El Cannabis y las abejas 030620

cannabis abejas cáñamo polen
El polen producido por el cáñamo atrae a las abejas

 

Beneficios para la biodiversidad

 

Según revela una investigación de la Universidad de Cornell, New York, Estados Unidos, podrían llegar a 16 el número de especies de abejas que podrían ser atraídas por la planta de Cannabis Sativa.

Este mismo estudio indica que las plantas de mayor tamaño tienen la posibilidad de recibir una mayor variedad de visitantes.

Aunque no posee néctar, las abejas se acercan atraídas por las grandes cantidades de polen que produce el cáñamo (Cannabis Sativa).

El estudio evidenció además que mientras más grande sea la planta, ésta atraerá a más abejas. Además se especifica que las plantas de cáñamo de dos o más metros puede recibir mayor abundancia de abejas que las plantas cortas.

En un cultivo se hallaron hasta 16 variedades de diferentes abejas en busca de polen.

¿Cómo cuidar a las abejas y otros polinizadores?

Las abejas, clave para la supervivencia del planeta

 

El rol que cumplen las abejas es de gran importancia para la supervivencia del planeta. Son agentes polinizadores que realizan el intercambio de polen entre flores, permitiendo la reproducción de semillas y frutos.

Pese a su destacada labor, su existencia se ha visto amenazada por el calentamiento global, abuso de pesticidas y la intensificación desmedida de agricultura, que han contribuido a que disminuya su población de forma significativa en los últimos añospor lo que el cáñamo ayudaría a que colonias enteras de ellas puedan sobrevivir.

 

cannabis néctar polen abejas

 

La ventaja de esta planta es que puede producir polen para alimentar a una gran cantidad de abejas, incluso en las épocas del año en las que las flores son escasas. El cáñamo podría convertirse en la opción a la que las abejas pueden recurrir para nutrirse y así seguir desarrollando su labor.

“Con el incremento de su cultivo, productores, dueños de tierras, y fabricantes de políticas deberían considerar el valor del cáñamo para la comunidad de abejas y tomar en cuenta su atractivo al desarrollar estrategias de control de pestes”, se señala en el estudio titulado ‘Environmental Entomology’.

¿Cannabis en la miel?

Los científicos especificaron que, aunque las abejas se alimenten de estas plantas, su miel no contendrá THC (tetrahidrocannabinol), el elemento psicoactivo presente en las plantas de Cannabis.

Además, el THC del polen de cáñamo tampoco afectaría de forma negativa a las abejas ni a su desarrollo ‘debido a la pérdida de receptores cannabinoides en los insectos’.

Así que podemos decir que se ha encontrado un nuevo beneficio medicinal de la planta de cannabis, la marihuana de toda la vida.

El Cannabis medicinal se refiere al uso de preparaciones o principios activos de la planta de Cannabis sativa, llamados cannabinoides, como el tetrahidrocannabinol o THC y el cannabidiol o CBD, como terapia para tratar algunas enfermedades o aliviar determinados síntomas.

El comienzo del uso de C. sativa se remonta miles de años atrás y ha sido utilizado por muchas culturas.

Actualmente se está revisando su utilidad y existen  argumentos tanto a favor como en contra de su uso medicinal. Entre los detractores están la Asociación Médica Estadounidense, la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción, que han presentado motivos en contra de su uso para fines médicos.​

El Cannabis se extrae de los cabos en flor del cáñamo que es una planta anual herbácea.

Cannabis sativa var. indica
Cannabis sativa variedad índica.

Son varios los nombres por los que se conoce al Cannabis o sus productos, hashish, charas, bhang, ganja, dagga y marihuana.

El cannabis medicinal ha sido utilizado para reducir la inapetencia, las náuseas y los vómitos producidos por la quimioterapia, así como para tratar el dolor y la espasticidad muscular en personas con VIH/SIDA.​

Su uso para otras aplicaciones médicas ha sido estudiado, pero aún no hay información suficiente para dar conclusiones acerca de la seguridad y eficacia de su uso. El uso a corto plazo incrementa los efectos adversos mínimos, sin embargo no incrementa sus efectos adversos mayores.​

Los efectos a largo plazo del cannabis no están completamente claros.​ Existe preocupación con respecto al bienestar de sus consumidores; incluyendo problemas cognitivos o de memoria, el riesgo de crear dependencia y el riesgo de que los niños lo consuman por accidente.​

El Cannabis medicinal se puede administrar utilizando diversos métodos incluyendo comidas de cannabisvaporizadores,  fumándolo, tomando cápsulas o utilizando aerosoles orales.

Los cannabinoides sintéticos están disponibles como medicamentos recetados en algunos países, por ejemplo: Dronabinol (disponible en Estados Unidos y Canadá) o Nabilone (disponible en Estados Unidos, Canadá, México y Reino Unido).

El uso recreativo del cannabis es ilegal en la mayor parte del mundo, sin embargo, su uso médico es legal en algunos países, incluyendo Argentina, Austria,  Canadá,  Chile,  Colombia,  República Checa,  Finlandia,  Alemania,  Israel, Italia,  Uruguay,  Países Bajos,  Portugal y Ecuador.

En Estados Unidos, la ley federal prohíbe completamente el uso de la marihuana, mientras que en veinte estados y el Distrito de Columbia en los Estados Unidos, ya no procesan a las personas por el hecho de poseer o vender marihuana, siempre y cuando sigan las regulaciones de venta de marihuana dentro del estado.

 

Total Page Visits: 1046 - Today Page Visits: 9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *