Abejas, identificación con Pasaporte 111120

Identificación preventiva 

Pasaporte en los intestinos

 

Distinguidas altezas

 

La posesión de un pasaporte químico para una abeja de la miel, la posibilidad de obtener una identificación indudable y fehaciente de sus convivientes por medio de una especie de pasaporte es muy importante para conocer y saber reconocer a sus compañeras de colmena. Poder lograr, tener la capacidad de distinguir entre una vecina de celda y compañera de colmena y una intrusa o una forastera podría significar la diferencia entre una colmena bien abastecida de comida durante todo el invierno o tener que pasar una dura etapa de escasez de alimento; no es raro que ante la amenaza de una hambruna, las abejas de una colmena intenten infiltrarse en otras colmenas para robar su miel.

Pasaporte en sus intestinos 

Una nueva investigación, realizada por el equipo de Yehuda Ben-Shahar, de la Universidad Washington en San Luis de Misuri, Estados Unidos, muestra que las abejas de la miel se sirven de una especie de pasaporte químico, una identificación de individuos basada en la comunidad microbiana intestinal. Todas las abejas que son inquilinas legítimas de una misma colmena tienen la misma comunidad microbiana intestinal (microbioma). Esta comunidad microbiana intestinal, sin embargo, difiere de las que tienen los inquilinos de otras colmenas.

pasaporte
El chequeo inesperado que las abejas hacen para reconocer a sus vecinas de colmena

 

Hasta ahora, se creía que las abejas reconocían por la proximidad genética si un individuo era o no miembro de la colmena, teniendo en cuenta que los inquilinos de una misma colmena suelen tener lazos muy estrechos de parentesco.

 

Las abejas de la miel reconocen y reaccionan a las señales químicas que captan en otras abejas. Detectan dichas señales a partir de compuestos de la piel conocidos como hidrocarburos cuticulares.

Los investigadores del Instituto de Investigación sobre la biología del insecto (CNRS / Université François Rabelais de Tours) y del Laboratorio de Abejas y Medio Ambiente del INRA, en colaboración con otros investigadores de Estados Unidos y China han demostrado que, al igual que quién falsifica el pasaporte y otros documentos, Varroa destructor tiene la capacidad de imitar la composición química de la cutícula su hospedador y es también capaz de cambiar su composición dependiendo de las especies que parasita.

Esta notable capacidad de adaptación podría explicar cómo este parásito de la abeja asiática ha podido colonizar la abeja europea durante el siglo 20, señalan los investigadores en el artículo publicado en Biology Letters.

Varroa destructor es un parásito de Apis cerana, la abeja asiática, pero se ha convertido en poco tiempo, empezó a parasitarla en los años 40-50, en una seria amenaza para la abeja europea (Apis mellifera), que resiste menos sus ataques. La abeja asiática ha desarrollado conductas (despiojamiento y verificación de las larvas por las obreras) que les permiten detectar y eliminar el parásito. Pero estos comportamientos son más escasos en las abejas europeas.

La cutícula de las abejas está constituida por una mezcla de cincuenta compuestos lipídicos –hidrocarburos– que sirven, entre otras cosas, para la comunicación química. Las abejas son capaces de reconocer la composición de una cutícula y de ese modo identificar las especies o la edad de un individuo. Y también sirve para detectar sus parásitos, pues la cutícula es diferente.

Estudios anteriores habían demostrado que Varroa destructor puede imitar los hidrocarburos cuticulares de su hospedador y por lo tanto escapar al comportamiento higiénico de las abejas. En este nuevo trabajo, los investigadores estudiaron la capacidad de los ácaros, según su origen, para imitar la composición de la cutícula de un nuevo huésped, una especie diferente, traspasando ácaros que viven en una colonia de abejas asiáticas a larvas de abejas europeas y viceversa.

Los resultados muestran que los parásitos son capaces de imitar los dos hospedadores, incluso cuando se transfieren de forma artificial. Así, las proporciones de hidrocarburos de la cutícula de los ácaros cambia después de la transferencia con el fin de imitar la cutícula de su nuevo huésped.

El mimetismo químico se mantiene y esta notable capacidad de adaptación podría explicar cómo este parásito de la abeja asiática ha podido colonizar la abeja melífera y por qué a esta le resulta difícil detectar el parásito.

El análisis de las cutículas también mostró que los ácaros de las colonias de abejas asiáticas son mejores imitadores que los ácaros provenientes de las abejas europeas.

Así, la larga coevolución entre Varroa destructor y Apis cerana ha permitido a los ácaros ser más eficaces en su mimetismo químico y a las abejas asiáticas desarrollar comportamientos contra el parasitario.

En este estudio se ha determinado que el perfil particular de los hidrocarburos cuticulares de una abeja depende de su microbioma y no es algo innato o genético que dependa tan solo de la abeja.

 

En líneas generales, cada colonia de abejas tiene un pasaporte que indica un microbioma que es específico de la colonia, algo que nunca antes se había demostrado, tal como destaca Cassondra L. Vernier, coautora del estudio y que ahora está en la Universidad de Illinois (Estados Unidos). Las abejas de una misma colmena están constantemente compartiendo comida entre ellas, lo que facilita el intercambio de microbios y que acaben compartiendo un mismo microbioma.

 

La nueva investigación es una de las primeras en demostrar que el microbioma interviene en la biología social básica de las abejas de la miel y que no se limita a influir en su salud. En definitiva, el microbioma interviene en el funcionamiento de la comunidad de la colmena en su conjunto, y ayuda a proteger la colmena frente a abejas forasteras, tal como subraya Vernier.

Enjambre Africanizado en Brasil 181020

IMG 20190406 154826208 1

Enjambre Africanizado en Brasil

Apicultura Brasil

Enorme Panal de Enjambre de Apis melifera africanizada, capturado en la Universidad Federal de Campina Grande, Sousa, Paraiba, Brasil.

 

 

africanizado
Apicultor mostrando panal de enjambre africanizado recién extraído

Este enorme panal con puesta reciente fue cortado y extraído de la colmena situada, por los apicultores responsables, encima del tejado de la Universidad de Federal de Campina Grande en Sousa.

El motivo para elegir esta ubicación es la invisible existencia, apenas percibida por las abejas, de un trayecto o ruta natural y secular, un trayecto, pasillo o pasarela virtual, por la que a partir de los últimos,  aproximadamente, 64 años  circulan decenas, cientos o miles de enjambres africanizados en busca de nuevos asentamientos.

