propia marca de miel. Mieles totalmente líquidas y perfectamente etiquetadas en cuyas etiquetas indican claramente su origen.

Estafa de la miel
Origen: Mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE.

«Origen: Mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE»,  y es aquí es dónde entra la Estafa de la Miel. Si el comprador lee la etiqueta puede pensar en dos direcciones y cualquiera de las dos le empujará a hacer la compra de este producto.

1-Puede ocurrir que si el comprador piensa en el producto, en sus propiedades, todo le indique que está comprando miel española de óptima calidad. Pues lo siento amigo, esa idea suya es falsa, pues lo más probable es que apenas contenga una pequeña cantidad del 1 % de miel española, mínimo aceptable por ley para que se indique en la etiqueta miel con origen español. El resto de la miel, el 99% de su composición en el mejor de los casos, será formada por mieles de menor precio, o lo que es lo mismo, menor calidad, calidad de origen chino.

2-También puede ocurrir que el comprador vea el bote de miel en la estantería y sólo piense en el precio que le cuesta ese kilo de miel, sin pensar en propiedades. Una miel que se comercializa a apenas 8 €/kg., y, echando cuentas, el usuario comprador decida que le sale mejor gastar 8€ por kg. que tener que desplazarse hasta donde el apicultor o la tienda que le van a cobrar mínimo 12€ por un kilo.

¡Y total solo es miel, que más me da una que otra!

Usted, consumidor español, no se va a dar cuenta, pero de cada cuatro kilos de miel que se envasan en España —sea para consumo doméstico o industrial— al menos uno viene de China. El mercado español demanda 30.000 toneladas y se importan 30.511 toneladas, un 58,2% de ellas vienen del país asiático. Lo que más preocupa al sector no es ya el volumen, sino el hecho de que, en cuestión de una década, se haya multiplicado por diez. Los productores chinos se han convertido en los principales protagonistas del mercado español de la miel y han expulsado del negocio a proveedores históricos como Argentina, que en la actualidad solo contabiliza ventas testimoniales.

La amarga invasión de la miel china
¿Y la miel española?

España es, con diferencia, el mayor productor europeo del edulcorante natural, con 34.000 toneladas al año, alrededor del 15% del total comunitario. Sin embargo, la calidad del producto español —derivado de la enorme variedad de flores de España y del clima— hace que esté muy demandado en otros países de la región como Francia, Alemania o Reino Unido, que se llevan alrededor de 20.000 toneladas. En consecuencia, para suplir el resto de la demanda los envasadores e industriales españoles recurren a las importaciones, y China es el mayor productor mundial de miel, con 450.000 toneladas en 2012, según la FAO.

 

 

 

Total Page Visits: 389 - Today Page Visits: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *