Apicultura, Ciencia y tecnología 290619

enjambre en brasil

honey bees 401238  340 - Apicultura, Ciencia y tecnología 290619 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

Ciencia y tecnología de la apicultura. 290619

Ciencia y tecnología

La ciencia y tecnología de la apicultura moderna nos ha permitido obtener un producto alimenticio que funciona mucho mejor que el azúcar y que está fácilmente disponible.

Evolución Técnica

Atrás quedan en el tiempo otras arcaicas formas de cosechar miel.  Me refiero a las tradiciones de siglos pasados en que aún no existía maquinaria moderna, extractores, maduradores, coladores, cuchillos y otro sinfín de herramientas.

Evolución Científica

También es preciso recordar que con la evolución científica y los descubrimientos y estudios sobre las especies apícolas, han supuesto un avance en nuestro campo de actuación. La ciencia, los estudios científicos, han permitido que conozcamos todos los entresijos de la vida de la abeja, de su comportamiento, su biología y cualquier detalle relacionado con el mundo apícola.

Toda esta evolución  en la maquinaria y los utensilios apícolas han permitido que la apicultura adquiera un nuevo rumbo más cómodo y productivo que nos hacen la vida más fácil a los apicultores. Me estoy recordando ahora de ciertos pueblos indígenas del este asiático o de Sudamérica que aún deben enfrentarse a las picaduras casi sin ninguna protección. Apenas usan ropa especial de protección y utilizan repelentes como el humo de forma poco tranquilizadora.

Estacionalidad

El problema es que la temporada de producción es estacional, me refiero a la apicultura no tropical, y desafortunadamente, se constriñe a la época del año templada donde la temperatura es templada y la duración de los días se alarga.

Esta estacionalidad se debe a que las abejas son menos activas durante los meses fríos y ralentizan su producción. Desde fines de marzo a principios de agosto se produce la floración y la aparición del polen es abundante. Es la mejor época para que las abejas se alimenten. Es un misterio entender el parecido de las abejas con los humanos. La forma en que perciben los cambios en el clima, el ambiente y la organización de cómo viven se parece mucho a los humanos.

Costumbres

Si las abejas pudieran vivir como humanos, seríamos compatibles. Lo único que separa a los humanos de las abejas es que las hembras no están permanentemente en un ciclo fértil.  Donde los humanos solo tienen un período de gestación de 9 meses y pueden elegir cuántos hijos tienen. Existen lugares tropicales donde las abejas se reproducen constantemente sin interrupciones. Tras el vuelo nupcial en el cuál es perseguida por un enjambre de zánganos, la abeja Reina se apareará con 2 o 3 zánganos y será inseminada por 2 o 3 años. Años en los que seguirá poniendo huevos hasta que el esperma se agote.

 

La reina produce, una vez que se ha apareado, una puesta de 2000 huevos al día durante la estación de primavera. Puede vivir por otros dos años y luego, cuando su capacidad vaya decreciendo, las obreras criarán una nueva reina para sustituirá y hacerse cargo de la colonia. Básicamente, las abejas reinas tienen la tarea monumental de mantener una población fresca y joven. No todas las colonias son iguales pues aunque las diferentes especies de abejas tengan una vida similar, sus patrones y un calendarios de apareamiento pueden ser diferentes. Los humanos seguimos la misma pauta aunque nuestra necesidad de procrear no depende de cuando cambia la temporada o el clima.

Zumbidos

Las reinas se identifican por su zumbido, distinto del sonido que hacen los zánganos y de las abejas obreras cuando se comunican entre sí. El zumbido de la Reina es más agudo y está constantemente rodeada de zánganos y obreras que la protegen con su vida. Se sabe que vuelan a su alrededor incesantemente, haciendo que el ‘servicio secreto’ reaccione cuando la seguridad del ‘presidente’ se ve comprometida y violada. Atacarán cuando se sientan amenazados y protegerán a su reina a toda costa.