De hecho, todos los años se vienen capturando unos 20 enjambres en esta  colmena-trampa de la Universidad de Campina Grande en Sousa, Paraiba.

Tengamos en cuenta que no es hasta 1956,  cuando se produce la llegada a Brasil de la subespecie Apis Melifera Scutellata. En dicho año el biólogo brasileño Esteban Kerr, procedente del continente africano, importó a Brasil la apis mellifera scutellata, abeja autóctona de áfrica, con la idea,  errónea a todas luces, de aumentar la productividad de la mellifera mellifera existente.

Y es que allí, en Brasil, los enjambres se multiplican y se expanden por todo el país y el continente con una progresión geométrica.

Son una especie de abeja, la africanizada, que comparte las características más favorables de cada una de las especies, la apis melifera scutellata de raza africana y la apis melifera de razas europeas.

Como sabemos, las abejas africanizadas descienden de una hibridación de especies apis scutellata y apis mellífera. Las scutellata proceden de abejas reina africanas y por descuido fueron introducidas en Brasil por Estevan Kerr en el año 1956. Las mellíferas, preexistentes en Brasil, fueron llevadas desde Europa hasta América por los padres jesuitas. 

 

Esta colmena-trampa está formada por 8 o 10 panales  de tamaño grande y 5 panales más pequeños.

 

Enjambre Africanizado
Apicultor encima de la estructura revisando el estado de los cuadros

enjambre africanizado
Vista de panales con puesta dentro de la colmena

enjambre africanizado

Vista de panales con puesta dentro de la colmena

 

enjambre africanizado
Detalle de Panal

 

 

enjambre africanizado
Detalle del panal y el techo de la colmena

 

 

enjambre africanizado
Botella de miel tropical de Abeja Africanizada

 

Videos/Fotos: Visita a colmenar:  El rey de la captura en acción

El clima tropical brasileño favorece la proliferación de la abeja africanizada, y los múltiples enjambres que se crean del enjambre principal, aprovechan cualquier lugar resguardado para instalar sus nuevos panales.

Cuando en el año 1956 el biólogo brasileño Estevan Kerr trajo a Brasil las 26 reinas africanas con el propósito de crear abejas híbridas mejor adaptadas al ambiente tropical, no se esperaba que además de adaptarse al medio ambiente, dejarían como herencia para su descendencia una serie de comportamientos indeseables para la industria apícola como la agresividad, la evasión y el pillaje.  A esto se unió su gran capacidad de reproducción y la capacidad de dispersión de estas características, vía la hibridación, con las colonias de origen europeo.

afrizanizado
A la izquierda una abeja europea, a la derecha una abeja africana. © Getty – Kent Wood

 

Es un hecho que las abejas africanizadas se han considerado el organismo invasor de más éxito del último siglo, pues en menos de 100 años han sustituido las poblaciones apis melíferas de origen europeo y se han dispersado a los largo del continente, teniendo cómo única barrera los fríos  ecosistemas del norte y sur de América.

 

Pero si bien son organismos biológicamente, se les considera un riesgo para la apicultura por varias causas.

Biológicamente consideramos exitoso a aquel organismo que logra sobrevivir y reproducirse sin ningún tipo de dificultad. En ese sentido su mayor tasa de reproducción, migración, evasión y hasta de pillaje les permiten una mayor dispersión;  su mayor resistencia a las enfermedades también las favorece y su agresividad las ayuda a mantenerse con vida y cubrir sus ciclos vitales para seguir existiendo.

Sin embargo, en términos de producción apícola, las abejas africanizadas presentan varias desventajas frente a su contraparte europea:

  • La producción del enjambre africanizado de miel es menor.
  • La mayor agresividad del enjambre africanizado las vuelve más propensas a atacar.
  • El enjambre africanizado enjambra más, por lo que emplean más miel para alimentar crías y migrar.
  • Tiene una mayor tendencia a la evasión, lo que genera que migren las colonias completas con mayor frecuencia.
  • Una tendencia más alta al pillaje, donde las víctimas pueden ser las colonias protegidas por los apicultores, o bien, porque reduce la cantidad y calidad de la miel producida.
  • Baja capacidad de termorregulación del enjambre africanizado. La regulación de la temperatura, quizás no es necesaria en climas tropicales, pero sí en climas templados como los de algunas regiones de México, y si en estos climas menos cálidos no se regula la temperatura de las colmenas, las crías o las colonias completas pueden morir de frío.

 

 

Salud y Suerte

 

 

 

Cambiar Reina y Multiplicar colmenas 151020

reina

Dos métodos imprescindibles para una buena cosecha.

 

Bases fisiológicas para la cría de reinas:

La abeja reina no se reproduce en situaciones normales y de equilibrio de la colonia, debe producirse en situaciones bien definidas para que se inicie el proceso de transformación en la colmena que induce a las obreras a reproducir su reina.
Cuando por alguna circunstancia especial y accidentada se produce la pérdida de la reina, con ella desaparece la sustancia real que inhibe el desarrollo de los ovarios en las obreras y la
formación de celdas reales.

La diferencia entre el éxito y la mediocridad.

 

El apicultor Felis Jiménez de Super Abeja comparten su trabajo y manejo con el canal Mundo Apícola TV.

Estas dos actuaciones en el apiario supondrán un notable incremento y aumento de producción
La reproducción de la Reina es un proceso traumático en la colonia y en pocas horas se notan celdas con larvas muy jóvenes sobrecargadas de jalea real.
La colonia se nota muy nerviosa, se suspende el pecoreo y las abejas parece que quieren abandonar la colmena. Las celdas formadas en estas circunstancias se denominan “celdas de emergencia” y por lo general son de peor calidad.
Aun así, la practicidad hizo que éste sea el método más
utilizado para reproducir las colmenas.
Cuando una reina disminuye su postura por cualquier razón, ya sea por ser vieja, dañada, enferma, fecundada por pocos zánganos, etc., también disminuye la liberación de la sustancia real (feromonas reales) y las obreras, sin eliminar a la reina decadente, la reemplazan por otra.
Para ello construyen en el centro de los panales una o dos celdas reales grandes y bien desarrolladas que producirán la nueva reina de la colmena.
La sustitución se produce en total armonía, de manera que pocas veces el apicultor se da cuenta. Son las denominadas “celdas de reemplazo” y producen las reinas de mayor calidad de la colonia.
Lamentablemente esta situación es muy difícil de provocar intencionadamente y carece de utilidad práctica para producir
reinas a gran escala.
Por último, cuando la colonia llega al periodo de más flujo de
néctar en la naturaleza (mielada), se inicia un proceso de intenso pecoreo y recolección de néctar.  Será entonces que se entablará una competición por ocupar celdas.
La postura de la reina, la que al no poder mantener el ritmo, disminuirá la liberación de feromonas y será entonces cuando se producirá el fenómeno de enjambrazón.
Las obreras construyen gran cantidad de celdas reales bien dotadas y de excelente calidad. Cuando las celdas están operculadas la reina sale con un cortejo de abejas jóvenes en busca de un nuevo lugar para anidar.
Al poco tiempo nacerán las reinas de ese rosario de celdas y en algunos casos vuelven a producir otros enjambres
secundarios y con una o más reinas vírgenes. Normalmente al nacer la primera, las obreras destruyen las demás celdas y no sale un nuevo enjambre.
Estas celdas reales son denominadas “celdas de enjambrazón” y son la manera natural de multiplicación de las colonias de abejas.
Son celdas de muy buena calidad ya que se seleccionan a partir del huevo. Siendo las mejor alimentadas, estas celdas se crían por voluntad de la colonia y no motivadas por una emergencia.
Los apicultores biológicos que se ajustan a las directrices de la asociación Demeter, utilizan solamente este tipo de celdas para hacer nuevos “gajos” y así reproducir sus colmenas.
La mayoría de los criadores de reinas utiliza el primer tipo de celdas, provocadas o de emergencia que a pesar de no ser de la mejor calidad permiten automatizar los métodos y realizar gran cantidad de reinas en poco tiempo y con menos esfuerzo.
La multiplicación de las colonias implica dos etapas bien  definidas:
1º- Producción celdas reales
2º- Fecundación de la reina y el desarrollo del núcleo
1º- Producción Celdas Reales

Método del Caza Nodrizas

Este Método fue descrito anteriormente:

Una vez que se tienen seleccionadas las colmenas madres comenzar el armado del Caza Nodrizas para lo que se necesita:

1 Alza
5 Cuadros limpios labrados (dos pueden ser de cera estampada)
2 Tabiques o Separadores (yo utilizo los alimentadores internos)
1 Rejilla Excluidora
1 Nuclero de 5 cuadros u otra colmena

 

Procedimiento:

Colocar el Alza de manera contigua a la colmena madre.  Pasar dos o tres cuadros con crías (mayormente abierta) al centro del Alza, sin las abejas acompañantes. Pasar dos cuadros con miel y polen sin las abejas, a ambos lados de las crías. Colocar los tabiques a ambos lados de los cuadros con miel y polen.

Reemplazar los cuadros con miel y cría retirados de la colmena madre por otros labrados limpios. Colocar una Rejilla excluidora sobre la colmena madre y superponer el alza con Cría abierta, miel y polen.

Tapar.

Inmediatamente las abejas nodrizas pasarán a la cámara superior para cuidar de la cría abierta, pasan también abejas pecoreadoras que traen miel, polen, agua y propóleos en menor cantidad.

Muy pronto se puede pasar los cuadros con las abejas adheridas a un nuclero de 5 cuadros y llevarlo a otro colmenar distante como mínimo a 3 km. de distancia para que las abejas no vuelvan a la colmena madre.

Si repasamos el ciclo biológico de la Reina veremos que esta nace a los 15 días a partir de la postura del huevo; tres días de huevo, cinco días de larva abierta y siete días de pupa en celda cerrada.

Al dejar huérfana a la Colmena Criadora, inmediatamente las abejas, ante la imperiosa necesidad de volver a tener su soberana, comienzan a sobrealimentar a las larvas de menor edad, pero siempre cuidan de alguna larva que por el apuro la eligieron no tan joven.

Son las reinas provenientes de esas larvas las primeras en nacer y lógicamente las peor alimentadas. 

Para evitar que nazcan estas reinas mal alimentadas proveniente de larvas elegidas a partir del segundo día y no desde el primer día, lo que se puede hacer es retirar al cuarto día los cuadros con las celdas y eliminar todas las que estén operculadas, de manera que queden solamente las que se iniciaron el primer día de
vida de la larva.

A los 11 días comienzan a nacer las primeras celdas. Si se trabaja con abejas Europeas posiblemente demore un poco mas.

Para que este método tenga éxito hay que trasladar la colmena Criadora a otro local distante al menos a 3 km. de distancia para que las abejas pecoreadoras y las nodrizas que ya practican vuelo (mayores de 4 días de nacidas) no vuelvan a la colmena madre y la Criadora quede con pacas abejas y lo que es peor, que no puedan volar a recolectar agua, néctar y polen.

Inconvenientes:

Este método da resultado pero se tropieza con algunos inconvenientes:

1º- El traslado implica pérdida de tiempo y dinero.
2º -La Colmena Madre se debilita y no se la puede utilizar para hacer enseguida otra tanda de celdas. Para evitar este inconveniente tendríamos que fusionarla con la Colmena Criadora una vez extraídas las celdas y esto representa un gasto en tiempo y dinero en el traslado.
3º- El traslado produce estrés en las abejas ya que se corta el ingreso de agua, néctar y polen por medio día como mínimo.
4º- Si la dejamos en el mismo colmenar se pierden las abejas recolectoras de agua, néctar y polen debiéndose aportarle al menos por 5 cinco días estos elementos.
5º-Al fusionarla con la colmena madre, se perderán otra vez abejas que volverán a la Criadora.
6º – Para no tener que cosechar las celdas muy temprano antes de que estén maduras, al cuarto día hay que eliminar todas las que ya estén cerradas.
7º -Si bien es cierto que se logran muchas celdas si se pasan gran cantidad de abejas nodrizas, tiene el inconveniente que se logran reinas cuyo origen fue el impulso de emergencia y no la enjambrazón o el recambio tranquilo que logra mejores reinas.

 

2º Fecundación y Desarrollo del Núcleo

Para hacer los núcleos o divisiones tenemos muchas alternativas, casi tantas como apicultores hay:

Algunos colocan crías de todas las edades en un cajoncito que es ubicado en reemplazo de la colmena dadora aprovechando las abejas viejas que vuelven de pecorear.

Se puede ir retirando cuadros de crías con las abejas adheridas y sin la reina hasta poblar un cajoncito que se lleva a otro lugar o también hacer uno o mas núcleos y retirar la
reina en un pequeño cajoncito y llevarlo a otro lugar.

Se pueden hacer buenos núcleos o divisiones con el método del Caza Nodrizas si una vez que está confeccionado lo trasladamos a otro colmenar, porque si lo dejamos cerca,
las abejas que comenzaron a volar y las pecoreadoras volverán a la colmena de origen quedando el núcleo con pocas abejas, y lo que es peor, no podrán abastecerse de agua, néctar y polen, elementos imprescindible para la vida de la colonia.

El método que se expone a continuación permite multiplicar las colonias dentro del mismo apiario de manera muy ventajosa a condición de que las celdas provengan de colonias no emparentadas y de otro apiario.

Método Todo En Una

Sobre la colmena dividida y en el mismo apiario

El procedimiento es idéntico al utilizado en la cría de celdas:

Colocar la colmena a dividir sobre un alza vacía, que mas adelante servirá de segunda cámara. Girar la colmena 180º, cerrar la piquera y como tapa utilizaremos un piso invertido a manera de tapa-piquera con la entrada en la dirección que tenía pero obviamente mas alto.

A los pocos días, cuando las abejas se acostumbraron a la nueva entrada, bajar la colmena al lugar en que se ubicaba el alza vacía, abrirla y retirar cuadros con cría de distintas edades.

Uno si se quiere hacer un núcleo chico y hasta la mitad de los que tenga la colmena a dividir si se quiere hacer una división y se los pasa al alza sin sus abejas acompañantes.

Se pasa también cuadros con miel y polen, y para sustituir se colocan cuadros con cera estampada. Al alza le agregamos, a ambos lados de los panales con miel, dos tabiques separadores.

Sobre la colmena a dividir se coloca una rejilla excluidora de reina y se sube el alza formando la cámara superior, (El Caza Nodrizas) se vuelve a tapar con el piso dejando la piquera a la misma altura y lugar en que estaba.

Una vez que las abejas nodrizas subieron para cuidar de la cría abierta, se abre la piquera inferior y se cambia la rejilla excluidora por una entretapa o tapa para separar la cámara inferior de la superior.

 

Ecosistema de Enjambres 120819

colmenas

Ecosistema de Enjambres 120819

Primavera

La primavera es el momento en que las abejas se reproducen y se puede observar el ecosistema de enjambres.  El medio natural de multiplicación de colonias para las abejas se llama enjambre. El período de formar enjambres en primavera  suele durar alrededor de tres semanas.

Enjambres

 

Barba de abejas

Cuando la colmena tiene demasiada población en los meses de verano, cuando el ecosistema está en plena cosecha, se forman los llamados enjambres en barba de abejas. El enjambre que se formó dentro de la colmena se desborda por la piquera y queda colgando de ésta, formando la barba de abejas.

Normalmente, en el ecosistema, un solo enjambre de abejas se divide en dos durante el período de enjambre. Eventualmente, sobretodo si los enjambres se forman en barba de abejas, pueden formarse otros más pequeños, enjambres secundarios, terciarios, etc.

En esta entrada trataremos de cómo es el Ecosistema de Enjambres.

enjambre barba

Aunque parezca caótica la situación, en realidad piensa que si te encuentras con un enjambre estás de suerte, ya que podrás tener una nueva colmena sin que sea necesario que compres un enjambre, o salgas al campo en su busca.  Única y simplemente será necesario que coloques otra colmena vacía al lado de la barba de abejas.

Dentro de esta nueva colmena añadirás panales nuevos con cera sin estirar y algún panal con miel operculada. Coloca la entrada próxima al enjambre en barba de abejas. Ayudándolas con un poco de humo de tu ahumador te será fácil empujar y recoger el nuevo enjambre y preparar así una nueva colmena. Ellas solas entrarán como corderos a su nuevo corral.

 

   Checkerboarding o Tablero de Ajedrez

 

El enjambre generalmente significa una pérdida de fortaleza de la colmena, lo que a su vez conlleva una pérdida de producción.  Por ello los apicultores tratan de desalentar este comportamiento. Para eliminar la necesidad de enjambrar en sus colmenas los apicultores compran nuevas abejas reinas cada primavera para reemplazar a sus viejas reinas.

Éstas, las reinas viejas, son más propensas a enjambrar ya que se las nuevas reinas vírgenes son más productivas y hacen puestas más abundantes. Las colmenas necesitan un cambio de reina,  al menos, cada 3 años para mantener su  población en pleno rendimiento.

 

   Colonia de Inicio

Otro método comúnmente utilizado por los apicultores para desalentar la formación de nuevos enjambres es la creación de una colonia de inicio. Crear una colmena de arranque y luego dividirla anima a las abejas a permanecer en sus colmenas.

Algunos apicultores creen que las abejas solo necesitan enjambrar cuando tienen abundante comida en la colmena. Los apicultores que suscriben esta teoría utilizan un método llamado checkerboarding o tablero de ajedrez.

Para desactivar ese instinto que lleva a sus abejas a enjambrar, el apicultor retira unos panales en sus colmenas, algunos de los cuadros de miel, e introduce en su lugar cuadros con cera nueva estirada. Las abejas perciben que no tienen miel de reserva  y por lo tanto se elimina en las abejas la necesidad de enjambrar.

 

     Reina Vieja

Es inusual que las abejas enjambren cuando hay una reina joven en la colmena de abejas. A medida que pasa el tiempo y la Reina envejece es cuando la colmena se prepara normalmente para formar nuevos enjambres. Por lo general la reina mayor se va con el enjambre primario, dejando una reina virgen en su lugar. Cuando la reina vieja se prepara para enjambrar con el enjambre primario, deja de poner huevos.

Se concentra en ponerse en forma para volar cuando salga de la colmena (será la única vez que la reina volará desde que salió en su vuelo nupcial). Cuando los enjambres más pequeños abandonan la colmena, suelen ir acompañados de una reina virgen.

 

   Reina Virgen

Cuando un enjambre deja la colmena por primera vez, las abejas no suelen alejarse demasiado de la colmena que siempre han conocido. Después de huir del nido, las abejas se asientan en una rama de un árbol cercano o debajo de un alero de una edificación.

Las abejas obreras se agrupan alrededor de la reina, protegiéndola. Una vez que tienen a la reina protegida, abejas exploradoras recorren los alrededores. Una vez que hallan un lugar adecuado para establecer una nueva «colmena», lo convertirán en su nuevo hogar.

 

   Abastecimiento

Algunos apicultores ven el enjambre como una ventajosa manera de abastecer sus colmenas. Un criador de abejas experimentado no tiene problemas para capturar un enjambre. Los apicultores pueden usar una feromona para atraer el enjambre de abejas.

