Ecosistema de Enjambres 120819

enjambres abejas ecosistema

Ecosistema de Enjambres 120819

Primavera

La primavera es el momento en que las abejas se reproducen y se puede observar el ecosistema de enjambres.  El medio natural de multiplicación de colonias para las abejas se llama enjambre. El período de formar enjambres en primavera  suele durar alrededor de tres semanas.

enjambre 1 1 - Ecosistema de Enjambres 120819 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

 

Barba de abejas

Cuando la colmena tiene demasiada población en los meses de verano, cuando el ecosistema está en plena cosecha, se forman los llamados enjambres en barba de abejas. El enjambre que se formó dentro de la colmena se desborda por la piquera y queda colgando de ésta, formando la barba de abejas.

Normalmente, en el ecosistema, un solo enjambre de abejas se divide en dos durante el período de enjambre. Eventualmente, sobretodo si los enjambres se forman en barba de abejas, pueden formarse otros más pequeños, enjambres secundarios, terciarios, etc.

En esta entrada trataremos de cómo es el Ecosistema de Enjambres.

enjambre barba

Aunque parezca caótica la situación, en realidad piensa que si te encuentras con un enjambre estás de suerte, ya que podrás tener una nueva colmena sin que sea necesario que compres un enjambre, o salgas al campo en su busca.  Única y simplemente será necesario que coloques otra colmena vacía al lado de la barba de abejas.

Dentro de esta nueva colmena añadirás panales nuevos con cera sin estirar y algún panal con miel operculada. Coloca la entrada próxima al enjambre en barba de abejas. Ayudándolas con un poco de humo de tu ahumador te será fácil empujar y recoger el nuevo enjambre y preparar así una nueva colmena. Ellas solas entrarán como corderos a su nuevo corral.

 

   Checkerboarding o Tablero de Ajedrez

 

El enjambre generalmente significa una pérdida de fortaleza de la colmena, lo que a su vez conlleva una pérdida de producción.  Por ello los apicultores tratan de desalentar este comportamiento. Para eliminar la necesidad de enjambrar en sus colmenas los apicultores compran nuevas abejas reinas cada primavera para reemplazar a sus viejas reinas.

Éstas, las reinas viejas, son más propensas a enjambrar ya que se las nuevas reinas vírgenes son más productivas y hacen puestas más abundantes. Las colmenas necesitan un cambio de reina,  al menos, cada 3 años para mantener su  población en pleno rendimiento.

 

   Colonia de Inicio

Otro método comúnmente utilizado por los apicultores para desalentar la formación de nuevos enjambres es la creación de una colonia de inicio. Crear una colmena de arranque y luego dividirla anima a las abejas a permanecer en sus colmenas.

Algunos apicultores creen que las abejas solo necesitan enjambrar cuando tienen abundante comida en la colmena. Los apicultores que suscriben esta teoría utilizan un método llamado checkerboarding o tablero de ajedrez.

Para desactivar ese instinto que lleva a sus abejas a enjambrar, el apicultor retira unos panales en sus colmenas, algunos de los cuadros de miel, e introduce en su lugar cuadros con cera nueva estirada. Las abejas perciben que no tienen miel de reserva  y por lo tanto se elimina en las abejas la necesidad de enjambrar.

 

     Reina Vieja

Es inusual que las abejas enjambren cuando hay una reina joven en la colmena de abejas. A medida que pasa el tiempo y la Reina envejece es cuando la colmena se prepara normalmente para formar nuevos enjambres. Por lo general la reina mayor se va con el enjambre primario, dejando una reina virgen en su lugar. Cuando la reina vieja se prepara para enjambrar con el enjambre primario, deja de poner huevos.

Se concentra en ponerse en forma para volar cuando salga de la colmena (será la única vez que la reina volará desde que salió en su vuelo nupcial). Cuando los enjambres más pequeños abandonan la colmena, suelen ir acompañados de una reina virgen.

 

   Reina Virgen

Cuando un enjambre deja la colmena por primera vez, las abejas no suelen alejarse demasiado de la colmena que siempre han conocido. Después de huir del nido, las abejas se asientan en una rama de un árbol cercano o debajo de un alero de una edificación.

Las abejas obreras se agrupan alrededor de la reina, protegiéndola. Una vez que tienen a la reina protegida, abejas exploradoras recorren los alrededores. Una vez que hallan un lugar adecuado para establecer una nueva «colmena», lo convertirán en su nuevo hogar.

 

   Abastecimiento

Algunos apicultores ven el enjambre como una ventajosa manera de abastecer sus colmenas. Un criador de abejas experimentado no tiene problemas para capturar un enjambre. Los apicultores pueden usar una feromona para atraer el enjambre de abejas.

 

     Abejas Africanizadas

Cuando pululan, las abejas no llevan comida adicional con ellas. La única miel que pueden tomar de la colmena paterna es la miel que consumen.    Aunque las abejas normalmente se agrupan solo durante la primavera, no ocurre lo mismo con las abejas africanizadas.

Mal llamadas abejas asesinas, en los climas tropicales donde habitan pueden crear mas de un enjambre. Las abejas africanizadas también enjambran cuando tienen dificultades para encontrar comida en su ecosistema.

Por lo general, las abejas no persiguen a las personas cuando están en su ecosistema y forman parte de un enjambre, pero su presencia en un lugar causa mucho temor en las personas. Normalmente es habitual que se llame a un apicultor para capturar un enjambre de abejas.

 

Biología de la Abeja 120819-

biologia abejas

Biología de la abeja 120819-

 

La biología de las abejas es diferente en todo el mundo pues existen aproximadamente 20,000 especies de abejas, lo que hace que los apicultores se interesen por el polinizado cruzado. Cuando las abejas cambian las flores que recolectan, no solo cambia la miel producida por ese polen, sino que crean nuevas especies de flores. También cambia la consistencia de la miel.

    La miel el producto

Los apicultores rastrean a las abejas cuando se cruzan con otras especies apícolas y así es como siguen sus hábitos desde el apareamiento hasta el origen de procedencia. Los apicultores también realizarán un seguimiento de su producción de miel ya que a diferentes especies de abejas también se producirán distintos aromas, sabores y consistencias de miel y dependerá en buena parte de la Biología de las Abejas.

 

     Origen

Por su biología se conoce que la mayoría de las abejas se originaron en lugares de Europa, África y algunas partes de Asia, pero a causa de los movimientos migratorios a lo largo de la historia, que se iniciaron los la colonización y la llegada de Órdenes religiosas como los Jesuitas, las abejas y la apicultura fueron trasladadas a los diferentes estados de América a lo largo de los siglos. Las abejas se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida.

 

     Evolución

Las abejas, su biología, evolucionaron de las avispas, de las cuales descienden, con la diferencia de que las avispas no son insectos polinizadores. La capacidad para organizarse de las abejas rivaliza con las avispas, los escarabajos, las moscas y las mariposas. Las abejas también se clasifican en dos clases sociales que son ideales para que los apicultores adapten su sistema de manejo de abejas y colmenas.   Su biología implica que la mayoría de las abejas nacidas sean hembras, nazcan pocos machos, y las hembras lucharán entre sí por el control de la colmena y la colonia.

 

     Abeja Africana

Actualmente, la mayoría de las personas, cuando escuchan hablar sobre las abejas africanas, piensan que son abejas asesinas. En realidad, de hecho la abeja africana no es tan peligrosa como la gente cree que es. Es esta especie de abeja, su biología, sin duda, la más popular entre los apicultores y la industria de la miel.

7143826 10951921 - Biología de la Abeja 120819- - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

Las abejas africanas son las más criadas pues producen miel de trébol, que es la miel más utilizada y producida. Una de las razones por la que la abeja africana es tan popular es porque no es una especie con una biología agresiva que ataca fácilmente a alguien. Otra cosa distinta es que atacarán cuando estén defendiendo la colmena y su Reina. Normalmente residirá permanentemente dentro de la colmena después de su vuelo nupcial, en que ella es inseminada por varios zánganos. No se la verá nunca más. Por lo general, la mayoría de los apicultores eliminan algunas alzas de la colmena, conservando únicamente la cámara que contiene a la reina.

 

    Vuelos Molestos

Las abejas son generalmente dóciles, pero se vuelven molestas cuando vuelan a nuestro alrededor durante las comidas campestres. Esto es debido al hecho de que su sentido del olfato las guiará hacia dónde estamos y no tienen una buena vista. Su sentido del olfato es lo que las ayuda a encontrar las flores que polinizan y, a veces, las confunden con el olor del alimento de las personas.

El olor puede imitar a las flores, lo que puede hacer que se mezclen sus aromas. Esta es la razón por la cual es probable que encuentre abejas pululando alrededor de la basura porque los desechos de las envolturas de los alimentos las puede atraer, porque los aromas dulces se parecen a las flores y las plantas.

Los apicultores deben tener cuidado al dispensar su basura porque las abejas pueden oler aromas dulces desde largas distancias y, algo que puede ser inofensivo como desechar la basura, puede convertirse en un gran problema de plagas cuando comienzan a reunirse en lugares que no son su hábitat normal.

Traslado a su colmena 030719

trasladar abejas

Trasladar abejas
Del porta-enjambres a la colmena

Trasladar abejas a la colmena 030719

Desde el porta-enjambres

Al fin llegó ese momento tan esperado pero que tanta ansiedad te producía. Es el día en el que deberás empezar o acabar la jornada transfiriendo tus abejas al nuevo hogar. Una vez terminada esta operación el primer trabajo del apicultor  estará hecho.

1-Has elegido un sitio para tu colmena en el que no será derribado por un viento fuerte, ni será molestado por mascotas o humanos.

2-Has comprado todo el equipo correcto y, aunque estás nervioso por el estreno,  te sientes bien usándolo. Te pruebas tu equipo apícola y te resulta cómodo, además te sientes bien y confías en que estarás razonablemente protegido contra las picaduras de abejas.

3-Durante los fríos meses de invierno, encargaste el pedido de abejas y la empresa te notificó que las abejas fueron enviadas con éxito.

4-Esta mañana ha recibido una llamada de la oficina de correos, y un empleado, bastante nervioso, te ha pedido amablemente que vengas a recoger y retirar de su oficina el alborotado  paquete de insectos picadores.

    Daños y Bajas del combate

Recoges tus abejas y percibes que, aparte de unas cuantas muertas en el fondo del recipiente, deberás estar preparado para que algunas no sobrevivan al estresante viaje que se les ha pedido que soporten, las abejas se ven saludables. Ahora, todo lo que tiene que hacer es transferir las nuevas abejas del contenedor porta-enjambres hasta la colmena que ha sido acondicionada para ellas.

    Sus «armas»

Tenga a mano su ahumador, bien cargado de material que produzca humo abundante, blanco e inodoro y que no sea dañino para los seres vivos, cuando esté listo para transferir sus nuevas abejas del envase o contenedor de envío a la colmena. También, si cabe esto es más importante, asegúrese de estar vestido con su equipo de apicultura: Careta, buzo o traje de apicultor blanco o de colores claros, guantes, botas, etc.

Debes buscar una pequeña caja dentro del porta-enjambres que te llegó. Este pequeño contenedor acoge a tu nueva reina. La parte superior del porta-enjambres está cubierta con un corcho. Retire el corcho y verá una segunda tapa que está hecha de azúcar.

    En su trono

Cuelgue el contenedor de la reina en el interior de tu colmena. Debes colocarlo entre dos cuadros o marcos que estén en el centro de tu colmena recién preparada. Perfore la parte superior de la tapa de caramelo con un clavo. A las abejas obreras les será más fácil liberar a la reina si ya hay un pequeño agujero en la barrera de azúcar. Cuando use la cuña, tenga mucho cuidado de no apuñalar inadvertidamente a la reina. No podrás volver a comprar una reina de reemplazo después de los meses de invierno. Cuando las obreras hayan atravesado la barrera de azúcar, la reina podrá escapar a la colmena.

Una vez que tenga a la reina en la colmena, use su ahumador y coloque una bocanada de humo en el porta-enjambres de envío. Agite suavemente el contenedor de envío de las abejas, permitiendo que éstas salgan y caigan en la colmena. Cuando ya no pueda sacar más abejas del porta-enjambres, deberá acercarlo y colocarlo próximo a la colmena. Las que aún permanezcan allí encontrarán la forma de abandonarlo y entrar en la colmena. Asegúrese de insertar un comedero con un jarabe simple a base de azúcar en la colmena.

    Tranquilas trabajan mejor

Deja a tus nuevas abejas solas y tranquilas por una semana. Durante esta semana, las abejas se aclimatarán a su nuevo hogar. La reina empezará a poner huevos y las abejas comenzarán a hacer miel.

Es conveniente realizar la operación de transferir las abejas de su porta-enjambres de envío a la colmena, muy temprano al amanecer cuando apenas a salido el sol y aun hace fresco o al atardecer cuando se haya puesto el sol.

Buscar reina limpia y dócil 230319

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apiario Ecológico

Buscar una reina limpia y dócil

230319

Durante el curso un apicultor les enseñará las  maneras de criar y seleccionar las líderes de las colmenas para que estas sean más productivas

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apicultores durante el curso

Buscando una reina dócil.

Cuanto más dócil, limpia y mansa, sea la reina madre mejor, ya que éstas no abundan en las colmenas. De hecho, dejando a un lado las excepciones, sólo hay una en cada colmena. Por ello, las asociaciones de apicultores organizan cursos sobre su cría.
Uno de ellos se impartió, con una parte teórica y otra práctica, en el Centro Cultural de Puig d’en Valls. Para la segunda parte, se desplazaron al campo, concretamente a la finca denominada Ca d’Andreu. Gregorio Lladó Picornell fue el encargado de dar las clases, gratuitas y por las que se entregará un certificado de asistencia.

Entrevista

¿Cuál es el motivo para organizar este curso, del que hace un par de años se impartió el primero? «Según comenta Vicent Marí, presidente de los apicultores pitiusos, la razón es que el presente de la apicultura no pasa por la recogida de enjambres errantes». El futuro es la selección, que no es asunto sencillo.
«Si las abejas se van de una colmena es por algo, quizás por una cuestión de relevo generacional. Por eso, si cogemos esos enjambres errantes, posiblemente con reina vieja, lo que debemos preguntarnos es si están enfermos y de dónde vienen; si tienen reina o, si carecen de ella, por qué se ha ido».
Porque «no vale la multiplicación de cualquier colmena». De ahí que la mejor opción sea criar reinas: «Y se crían para seleccionarlas.  Se escogen aquellas que hay en las colmenas más productivas y más limpias.
Además, se eligen las jóvenes y las más mansas».
Lladó explicará en el curso cómo se puede saber que una reina tiene todos esos atributos: productividad, limpieza y mansedumbre. El apicultor, afirma Marí, lo sabe «a simple vista», de la misma manera que se da cuenta de las que están «acabadas».

¿Qué es una abeja limpia?

Las nuevas técnicas de cría de reinas «se han simplificado mucho», indica el presidente de los apicultores: «Hace cinco años, la sistemática era más compleja, se tardaba más. Ahora, gracias a una serie de innovaciones, se pueden hacer crías in situ, directamente dentro de la colmena, de unas 40 reinas.
Y estas se pueden distribuir luego en los apiarios conforme demanda, para que estos sean sanos, limpios, mansos y saludables. Y, sobre todo, prolíficos».
¿Y qué es una reina limpia?».La que es pulcra, aquella en cuya colmena no hay restos de cera, de abejas muertas o polen. Si son limpias, sacan todo eso al exterior». A veces, la basura es más grande, por ejemplo pequeñas lagartijas o salamanquesas, incluso caracolillos: «Entonces, las pulcras los propolizan, ya que no pueden sacarlos fuera debido a su tamaño.
Trabajan con pulcritud y mantiene una correcta higiene de la colmena. Las menos limpias los dejan a medio propolizar o los pegan sin propolizar», explica Marí.
De eso no se encarga directamente la reina, sino sus descendientes. De ahí que haya que esperar «una generación» hasta que la nueva estirpe, que sustituye a las viejas que van muriendo, cambie el comportamiento de la colmena: «Es una cuestión genética», simplifica Marí.
Las mejores colmenas «suelen ser las más pobladas. Las rampas de sus piqueras están limpias, diáfanas y huelen mejor gracias a la asepsia que hacen con el propóleo». No es fácil encontrar reinas de esas características: «En un apiario, reúnen esos parámetros tres de cada 25.
No vale todo. No se trata de tener muchas, sino pocas pero buenas, de ahí la necesaria selección para conseguir una cabaña apícola sana, resistente a las enfermedades, fuerte y vigorosa».

«Las abejas actúan, el apicultor interpreta lo que hacen»

La principal actividad de Gregorio Lladó no es la de apicultor: «Trabajo en servicios sociales, en el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales. Doy formación a colectivos de riesgo o a personas con discapacidad».
Las abejas son su pasión. Forma parte de Apaema (Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca), en la que hay una sección dedicada a la apicultura que sigue las técnicas ecológicas: «En realidad, sólo hay una persona que tenga la certificación, pero se debe a una cuestión del reglamento europeo, que obliga a tener un radio de tres kilómetros de cultivos ecológicos, algo difícil en los minifundios de estas islas. Casi imposible».
En su asociación hay, no obstante, una treintena de personas que siguen a rajatabla los manejos de la apicultura ecológica.
El curso de cría artificial de reinas que impartirá tiene como objetivo «crear más colonias nuevas». Y para ello han de seleccionar bien las reinas: «No es complicado. La apicultura, en general, no lo es. Pero hay factores que uno no puede controlar: estamos a merced, por ejemplo, del tiempo meteorológico, de las floraciones».
Para asistir, Lladó recomienda tener una base: «Hay que ser y tener formación de apicultor desde al menos seis o siete años. Sobre todo para interpretar lo que te dicen las abejas. En el campo, ellas actúan y el apicultor debe interpretar lo que está viendo».

Luces y sombras para la apicultura extremeña 121018

apicultura extremeña

Luces y sombras para la apicultura extremeña

121018

Luces y sombras para la apicultura extremeña 121018

Poblaciones se recuperan y producción decae

 

luces y sombras para apicultura extremeña
Apicultor realizando labores en colmenas
La apicultura en Extremadura tiene una importancia vital para las zonas en las que se ubican los apicultores y, en general, para el medio ambiente debido a la polinización de las abejas. Existen dos zonas principales de producción apícola que son el norte de Cáceres y el entorno de Herrera del duque en Badajoz.
La campaña de este año 2018 no pasará a la historia como una de las mejores en producción. Pero , como aspecto positivo, el presidente de la asociación profesional de apicultores extremeños, Ventura Gil, ha destacado que la enjambrazón de esta primavera, la creación de nuevas colmenas y de abejas reina, ha sido buena dada la abundancia de lluvias. Una buena enjambrazón que ha conseguido cubrir la alta mortandad de abejas que existía años anteriores, y que rondaba el 50% de las abejas.
Como aspecto negativo este año 2018 ha sido en el que la cosecha del polen se mantuvo en niveles muy bajos, debido también, a las bajas temperaturas. Han sido estas bajas temperaturas, las que han llevado a que las mieles sean oscuras y las mieles de cierre y de mela hayan tenido una producción peor incluso que años anteriores.
Pese a la nefasta producción, la mortandad de las abejas ha mejorado notablemente en comparación con el año anterior, llegando a haberse recuperado considerablemente las colmenas. Actualmente, el tema que más preocupa respecto a la salud de las abejas, según Ventura Gil, son los insecticidas y otras acciones cometidas por los propios humanos.
apicultura extremeña
Mortandad apícola
En este sentido, ha recordado el presidente de la asociación profesional de apicultores que la Unión Europea prohibía en abril el uso de los neonicotinoides, unos insecticidas considerados peligrosos para la salud de las abejas.
Los usos de estos insecticidas se vetaron en cultivos como el maíz, el girasol, las semillas de aceite de colza, el trigo, la cebada y la avena. De momento la aplicación de esta ley no se ha podido comprobar y se hará en la próxima campaña.
De cara el otoño se prevé que, debido a las intensas lluvias y el aumento de polen, las abejas puedan criar más y así aumentar aumentar su número y el de colmenas activas, mientras que la salud de las colmenas actualmente puede considerarse como muy buena.

8. Captura de Enjambres

Introducción
Una vez hecha la instalación del apiario, instaladas las colmenas encima de sus caballetes definitivos y rodeado todo el colmenar de la apropiada cerca de alambre que evite la entrada de animales, así como la instalación de una tupida tela de un material apropiado, obtenida en algún almacén de productos agrícolas, ésta última para evitar el flujo continuo de abejas a baja altura, evitando accidentes fortuitos con los eventuales e inconscientes personajes que no respetan los carteles de atención que nos habremos preocupado de instalar en las cercanías del apiario, deberemos de iniciar una tarea no menos importante para el correcto inicio y posterior desarrollo de nuestra actividad apícola.

 

  • Se trata de la captura de los enjambre que llenarán nuestras colmenas y que posibilitará la posterior retirada de nuestra cosecha de miel.
Para lograr hacernos con un abundante y productivo ganado melífero lo podremos conseguir de varias maneras.
 
alt=""
 
Comprando enjambres a otros apicultores
Este tipo de poblamiento conllevará las siguientes ventajas:
  • Nos resultará más cómodo pues podremos optar y escoger la calidad del enjambre;
  • De la misma manera, este método nos permitirá controlar la agresividad y productividad de su reina.
Este tipo de compra podrá ser hecha de dos formas:
  • Optando por la compra al peso de las abejas, normalmente en paquetes de 1 o 2 kilos de abejas, con una abeja reina fecundada. Este grupo de abejas se introducirán en un alza con cera estirada dónde se desarrollarán.
  • Otra forma es comprando núcleos de 2, 3 o 4 cuadros, cubiertos de abejas y con los cuadros operculados conteniendo miel, cría y una reina fecundada. Estos cuadros se colocarán en su colmena definitiva dónde el enjambre seguirá su desarrollo.
Captura de enjambres en transición
En mi caso y por experiencia propia, este tipo de enjambres, además de ser los más baratos de conseguir, pues solo se trata de recogerlos de la propia naturaleza, también son más fáciles de trabajar, pues se trata de enjambres maduros y en plena producción que posiblemente hayan abandonado su colmena por superpoblación de ésta.
El único pero, si es que se puede poner alguno, es la imposibilidad de tener un control sobre su calidad genética, ya que es muy difícil, que no imposible, conocer la procedencia del enjambre.
Para realizar la captura de estos enjambres optaremos entre dos tipos de alzas, además de otros muchos gadgets inventados por los apicultores que, igualmente, pueden obtener grandes resultados.
  • Cajas de cartón, con las dimensiones de un núcleo con 4 o 5 cuadros. En cada cuadro colocaremos una tira de cera estirada que actuará como cebo para los enjambres.
  • Cajas de madera, se trata de núcleos o alzas colocadas en el campo, en cuyos cuadros son pegados estrechas tiras de cera estirada (3 a 5 cm), que serán situadas en lugares estratégicos.
Para incrementar el atractivo de las cajas recomiendo utilizar ciertas infusiones de hierbas aromáticas, como puedan ser mentas o hierbabuena, que se usarán para pintar las paredes y panales de las colmenas.
Captura enjambres silvestres
Aunque cada vez se produzca con menos frecuencia, réditos del progreso, no están muy lejanos aquellos días en que era bastante normal encontrarnos enjambres en los lugares más inusitados.
Oquedades y ramas en los árboles, tejados, vigas, muros, cajones de madera abandonados, etc., se encontraban entre las colmenas naturales preferidas por las abejas.
Los sistemas de captura de estos enjambres siempre han de tener el cuenta la consecución del apresamiento del mayor número de abejas y que a la vez se evite la muerte, siquiera, de una pequeña cantidad de ellas.
Una de las características más importantes, que facilita enormemente su captura, es la casi nula agresividad del grupo.
Esta baja agresividad viene dada por la no acumulación del olor que desprende la reina el cuál no impregna cada rincón.
SEA COMO SEA Y AUNQUE SEPÁIS FEHACIENTEMENTE QUE NO VAN A PICAR, NUNCA OLVIDÉIS TRABAJAR DEVIDAMENTE PROTEGIDOS.
RECORDAD EL PRIMER MANDAMIENTO DE LA APICULTURA.
Habitualmente es posible encontrar conglomerados de abejas posados en lugares difícilmente accesibles esperando una señal que les haga partir a su alojamiento definitivo. Este aviso vendrá dado por las abejas exploradoras. Nos encontramos pues ante un enjambre transitorio que es conveniente capturar.
Para su captura sería recomendable disponer de un nido, cuadros de cera estirada, una tela de transporte, una esponja para cerrar la piquera y unas tiras de goma para fijar dicha tela.
Los procedimientos a llevar a cabo, además de estar debidamente equipado, tanto el apicultor y ayudante serán:
  • Aplicar suavemente 3 o 4 bocanadas de humo sobre el enjambre al llegar al lugar;
  • Situar el alza o la caja bajo el grupo de abejas mientras el ayudante deberá dar un golpe seco en el lugar de donde cuelga el enjambre;
  • Volver a aplicar humo donde estaba el enjambre y aguardar unos instantes mientras las abejas se acomodan en su nuevo hogar;
  • Con ayuda del cepillo barreremos las abejas restantes hacia la caja, con cuidado de no aplastarlas, sobretodo la reina.
  • Comprobar que algunas abejas están moviendo las alas sin volar y con el abdomen levantado. Eso querrá decir que la reina se instaló dentro de la colmena.
  • Colocar la tela de transporte encima de la caja, fijarla con las tiras de goma y por encima de ella colocar la tapa;
  • En la piquera de la colmena colocaremos el trozo de esponja para evitar la salida de abejas mientras lo transportamos, preferentemente de noche.
Así como hayamos llegado a la nuevo asentamiento retiraremos la esponja para permitir la salida de las abejas al amanecer.
Será conveniente introducir un cuadro con cría, retirado de alguna colmena fuerte del apiario, en la nueva casa para fijar la atención de las obreras. Dos jornadas después de la llegada deberemos retirar la tela de transporte.
Enjambres Nidificados
Este tipo de enjambres requiere de la participación de un apicultor con más habilidad en este tipo de manejo.
  • Primeramente deberemos proveernos de una colmena con algunos cuadros con cera estirada y con algunos cuadros ya alambrados;
  • Tela de transporte;
  • Cuchillo para cortar los panales;
  • Cuerda, cordones o unas gomas para fijar los panales a los cuadros;
  • Esponja para cerrar la piquera;
  • Una cazuela o similar para colocar los cuadros con miel;
  • Tiras de goma para fijar la tela de transporte.