Misterios

Así de cerca está la naturaleza de la colmena de la naturaleza humana. Ese es el misterio que muchos apicultores están tratando de aprender a través de la ciencia. Relacionar la naturaleza de los humanos y su interacción entre ellos. Las colmenas son como una familia gigante dónde la mayoría de las abejas son hembras.

Solo una de ellas es fértil y será la Reina. Ella será la que gobierne la colonia para continuar con la próxima generación. Los descendientes para continuar el linaje de la colonia. Esto es lo que hace que la ciencia y la tecnología sean interesantes para comprender a las abejas.

La ciencia y la tecnología es importante también para los apicultores que mantienen sus colmenas a base de esfuerzo,  para proteger y criar a una criatura indispensable para la vida del planeta.

Conclusión

Podremos concluir que las sociedades de abejas son como las sociedades de personas. La diferencia más visible es que vuelan y su capacidad de reproducirse sin parar durante 2 o 3 años, «a razón de 2000-3000 hijos por parto».

 

Apicultores espirituanos 261018

Apicultores espirituanos 261018

abejas - Apicultores espirituanos 261018 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola
Apicultores espirituanos cosechando miel

4º Trimestre

Los apicultores de Sancti Spíritus enfrentan el último trimestre del año con la voluntad de resarcir los ligeros atrasos que acumulan en la fabricación de miel justo en el período óptimo en la producción de este renglón exportable.

Empresa Apícola

Según explicó Nelson Lujan, director de la Empresa Apícola espirituana, aunque septiembre cierra con su compromiso sobre cumplido, durante este 2018 la apicultura ha padecido las variaciones meteorológicas tanto las altas temperaturas como las precipitaciones y los altos niveles de humedad.

Floraciones

Explicó que tales factores han afectado el ciclo de castración o de maduración en las colmenas lo que ha provocado problemas con la calidad de la miel y de manera directa las floraciones de leñatero o bejuco indio, decisivas en esta etapa del año.

Irma

La propia fuente refirió que aun cuando se lograron recuperar las 2 mil 380 colmenas pérdidas durante el huracán Irma, todavía quedan por rescatar cerca de la mitad de las 900 dañadas en las lluvias de mayo último, sin descontar que las que se han recobrado aún no son productivas.

Plan Anual

Significó que para el último trimestre del año se advierte una situación más favorable que permitirá, según los estimados, cerrar con 613 toneladas de miel, un nivel que estaría por debajo del plan anual previsto.

Abejas con microchips 010718

biblia apicultor

bees 18192 1920 - Abejas con microchips 010718 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

Abejas con microchips

010718

Abejas, insectos milenarios con microchips

Profecía de Einstein

“Sin las abejas la vida en la tierra no duraría más de cuatro años”. Es una aseveración en la que coinciden científicos de todo el mundo, quienes basan su teoría en la importancia que tienen estos insectos para la naturaleza en su conjunto.

Actividad ancestral

La actividad apícola se realiza desde la antigüedad, sin embargo los mayores avances se tienen a partir de la explotación industrial. Actualmente la apicultura enfrenta importantes retos — entre otros — la creciente mortalidad de las colmenas sin causas aparentes, el aumento de enfermedades y depredadores, el uso de químicos sintéticos en la agricultura, de transgénicos y el abandono del sector rural.
Innovaciones técnicas
Ahora bien, las innovaciones realizadas en las últimas décadas están basadas en perfeccionar o adaptar técnicas en zonas concretas, mejorar herramientas o hacer el trabajo de apicultor lo más rápido y llevadero posible. Pero hasta ahora no se ha alcanzado ninguna innovación que marque un antes y un después. Es decir, los materiales y los procesos son los mismos que en el siglo pasado.

Interés internacional

Afortunadamente, hoy en día, existe interés en el tema por parte de un organismo internacional, la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia. La Iniciativa Global para la Salud de las Abejas Mellíferas con microchips busca conocer las causas de su declive.