 

     Abejas Africanizadas

Cuando pululan, las abejas no llevan comida adicional con ellas. La única miel que pueden tomar de la colmena paterna es la miel que consumen.    Aunque las abejas normalmente se agrupan solo durante la primavera, no ocurre lo mismo con las abejas africanizadas.

Mal llamadas abejas asesinas, en los climas tropicales donde habitan pueden crear mas de un enjambre. Las abejas africanizadas también enjambran cuando tienen dificultades para encontrar comida en su ecosistema.

Por lo general, las abejas no persiguen a las personas cuando están en su ecosistema y forman parte de un enjambre, pero su presencia en un lugar causa mucho temor en las personas. Normalmente es habitual que se llame a un apicultor para capturar un enjambre de abejas.

 

Biología de la Abeja 120819-

7143826 10951921

Biología de la abeja 120819-

 

La biología de las abejas es diferente en todo el mundo pues existen aproximadamente 20,000 especies de abejas, lo que hace que los apicultores se interesen por el polinizado cruzado. Cuando las abejas cambian las flores que recolectan, no solo cambia la miel producida por ese polen, sino que crean nuevas especies de flores. También cambia la consistencia de la miel.

    La miel el producto

Los apicultores rastrean a las abejas cuando se cruzan con otras especies apícolas y así es como siguen sus hábitos desde el apareamiento hasta el origen de procedencia. Los apicultores también realizarán un seguimiento de su producción de miel ya que a diferentes especies de abejas también se producirán distintos aromas, sabores y consistencias de miel y dependerá en buena parte de la Biología de las Abejas.

 

     Origen

Por su biología se conoce que la mayoría de las abejas se originaron en lugares de Europa, África y algunas partes de Asia, pero a causa de los movimientos migratorios a lo largo de la historia, que se iniciaron los la colonización y la llegada de Órdenes religiosas como los Jesuitas, las abejas y la apicultura fueron trasladadas a los diferentes estados de América a lo largo de los siglos. Las abejas se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida.

 

     Evolución

Las abejas, su biología, evolucionaron de las avispas, de las cuales descienden, con la diferencia de que las avispas no son insectos polinizadores. La capacidad para organizarse de las abejas rivaliza con las avispas, los escarabajos, las moscas y las mariposas. Las abejas también se clasifican en dos clases sociales que son ideales para que los apicultores adapten su sistema de manejo de abejas y colmenas.   Su biología implica que la mayoría de las abejas nacidas sean hembras, nazcan pocos machos, y las hembras lucharán entre sí por el control de la colmena y la colonia.

 

     Abeja Africana

Actualmente, la mayoría de las personas, cuando escuchan hablar sobre las abejas africanas, piensan que son abejas asesinas. En realidad, de hecho la abeja africana no es tan peligrosa como la gente cree que es. Es esta especie de abeja, su biología, sin duda, la más popular entre los apicultores y la industria de la miel.

Biología

Las abejas africanas son las más criadas pues producen miel de trébol, que es la miel más utilizada y producida. Una de las razones por la que la abeja africana es tan popular es porque no es una especie con una biología agresiva que ataca fácilmente a alguien. Otra cosa distinta es que atacarán cuando estén defendiendo la colmena y su Reina. Normalmente residirá permanentemente dentro de la colmena después de su vuelo nupcial, en que ella es inseminada por varios zánganos. No se la verá nunca más. Por lo general, la mayoría de los apicultores eliminan algunas alzas de la colmena, conservando únicamente la cámara que contiene a la reina.

 

    Vuelos Molestos

Las abejas son generalmente dóciles, pero se vuelven molestas cuando vuelan a nuestro alrededor durante las comidas campestres. Esto es debido al hecho de que su sentido del olfato las guiará hacia dónde estamos y no tienen una buena vista. Su sentido del olfato es lo que las ayuda a encontrar las flores que polinizan y, a veces, las confunden con el olor del alimento de las personas.

El olor puede imitar a las flores, lo que puede hacer que se mezclen sus aromas. Esta es la razón por la cual es probable que encuentre abejas pululando alrededor de la basura porque los desechos de las envolturas de los alimentos las puede atraer, porque los aromas dulces se parecen a las flores y las plantas.

Los apicultores deben tener cuidado al dispensar su basura porque las abejas pueden oler aromas dulces desde largas distancias y, algo que puede ser inofensivo como desechar la basura, puede convertirse en un gran problema de plagas cuando comienzan a reunirse en lugares que no son su hábitat normal.

Ciclo de Vida de la Abeja 090819

ciclo

Ciclo de Vida de la Apis Mellífera 090819

Un apicultor que desee tener éxito deberá conocer y entender el ciclo de vida de la apis mellíferaEl ciclo de vida de las abejas es un proceso único y fascinante.

CICLO DE VIDA

    El parto

El ciclo de vida comienza con el huevo. La abeja reina pone un huevo en cada una de las celdas construidas con tal propósito. Su función esencial y casi única será poner huevos. Una vez que la reina ha puesto el huevo y se ha desplazado para poner otro (durante los meses de primavera, la reina puede poner un promedio de 1900 huevos por día) el huevo queda fijado al fondo de la celda con una especie de líquido pegajoso similar al moco. Básicamente esa es su labor durante el ciclo de vida.

ciclo de vida de la abeja
Reina rodeada de sus Obreras

    La Larva

Cuando el huevo eclosiona emerge una larva. Las abejas nodrizas se encargan de cuidar las larvas jóvenes. Alimentan los huevos con pan de abeja. El pan de abeja es una extraña mezcla de secreciones de sus glándulas y miel. Las larvas pasarán por cinco etapas de crecimiento distintas.

Después de cada una de estas etapas, las larvas cambian su piel externa. Cuando la larva tiene seis días de edad, una abeja obrera viene y tapa las larvas, cortando el opérculo de la larva en su celda. Las larvas permanecen en el capullo de ocho a diez días, cuando emerge del capullo es una abeja joven completamente formada.

larvas de abeja

 

    Longevidad

La duración promedio del ciclo de vida promedio de la abeja depende de qué propósito cumpla la abeja en la colmena. Una abeja reina puede vivir durante dos años siempre y cuando pueda inseminarse con suficiente esperma durante su vuelo nupcial.

Una buena abeja reina fuerte puede poner hasta 2000 huevos por día. Ella está a cargo de matar a sus hermanas y madres, ya que sólo puede quedar una reina en la colmena. La abeja reina no tiene que preocuparse por cuidarse a sí misma, siempre está rodeada por un séquito de abejas obreras que la alimentan y eliminan sus desechos.