 

¡Salud y Suerte!

Prevención de la Barba 070418

Abejas en estado de enjambrazón.

 

Evitar picaduras

 

Para realizar cualquier operación, no sólo hay que evitar las picaduras de las abejas, sino también evitar que éstas se irriten. Cuando se hayan furiosas y se encuentran irritadas pueden picar a cualquiera.

Hasta la enjambrazón

 

Una precaución que hay que tomar siempre que visitemos una colmena es colocar a las abejas en un estado de enjambrazón en que no quieran picar; se puede alcanzar ese estado, en el cuál comienzan a batir las alas mientras se escucha un zumbido muy fuerte, utilizando el ahumador para impulsar una o dos bocanadas de humo sobre ellas.

Casi automáticamente se detendrá y  apagará toda su agresividad y, apoyadas sobre sus patas delanteras, comenzarán a batir sus alas, frenéticas, para apagar el fuego que el humo les ha venido anunciando.

Es el llamado estado de enjambrazón.

Equilibristas

 

Algunas veces vemos en la entrada de una colmena, en los momentos de más calor,que una masa de abejas rebosa fuera de la colmena, fuera de la caja; las obreras unidas unas a otras por las patas cuelgan por grupos delante de la entrada y a veces debajo de la colmena. Se forma entonces lo que se llama, teniendo en cuenta su aspecto, la barba.

Este hecho ocurre cuando las abejas no tienen suficiente sitio en el interior de la colmena o cuando necesitan apartarse unas de otras porque hace demasiado calor.

Como la población de la colmena no puede aumentar de volumen dentro de la caja, está obligada a salir al exterior.

Las colmenas que hacen barba (racimo frente a la entrada) van a enjambrar o les falta aire. Esta reacción de asfixia no debería producirse jamás. Para evitar este problema se debe agrandar el tamaño de la piquera, provisionalmente, levantando el cuerpo y deslizando un calzo (una piedra) entre el cuerpo y el basamento fijo.

En el mediodía, a pleno sol y orientados hacia el sur, las abejas no hacen la barba cuando la piquera ocupa toda la delantera de la colmena con una altura de 1’5 a 2 cm.    En el litoral, un enrejado de amplias mallas puede evitar el paso de las cetonias y las esfinges.

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

sos

guerra civil

Fratricida Guerra Civil Apícola 230218

En esta Fratricida Guerra Civil Apícola los enjambres melíferos expulsan a sus congéneres silvestres y amenazan la diversidad.