Experimentos con microchips

Del experimento saldrán volando las abejas con microchips. Para ello les serán colocados microsensores o microchips en el tórax de estas 10 mil abejas. En el proyecto participan expertos de México, Brasil, Nueva Zelanda y Reino Unido.
Explican que se trata de preparar abejas con microchips que pesan 5.4 miligramos, miden 2.5 milímetros y contienen una batería que genera su propia energía por la vibración. Entre los muchos datos que registra esta tecnología se encuentra la distancia recorrida desde que sale de la colmena, dieta, exposición a pesticidas, datos del clima y del hábitat.
En fin, la apicultura ha demostrado que puede transformarse en una herramienta idónea para el desarrollo territorial, fundamentalmente en la agricultura familiar sobre la base de modelos asociativos, actividad que requiere ser valorada por la importancia milenaria que la antecede y rescatada en beneficio de todos los habitantes del planeta.

 

Agroquímicos o apicultura 100518

agroquímicos

En Campeche, más de 8.500 familias mayas dependen de la miel

 

Herencia Maya

La incesante destrucción de la selva con fines agrícolas, ganaderos y urbanísticos, el vertido de agroquímicos, así como el cambio climático, provocarán que en los próximos 30 años la actividad apícola en Campeche llegue a su fase terminal para más de 8.500 familias mayas que ancestralmente han dependido de esta actividad.

Este es el resultado de un diagnóstico realizado por apicultores, investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y autoridades de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) del gobierno de esta entidad, a partir de un estudio que tiene su origen en los años 80 y 90 con la llegada de colonos de otras entidades y de menonitas procedentes de Zacatecas.

En Campeche, la apicultura es la quinta actividad económica más importante, dejando ganancias que superan los 200 millones de pesos cada temporada, que benefician a 8.500 familias, y  dejando aparte las ganancias que,  de acuerdo a la ficha técnica de Procampeche dependiente de la Secretaría de Desarrollo Comercial (Sedeco), deja la exportación a Suiza, Alemania, Bélgica, España, Venezuela, Arabia Saudita y Australia.

El 20 por ciento del total de la producción de la miel local es adquirida sin los debidos controles por el vecino estado de Yucatán, tal y como ocurre con el pulpo maya, por lo que esa entidad se adjudica la mayor producción del mercado peninsular, según estimaciones del veterinario Oscar Romero Rojas, director de apicultura de la SDR.

Es coincidente también que falta una regulación para la aplicación de agroquímicos y la deforestación que provoca cada daño en los volúmenes de producción de miel, pese a que el 40 por ciento de las selvas del estado tienen algún estatus de protección y que todavía existe alto nivel de recuperación forestal debido a las lluvias, considera el funcionario estatal de la SDR.

Sin embargo, reconoce que los graves errores que han conducido a que la actividad apícola no prospere. Entre ellos está la entrega de subsidios, el envejecimiento de los métodos ancestrales caducos, la falta de capacitación y la introducción de tecnología para que logren su autosuficiencia y autonomía productiva.

Primeras afectaciones

 

 

La apicultura peninsular tiene sus orígenes en tiempos de la cultura maya, con una connotación sagrada y medicinal; el néctar de la abeja local conocida como melipona, era aprovechado para aliviar el hambre de los ayunos forzados de los enfermos, además de que les aclaraba sus ideas.

Durante la década de 1980 inició un éxodo de colonizadores con la finalidad de aprovechar las tierras vírgenes de Campeche, y lo mismo sucedió 10 años después con la llegada de los menonitas, quienes trajeron la soja transgénica, cuyo polen ha causado severas afectaciones en la miel al presentar residuos de impureza.

En 1987 llegó de Brasil la abeja africanizada, “lo que cayó como bendición para la actividad, pues si bien es cierto que por instinto el insecto es más defensivo, también es más trabajadora y como consecuencia, al mezclarse con la europea se obtienen mejores resultados en la producción de miel”, asegura Romero Rojas.

Según estimaciones de quienes hoy representan los intereses de los apicultores campechanos, José Luis González Flores y don Pedro Ehuán, presidentes de Miel y Cera de Campeche, y de los Productores de Champotón, respectivamente, en esos tiempos la cosecha del dulce superaba las 15 mil toneladas en cada bodega de almacenamiento, gracias a que había suficiente tajonal para que las abejas se alimentaran; entonces los montes no estaban depredados, no se usaban agroquímicos ni existían transgénicos.