    Abandono

No es raro que la abeja reina de edad abandone el nido en la primavera. Cuando el resto de la colmena se prepara para enjambrar ella sale junto con el primer enjambre. Los expertos creen que la reina produce algún tipo de feromona que impide que las abejas obreras se interesen en el sexo.

Una abeja reina que no ha hecho su vuelo nupcial se llama reina virgen. Las abejas zángano son abejas macho que viven solo para inseminar a las reinas durante el vuelo nupcial de las reinas.

    Efímero y Esencial

Después de aparearse con una reina, el zángano muere. Durante los meses de invierno, una abeja obrera puede vivir hasta ciento cuarenta días. Durante los meses de verano, la abeja obrera tiene la suerte de vivir durante cuarenta días.

La corta vida útil del verano se debe a que las abejas obreras, literalmente, están trabajando hasta la muerte. Los deberes de la abeja obrera son amplios y variados.

    Obreras Estériles

Las abejas obreras, llamadas abejas nodrizas, se encargan de cuidar a las larvas jóvenes.  Son otras obreras los que  recolectar polen para convertirlo en miel. Algunas pasan su tiempo rematando panales de miel, otras son responsables de cuidar a la reina. Las abejas obreras se encargan de matar a las abejas no deseadas y limpiar la colmena. Puede haber cualquiera de veinte mil a doscientas mil abejas obreras en una sola colmena. Las abejas obreras son siempre estériles. Si una abeja obrera pone un huevo, éste se convierte en una abeja macho, en un zángano. Las abejas obreras son las abejas que actúan como soldados defendiendo la colmena.

La supervivencia de la colmena de abejas depende de que la colmena tenga una reina sana que ponga huevos. Si algo le sucede a la reina, la colmena morirá. Muerta la reina se acaba el ciclo de vida de la colmena.

Traslado a su colmena 030719

cria de reinas port

Trasladar abejas
Del porta-enjambres a la colmena

Trasladar abejas a la colmena 030719

Desde el porta-enjambres

Al fin llegó ese momento tan esperado pero que tanta ansiedad te producía. Es el día en el que deberás empezar o acabar la jornada transfiriendo tus abejas al nuevo hogar. Una vez terminada esta operación el primer trabajo del apicultor  estará hecho.

1-Has elegido un sitio para tu colmena en el que no será derribado por un viento fuerte, ni será molestado por mascotas o humanos.

2-Has comprado todo el equipo correcto y, aunque estás nervioso por el estreno,  te sientes bien usándolo. Te pruebas tu equipo apícola y te resulta cómodo, además te sientes bien y confías en que estarás razonablemente protegido contra las picaduras de abejas.

3-Durante los fríos meses de invierno, encargaste el pedido de abejas y la empresa te notificó que las abejas fueron enviadas con éxito.

4-Esta mañana ha recibido una llamada de la oficina de correos, y un empleado, bastante nervioso, te ha pedido amablemente que vengas a recoger y retirar de su oficina el alborotado  paquete de insectos picadores.

    Daños y Bajas del combate

Recoges tus abejas y percibes que, aparte de unas cuantas muertas en el fondo del recipiente, deberás estar preparado para que algunas no sobrevivan al estresante viaje que se les ha pedido que soporten, las abejas se ven saludables. Ahora, todo lo que tiene que hacer es transferir las nuevas abejas del contenedor porta-enjambres hasta la colmena que ha sido acondicionada para ellas.

    Sus «armas»

Tenga a mano su ahumador, bien cargado de material que produzca humo abundante, blanco e inodoro y que no sea dañino para los seres vivos, cuando esté listo para transferir sus nuevas abejas del envase o contenedor de envío a la colmena. También, si cabe esto es más importante, asegúrese de estar vestido con su equipo de apicultura: Careta, buzo o traje de apicultor blanco o de colores claros, guantes, botas, etc.

Debes buscar una pequeña caja dentro del porta-enjambres que te llegó. Este pequeño contenedor acoge a tu nueva reina. La parte superior del porta-enjambres está cubierta con un corcho. Retire el corcho y verá una segunda tapa que está hecha de azúcar.

    En su trono

Cuelgue el contenedor de la reina en el interior de tu colmena. Debes colocarlo entre dos cuadros o marcos que estén en el centro de tu colmena recién preparada. Perfore la parte superior de la tapa de caramelo con un clavo. A las abejas obreras les será más fácil liberar a la reina si ya hay un pequeño agujero en la barrera de azúcar. Cuando use la cuña, tenga mucho cuidado de no apuñalar inadvertidamente a la reina. No podrás volver a comprar una reina de reemplazo después de los meses de invierno. Cuando las obreras hayan atravesado la barrera de azúcar, la reina podrá escapar a la colmena.

Una vez que tenga a la reina en la colmena, use su ahumador y coloque una bocanada de humo en el porta-enjambres de envío. Agite suavemente el contenedor de envío de las abejas, permitiendo que éstas salgan y caigan en la colmena. Cuando ya no pueda sacar más abejas del porta-enjambres, deberá acercarlo y colocarlo próximo a la colmena. Las que aún permanezcan allí encontrarán la forma de abandonarlo y entrar en la colmena. Asegúrese de insertar un comedero con un jarabe simple a base de azúcar en la colmena.

    Tranquilas trabajan mejor

Deja a tus nuevas abejas solas y tranquilas por una semana. Durante esta semana, las abejas se aclimatarán a su nuevo hogar. La reina empezará a poner huevos y las abejas comenzarán a hacer miel.

Es conveniente realizar la operación de transferir las abejas de su porta-enjambres de envío a la colmena, muy temprano al amanecer cuando apenas a salido el sol y aun hace fresco o al atardecer cuando se haya puesto el sol.

Abeja Reina, Madre de la Colmena 030719

abeja reina

Abeja Reina, Madre de la Colmena 030719

 

Dependencia

    La supervivencia de una colonia de abejas que viven en una colmena de abejas depende de la abeja reina y madre. Sin una abeja reina, la colmena no podrá desarrollarse y finalmente morirá. Cada colmena únicamente tiene un ejemplar femenino con todos sus órganos perfectamente desarrollados.

La reina es única en cada colmena de las abejas y es la única abeja hembra en la colmena que ha desarrollado completamente los órganos reproductivos. La reina no tiene el control de la colmena. El propósito de su alma de reina y madre es poner huevos que se convertirán en las abejas que ocuparán o llenarán los otros roles o castas de la colmena.