Cuenta don Ermilo Maas Ek, apicultor de 69 años de edad y originario de la comunidad El Poste, Hopelchén, que los desmontes a partir esos años alcanzaban hasta las mil hectáreas para realizar monocultivos como siembra de soja transgénica, a lo que se le sumaron las fumigaciones aéreas y uso de insecticidas y herbicidas que han causado la muerte de abejas debido a que no tienen alimento cerca y también son sensibles a sustancias tóxicas.

De este modo, de 70 colmenas, don Ermilo hoy sólo cuenta con 36, con niveles de producción que va apenas de los 12 a 15 kilos por cada una.

Ésto demuestra el impacto que la destrucción de la selva y uso de agroquímicos está causando a la actividad, pues según datos conservadores de la SDR, cada colmena tendría una producción superior a los 40 kilos de miel.

Hopelchén la zona más impactada

 

Un estudio reciente realizado por el Ecosur y encabezado por Erick Vides Borrel, revela que en el municipio de Hopelchén, en los últimos 10 años, la tasa de expansión agrícola fue de 3.1 por ciento, lo que afecta gravemente el paisaje apícola, donde la abeja encuentra el néctar y el polen para fecundar.

Observó también que la tenencia privada de la tierra representa la mayor deforestación, y tan sólo entre 2005 a 2015 se tuvo un promedio anual de deforestación en los chenes de más del cinco por ciento de la selva.

El investigador señaló que si la abeja no tiene alimento cerca y no puede producir miel, mucho menos podrá polinizar otros productos que forman parte de la dieta humana como frutas, vegetales, flores y cultivos de importancia comercial.

Sin lluvia, con exceso de ella, con una selva desértica, aunado al uso de plaguicidas como los neonicotinoides y herbicidas como el glifosato, la actividad apícola está condenada a desaparecer en los próximos 30 años, sostiene el investigador de Ecosur.

Existe un registro que se tiene entre los años 2012 y 2013 cuando más de mil colmenas de abejas murieron a causa de una intoxicación por el uso de agroquímicos en las comunidades de Suc Tuc y Crucero Oxa.

 

No todo está perdido

 

 

El director apícola de la SDR sostiene que el gran error ha sido dar dinero a los apicultores y no enseñarles a hacer apicultura, de ahí que el programa Extensionismo llegue a todo el estado para que los apicultores conozcan las nuevas técnicas de aprovechamiento bajo conceptos de sustentabilidad, usos de plaguicidas amigables con el medio ambiente y sobre todo de aprovechamiento orgánico.

Admitió que uno de los graves problemas es el uso indiscriminado de agroquímicos, debido a la falta de un marco regulatorio y falta de cultura de los productores, por eso propone hacer valer la ley castigando a los responsables retirándose cualquier subsidio.

“Tiene que haber una corresponsabilidad entre los apicultores y las instancias de gobierno para poner en práctica una actividad agropecuaria basada en la responsabilidad, la cultura y el cuidado al medio ambiente”, sostiene.

Puso como ejemplo que estudiantes del Instituto Tecnológico de China llevan a cabo un proyecto piloto denominado Arráigate, con 50 jóvenes de la comunidad de Santo Domingo Questé, donde se ponen en práctica esa nueva forma de darle su lugar al campo, y en particular a la actividad apícola, donde en lugar de agroquímicos usan hongos y gusanos para contrarrestar las enfermedades propias de esta actividad.

“Es más redituable y menos costoso. Pero sobre todo, los jóvenes están capacitándose, absorbiendo nuevos modelos de compatibilidad hay entre el campo y el medio ambiente”.

 

Cosechas malas y buenas

 

 

José Luis González Flores y Pedro Ehuán coincidieron que 2017 fue uno de los peores años para la actividad apícola en Campeche, pues apenas se recopilaron 1.500 toneladas y 1.150 toneladas, respectivamente, como consecuencia de la grave sequía y la poca floración que azotó al estado.