Larva

Abeja Reina, Madre de la Colmena 030719
Abeja Reina, Madre de la Colmena 030719

La abeja reina se determina cuando la abeja todavía está en su etapa larvaria. Las larvas que se han dejado de lado como reinas potenciales se alimentarán con jalea real adicional. La jalea real es una secreción que las abejas obreras almacenan en sus cabezas.

Las larvas elegidas como las reinas potenciales también se mantendrán en unas celdas especiales llamadas realeras. Éstas tienen forma similar a una protuberancia similar a un tubo de cera que ocupa varias celdas y que aparece en una de las celdas del panal dónde almacenan la miel las abejas. Las realeras difieren de las que se usan en el resto de la colmena porque son más grandes y están diseñadas en posición vertical. En esta cápsula vertical, la reina colgará, hacia abajo, durante todo su desarrollo.

Elección larva reina y madre

Las posibles larvas de la reina deben determinarse dentro de los cuatro días posteriores a la colocación de las larvas.

Cuando es hora de que la reina salga de su celda, ella mastica a través de la tapa. Mientras mastica, emite un sonido con el que se cree que advierte a otras reinas de su llegada. Los aficionados a la música reconocerán el sonido como G sharp. No es inusual encontrar que, después de que la primera abeja reina haya incubado, el resto de las celdas realeras tengan una hendidura por la que la joven reina ha masticado, matando efectivamente a las larvas en desarrollo dentro de las mismas.

Los apicultores llaman a las larvas destruidas, reinas vírgenes. Las abejas obreras tratarán de mantener vivas a varias reinas jóvenes a la vez para tener disponible una Reina de respaldo en caso de que la primera reina no pueda encontrar pareja o no sobreviva a su vuelo nupcial.

Primer Vuelo de la reina y madre

Cuando la nueva reina tiene la edad suficiente para volar, abandona la colmena. Mientras ella está lejos de la colmena, debe encontrar varias abejas zánganos de una colmena diferente para aparearse. Es importante que la reina sea inseminada por al menos doce zánganos durante este vuelo nupcial. Esto garantizará la limpieza genética de su futuras descendencias. El esperma que recolecta durante este vuelo será el que usará por el resto de su vida.

Si la reina no puede hacer el vuelo nupcial, la supervivencia del resto de la colmena está en peligro. La mayoría de las colmenas intentan mantener vivas a varias reinas vírgenes para ayudar a evitar que eso suceda.

La mayoría de las colmenas permiten que la antigua reina continúe poniendo huevos, sin embargo, cuando es hora de que el resto de la colmena enjambre, ella será la primera en abandonar la colmena.

Una vez que se han apareado con una reina, los  zánganos mueren.

Normalmente es fácil ver qué abeja es la abeja reina cuando está rodeada por otras abejas. Ella tiene un abdomen que es considerablemente más largo que el de sus compañeras de colmena. Para que la búsqueda de la reina sea más rápida, muchos apicultores marcan a su reina con un poco de pintura.

Esperanza de vida de reina y madre

El promedio de vida de la abeja reina y madre es de dos a tres años.

 

Salud y Suerte

Apicultura, Ciencia y tecnología 290619

MangueiraUFCG

ciencia y tecnología

Ciencia y tecnología de la apicultura. 290619

Ciencia y tecnología

La ciencia y tecnología de la apicultura moderna nos ha permitido obtener un producto alimenticio que funciona mucho mejor que el azúcar y que está fácilmente disponible.

Evolución Técnica

Atrás quedan en el tiempo otras arcaicas formas de cosechar miel.  Me refiero a las tradiciones de siglos pasados en que aún no existía maquinaria moderna, extractores, maduradores, coladores, cuchillos y otro sinfín de herramientas.

Evolución Científica

También es preciso recordar que con la evolución científica y los descubrimientos y estudios sobre las especies apícolas, han supuesto un avance en nuestro campo de actuación. La ciencia, los estudios científicos, han permitido que conozcamos todos los entresijos de la vida de la abeja, de su comportamiento, su biología y cualquier detalle relacionado con el mundo apícola.

Toda esta evolución  en la maquinaria y los utensilios apícolas han permitido que la apicultura adquiera un nuevo rumbo más cómodo y productivo que nos hacen la vida más fácil a los apicultores. Me estoy recordando ahora de ciertos pueblos indígenas del este asiático o de Sudamérica que aún deben enfrentarse a las picaduras casi sin ninguna protección. Apenas usan ropa especial de protección y utilizan repelentes como el humo de forma poco tranquilizadora.

Estacionalidad

El problema es que la temporada de producción es estacional, me refiero a la apicultura no tropical, y desafortunadamente, se constriñe a la época del año templada donde la temperatura es templada y la duración de los días se alarga.

Esta estacionalidad se debe a que las abejas son menos activas durante los meses fríos y ralentizan su producción. Desde fines de marzo a principios de agosto se produce la floración y la aparición del polen es abundante. Es la mejor época para que las abejas se alimenten. Es un misterio entender el parecido de las abejas con los humanos. La forma en que perciben los cambios en el clima, el ambiente y la organización de cómo viven se parece mucho a los humanos.

Costumbres

Si las abejas pudieran vivir como humanos, seríamos compatibles. Lo único que separa a los humanos de las abejas es que las hembras no están permanentemente en un ciclo fértil.  Donde los humanos solo tienen un período de gestación de 9 meses y pueden elegir cuántos hijos tienen. Existen lugares tropicales donde las abejas se reproducen constantemente sin interrupciones. Tras el vuelo nupcial en el cuál es perseguida por un enjambre de zánganos, la abeja Reina se apareará con 2 o 3 zánganos y será inseminada por 2 o 3 años. Años en los que seguirá poniendo huevos hasta que el esperma se agote.

 

La reina produce, una vez que se ha apareado, una puesta de 2000 huevos al día durante la estación de primavera. Puede vivir por otros dos años y luego, cuando su capacidad vaya decreciendo, las obreras criarán una nueva reina para sustituirá y hacerse cargo de la colonia. Básicamente, las abejas reinas tienen la tarea monumental de mantener una población fresca y joven. No todas las colonias son iguales pues aunque las diferentes especies de abejas tengan una vida similar, sus patrones y un calendarios de apareamiento pueden ser diferentes. Los humanos seguimos la misma pauta aunque nuestra necesidad de procrear no depende de cuando cambia la temporada o el clima.

Zumbidos

Las reinas se identifican por su zumbido, distinto del sonido que hacen los zánganos y de las abejas obreras cuando se comunican entre sí. El zumbido de la Reina es más agudo y está constantemente rodeada de zánganos y obreras que la protegen con su vida. Se sabe que vuelan a su alrededor incesantemente, haciendo que el ‘servicio secreto’ reaccione cuando la seguridad del ‘presidente’ se ve comprometida y violada. Atacarán cuando se sientan amenazados y protegerán a su reina a toda costa.

Misterios

Así de cerca está la naturaleza de la colmena de la naturaleza humana. Ese es el misterio que muchos apicultores están tratando de aprender a través de la ciencia. Relacionar la naturaleza de los humanos y su interacción entre ellos. Las colmenas son como una familia gigante dónde la mayoría de las abejas son hembras.

Solo una de ellas es fértil y será la Reina. Ella será la que gobierne la colonia para continuar con la próxima generación. Los descendientes para continuar el linaje de la colonia. Esto es lo que hace que la ciencia y la tecnología sean interesantes para comprender a las abejas.

La ciencia y la tecnología es importante también para los apicultores que mantienen sus colmenas a base de esfuerzo,  para proteger y criar a una criatura indispensable para la vida del planeta.

Conclusión

Podremos concluir que las sociedades de abejas son como las sociedades de personas. La diferencia más visible es que vuelan y su capacidad de reproducirse sin parar durante 2 o 3 años, «a razón de 2000-3000 hijos por parto».

 

Buscar reina limpia y dócil 230319

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apiario Ecológico

Buscar una reina limpia y dócil

230319

Durante el curso un apicultor les enseñará las  maneras de criar y seleccionar las líderes de las colmenas para que estas sean más productivas

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apicultores durante el curso

Buscando una reina dócil.

Cuanto más dócil, limpia y mansa, sea la reina madre mejor, ya que éstas no abundan en las colmenas. De hecho, dejando a un lado las excepciones, sólo hay una en cada colmena. Por ello, las asociaciones de apicultores organizan cursos sobre su cría.
Uno de ellos se impartió, con una parte teórica y otra práctica, en el Centro Cultural de Puig d’en Valls. Para la segunda parte, se desplazaron al campo, concretamente a la finca denominada Ca d’Andreu. Gregorio Lladó Picornell fue el encargado de dar las clases, gratuitas y por las que se entregará un certificado de asistencia.

Entrevista

¿Cuál es el motivo para organizar este curso, del que hace un par de años se impartió el primero? «Según comenta Vicent Marí, presidente de los apicultores pitiusos, la razón es que el presente de la apicultura no pasa por la recogida de enjambres errantes». El futuro es la selección, que no es asunto sencillo.
«Si las abejas se van de una colmena es por algo, quizás por una cuestión de relevo generacional. Por eso, si cogemos esos enjambres errantes, posiblemente con reina vieja, lo que debemos preguntarnos es si están enfermos y de dónde vienen; si tienen reina o, si carecen de ella, por qué se ha ido».
Porque «no vale la multiplicación de cualquier colmena». De ahí que la mejor opción sea criar reinas: «Y se crían para seleccionarlas.  Se escogen aquellas que hay en las colmenas más productivas y más limpias.
Además, se eligen las jóvenes y las más mansas».
Lladó explicará en el curso cómo se puede saber que una reina tiene todos esos atributos: productividad, limpieza y mansedumbre. El apicultor, afirma Marí, lo sabe «a simple vista», de la misma manera que se da cuenta de las que están «acabadas».

¿Qué es una abeja limpia?

Las nuevas técnicas de cría de reinas «se han simplificado mucho», indica el presidente de los apicultores: «Hace cinco años, la sistemática era más compleja, se tardaba más. Ahora, gracias a una serie de innovaciones, se pueden hacer crías in situ, directamente dentro de la colmena, de unas 40 reinas.
Y estas se pueden distribuir luego en los apiarios conforme demanda, para que estos sean sanos, limpios, mansos y saludables. Y, sobre todo, prolíficos».
¿Y qué es una reina limpia?».La que es pulcra, aquella en cuya colmena no hay restos de cera, de abejas muertas o polen. Si son limpias, sacan todo eso al exterior». A veces, la basura es más grande, por ejemplo pequeñas lagartijas o salamanquesas, incluso caracolillos: «Entonces, las pulcras los propolizan, ya que no pueden sacarlos fuera debido a su tamaño.
Trabajan con pulcritud y mantiene una correcta higiene de la colmena. Las menos limpias los dejan a medio propolizar o los pegan sin propolizar», explica Marí.
De eso no se encarga directamente la reina, sino sus descendientes. De ahí que haya que esperar «una generación» hasta que la nueva estirpe, que sustituye a las viejas que van muriendo, cambie el comportamiento de la colmena: «Es una cuestión genética», simplifica Marí.
Las mejores colmenas «suelen ser las más pobladas. Las rampas de sus piqueras están limpias, diáfanas y huelen mejor gracias a la asepsia que hacen con el propóleo». No es fácil encontrar reinas de esas características: «En un apiario, reúnen esos parámetros tres de cada 25.
No vale todo. No se trata de tener muchas, sino pocas pero buenas, de ahí la necesaria selección para conseguir una cabaña apícola sana, resistente a las enfermedades, fuerte y vigorosa».

«Las abejas actúan, el apicultor interpreta lo que hacen»

La principal actividad de Gregorio Lladó no es la de apicultor: «Trabajo en servicios sociales, en el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales. Doy formación a colectivos de riesgo o a personas con discapacidad».
Las abejas son su pasión. Forma parte de Apaema (Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca), en la que hay una sección dedicada a la apicultura que sigue las técnicas ecológicas: «En realidad, sólo hay una persona que tenga la certificación, pero se debe a una cuestión del reglamento europeo, que obliga a tener un radio de tres kilómetros de cultivos ecológicos, algo difícil en los minifundios de estas islas. Casi imposible».
En su asociación hay, no obstante, una treintena de personas que siguen a rajatabla los manejos de la apicultura ecológica.
El curso de cría artificial de reinas que impartirá tiene como objetivo «crear más colonias nuevas». Y para ello han de seleccionar bien las reinas: «No es complicado. La apicultura, en general, no lo es. Pero hay factores que uno no puede controlar: estamos a merced, por ejemplo, del tiempo meteorológico, de las floraciones».
Para asistir, Lladó recomienda tener una base: «Hay que ser y tener formación de apicultor desde al menos seis o siete años. Sobre todo para interpretar lo que te dicen las abejas. En el campo, ellas actúan y el apicultor debe interpretar lo que está viendo».