Sin embargo, para la presente temporada se espera levantar seis mil toneladas de miel. Por lo pronto, en Miel y Cera de Campeche ya superaron la captación de 3.500 toneladas a través de sus 53 centros de acopio, y en Champotón están arriba de las 2.500 toneladas.

Miel y Cera de Campeche cuenta actualmente con cerca de 6.000 socios, en tanto de Productores de Miel de Champotón tiene 2.600 y ambas empresas son exportan la mayoría de su producción de temporada.

Se acabó el palo de tinte, se acabó la actividad Chiclera, ya también el petróleo expira y lo mismo sucede con la pesca del camarón. Ojalá y la actividad apícola no sea otra más, pero esta vez no como consecuencia de la avaricia del hombre, sino, lo más trágico, por la destrucción de nuestro entorno ambiental.

Para que conste, puede ser una sentencia de muerte adelantada.

Monsanto Herbicidas 130218

Monsanto Herbicidas

130218

Brasil aprueba fusión de Monsanto con «condiciones»

 

cc140416n018f16.jpg 258117318 - Monsanto Herbicidas 130218 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola
 
El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil, órgano responsable de la lucha contra los monopolios, aprobó días atrás la adquisición del fabricante de transgénicos estadounidense Monsanto. El grupo  químico y farmacéutico alemán Bayer en dicho país, pero lo hizo con condiciones.
Según difundió la agencia EFE, el CADE aceptó la propuesta realizada por ambas compañías, pero lo hizo tras expresar su «preocupación» y condicionó la aprobación de la operación en dicho país a la venta, por parte de Bayer, de las operaciones de semillas y herbicidas a la compañía química, también alemana, Basf. Esa operación se haría por un monto estimado en 5900 millones de euros (cerca de u$s 7231 millones).
De acuerdo con el organismo, la solución propuesta por Bayer y Monsanto respecto de las «preocupaciones» del organismo «son robustas» y «deshace todas las superposiciones horizontales generadas por la operación en Brasil, lo que elimina los problemas de competencia». Además de la solución estructural, las dos compañías propusieron medidas como la transparencia de las políticas comerciales y la prohibición de imponer exclusividad en los canales de venta, entre otras. El CADE recordó que el análisis de la operación contó con una «intensa cooperación internacional» y su fusión fue notificada en 29 países.
Los herbicidas que Bayer vende a Basf se comercializan con las marcas Liberty, Basta y Finale y las semillas incluyen híbridos de colza y otras semillas de algodón y de soja de alto rendimiento y resistentes al herbicida para diversos mercados. La venta incluye la tecnología LibertyLink que hace que las semillas sean resistentes al herbicida, así como su investigación y desarrollo.
Bayer adquirió Monsanto hacia finales de 2016 por unos u$s 66.000 millones, lo que creó la mayor compañía de semillas y fertilizantes del mundo. La alemana tiene una cuota de mercado de productos químicos de 18% y Monsanto, de 26% del mercado.

Soporte anti-hormigas 090218

Soporte anti-hormigas
Soporte anti-hormigas España
Soporte en España a base de bloques de hormigón.

Soporte anti-hormigas

090218

Anti-okupas

El soporte anti-hormigas para colmenas en Brasil es, entre todas las trampas, marcas, materiales, etc., el complemento de protección para colmenas más necesario.

Más que hormigas yo diría que son alacranes de color rojo, distintivo de peligro.

Necesario para todos los apiarios, sea cual sea la latitud en dónde se encuentre nuestro colmenar, siempre hay algún modelo preferido dependiendo del país.

También influirá en la elección del Soporte anti-hormigas para colmenas la fauna e insectos que pululen por los alrededores.

Y a todos los apicultores nos gusta comentar y relatar nuestras aventuras en el colmenar. Compartir las nuevas técnicas o los inventos que hayamos puesto en marcha con buenos resultados.

De los otros inventos, los fracasados o menos exitosos, mejor hablamos otro día.

Apicultor Brasileño

Recientemente mantuve una conversación con mi buen amigo Baltazar O. Ferreira. Se trata de un apicultor brasileño con el que contacté por Internet durante mi estancia en Palmas, Tocantins, Brasil. Entre 2010 y 2016 estuve en Brasil para echar a andar un ambicioso proyecto apícola que se vio truncado a las primeras de cambio.

No había contado con la agresividad de la abeja africanizada, a lo que se sumaba los insoportables y continuos 30ºC, día y noche, con bochorno y una extrema humedad ambiental que casi nunca desciende del 90%.

Me cegaron la hiperactividad, corrían encima de los cuadros como pulgas enfadadas, y sus múltiples cosechas anuales.

Soporte Anti-hormigas

Como estaba escribiendo, mi amigo Baltazar me envió unas fotografías de su sistema de defensa anti-hormigas.  Un tipo de soporte para sus colmenas, situadas en el SITIO CASCATINHAS RONCADORAS, Sao José dos Campos – SP, que impedía el acceso a cualquier intruso. Este sistema es mucho más sofisticado que el utilizado en España, comentado en una entrada anterior de este blog, consistente en unas simples botellas de plástico cortadas y rellenas de algún líquido.

Esta complicación es absolutamente necesaria para combatir a la hormiga americana, mucho más grande y agresiva que nuestra «dócil», molesta y negra, hormiga común europea.

La hormiga roja de fuego (Solenopsis invicta) es una de las más de 280 especies del género de hormigas Solenopsis. Por lo tanto son himenópteros y, junto con abejas y avispas, son una familia de gran interés en Alergología ya que cuentan con un veneno similar.

La Solenopsis invicta es originaria de Sudamérica, en concreto se ubican sus primeras colonias en Brasil, al sur de la selva amazónica. A pesar de ello se ha convertido en una plaga en América Central y del Norte, como el sur de Estados Unidos. También se ha convertido en una plaga en Australia y en distintas zonas de Asia. Por suerte, y de momento, no tenemos esta especie en Europa. Aunque, si vives o vas a viajar a alguno de esos continentes, te lo digo por experiencia propia, ¡ten mucho cuidado con ellas!

La Solenopsis invicta es conocida por tener una dolorosa y persistentemente irritante picadura, muy pruriginosa, que a menudo deja en la piel una vesícula rellena de un líquido de aspecto similar al pus (aunque no suele infectarse si no se rompe).

Por supuesto, para defenderse utiliza sus mandíbulas, y tiene una mordedura fuerte. Pero no es a eso a lo que nos referimos cuando hablamos de picadura: tiene un aguijón retráctil en el extremo distal de su abdomen. Con el afilado estilete inyecta un veneno que contiene una mezcla de alcaloides naturales derivados de la piperidina. Muestra una potente actividad tóxica, hemolítica y necrotizante que causa tanto el dolor como la formación de esa especie de pústulas blancas que suelen aparecer un día después de la picadura.

Además de esa sustancia, el veneno contiene una solución acuosa de proteínas, péptidos, y otras pequeñas moléculas, y puede desencadenar una reacción alérgica en individuos sensibles.

Son una plaga para el ser humano, no sólo por el dolor físico que su picadura puede infligir y las consecuencias de la misma sobre los animales de granja. Cuando pican muchas de forma simultánea, cosa frecuente si consideran su nido amenazado, pueden causar la muerte de animales pequeños, como aves de corral), sino porque la construcción de los montículos de sus hormigueros puede dañar las raíces de las plantas, con la consiguiente pérdida de cosechas, e interferir en los cultivos mecanizados. Aunque sus picaduras raramente constituyen una amenaza para la vida de las personas y de animales grandes, sabemos que pueden causar la muerte por reacción anafiláctica en casos de alergia a su veneno.

Que la naturaleza es justa y sabia lo sabemos. Por ello, a gran depredador le corresponde otro de semejante porte y agresividad. Es la lucha por la supervivencia pura y dura.