El Gobierno aprueba la nueva etiqueta de la miel que incluye el país de origen 190520

país origen

Cambio en la etiqueta de la miel

etiqueta

 

Mostrará el país de origen

 

Real Decreto 

 

La obligatoriedad del nuevo etiquetado de la miel aprobado por el Consejo de Ministros este martes 19 de mayo, marcará un antes y un después en el mundo de la apicultura, al menos con respecto  a la comercialización de la miel. 

El nuevo etiquetado aprobado deberá detallar su país o países de origen, lo que identificará mejor la miel que se ha producido íntegramente en España.

El real decreto ha permitido al gobierno sacar adelante y modificar la normativa actual de la calidad de la miel respecto a su etiquetado, lo que beneficiará a apicultores y a consumidores, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En el caso de la miel que se haya elaborado a partir de mieles de distinta procedencia, deberá indicarse en el etiquetado la lista de los países de origen donde se haya recolectado.

Cuando proceda de un único país, será obligatorio indicarlo en la etiqueta, por lo que se podrá identificar claramente si es, o no, “cien por cien española”.

Para garantizar el cumplimiento de estos nuevos requisitos, la norma exige a los operadores que recojan, “dentro de su sistema de autocontrol”, las evidencias necesarias que puedan demostrar los orígenes de las mieles empleadas en las mezclas.

La entrada en vigor de este real decreto, se conseguirá que “el consumidor tendrá un conocimiento más completo sobre el origen, el país y la procedencia de la miel, que le permitirá ejercer una opción de compra con más fundamento”, ha subrayado el Ministerio en un comunicado.

“Los apicultores españoles podrán competir en el mercado con la miel que proviene del exterior, en mejores condiciones”.

De acuerdo al Ministerio, que ha apuntado que el real decreto responde a las peticiones recibidas desde muchos ámbitos relacionados con este producto, ampliando las exigencias de la indicación de origen.

Sin apicultores, sin colmenas 050520

enjambres abejas ecosistema

El estado de alarma ha coincidido con el arranque de la actividad en las explotaciones apícolas y los desplazamientos para atender las colmenas en los colmenares están permitidos. En estos momentos la actividad se centra en hacer los núcleos

enjambrando
Formación de enjambres

 

División de colmenas

En estos momentos, dependiendo de si están en el sur o en el norte de la provincia, pues se llevan más de 20 días de diferencia en el campo, los apicultores se dedican a hacer los núcleos, es decir, sacar de una colmena madre sus descendientes. «Hay muchos métodos y cada uno aplica el suyo según sus necesidades; desde dividir la colmena en dos partes, división en abanico, núcleos babys y de cada método sus variantes», explica el presidente de la Asociación Palentina de Apicultores (APA) Julián Caballero, que subraya que «son muy autodidactas y cada cual tiene su librillo».

Imprescindible reproducción

Esta labor de reproducción es «imprescindible» para la continuidad del colmenar. Hay mucha mortandad en invierno -hasta un 40% de media-, e intentar evitarla es la «labor principal del apicultor». «Las colmenas por su naturaleza forman enjambres (ellas mismas se dividen naturalmente), y una gran parte de las abejas, junto con la abeja reina, se marcha de su casa para formar otra en otro lugar. Este comportamiento natural supone una pérdida para el apicultor que lleva todo el año proporcionándole los cuidados que necesita».

Como también explica Julián Caballero, otra de las labores principales en estos momentos es ordenar la colmena de forma que crezca con más facilidad (miel, cría  y polen). A la vez se introducen láminas de cera para que las abejas  las estiren y formen los típicos panales con celdas exagonales.

«Con esta labor, al tiempo que se amplía y da espacio a la colmena, el apicultor  evita ese temido enjambrazón», afirma.

 

COVID-19

La actual crisis sanitaria del COVID-19, en principio, «no afecta demasiado» pues las actividades del llamado sector primario son servicios considerados de primera necesidad. Aunque como en todos los sectores se producen problemas puntuales en los suministros de material. El estado de alarma ha coincidido con el arranque de las explotaciones apícolas y los desplazamientos para atender los colmenares están permitidos. 

«Se debe circular con la documentación del apiario y estar en ruta desde su casa al colmenar. En el caso de ser más de una persona, éstas deben respetar las medidas de seguridad pertinentes y cumpliendo las distancias de seguridad».

 

Esta primavera «viene muy bien» ya que las  lluvias y su repercusión en el campo propician que «las colmenas crezcan con rapidez». Aunque siempre hay un pero; las abejas explotan y bullen de actividad, lo que puede provocar que, de no controlar ese crecimiento, terminen enjambrando con la consiguiente pérdida de población.

Este año la primavera viene con lo que los apicultores llamamos fiebre de enjambrazón». «Si bien el año comienza favorable -prosigue Caballero-, la miel que en estos momentos recolectan las colmenas la consumen ellas mismas. Más adelante, a medida que  crecen en población  empiezan a almacenar miel y es cuando el apicultor puede recoger una parte de ese almacén».

Para esto,  «aún queda mucho tiempo; la miel de brezo, por ejemplo,  hasta finales de agosto o septiembre no se recolecta -catar es el término utilizado por los apicultores- y hasta que lleguen esas fechas el cielo tiene mucho que decir para que no tengamos heladas tardías y que llueva puntualmente.

Problemas

La avispa asiática (Vespa velutina), si bien se ha localizado en distintos puntos de la provincia, «aún no ha creado daños a los colmenares ni a las personas, pero es algo que llegará y para lo que no estamos preparados.

Tenemos regiones limítrofes donde ya es un desastre  y eso que  luchan desde muchos frentes contra ella, deberíamos prepararnos para lo que nos viene», afirma.

En cuanto a la  varroa, calificada como el «principal enemigo» de la abeja y por ende del apicultor, es hoy por  hoy  la causa de la gran mortandad de las colmenas. «El apicultor que quiera permanecer siéndolo debe conocer bien este ácaro,  tanto o más que a las abejas, desde cómo se reproduce a cómo poder eliminarlo y las consecuencias que tiene en la colmena».

Julián Caballero habla de un tercer factor que, sobre todo en el sur de la provincia, «también está creando problemas puntuales». Se trata de los abejarucos, «pájaros muy bonitos pero que, como su nombre indica,  si pueden se alimentan principalmente de abejas, creando  presión y temor en las colmenas; llegando el punto de que las abejas no salen al campo pues saben que las está esperando».

Desde la Asociación Palentina de Apicultores, se valora la apicultura en la provincia de Palencia como un «factor positivo» para  fijar población. «La persona con colmenas tiene que pasar muchas horas atendiéndolas y esto implica  vivir en los pueblos o ir continuamente a ellos».

Entre las dos asociaciones de Apicultores (Apinorpa, Apicultores del Norte de la Provincia, es la otra), explica Caballero, «hay unos 500 apicultores aficionados con un número de colmenas que satisfacen sus necesidades de consumo y también hay muchos profesionales que viven de sus colmenas». Por otro lado,  «profesionales de otras provincias vienen justo en el momento de las mieladas para instalar sus colmenas y recolectar. La transhumancia está ocasionando problemas de convivencia entre colmenares estantes y trashumantes», según pone de manifiesto Caballero. Incide en que «la Montaña Palentina está recibiendo una presión de colmenas trashumantes que se debería regular.

Ni todos los años son iguales ni todas las zonas admiten las colmenas que se quiera. Se está sobre-explotando el medio y perjudicando a los apicultores que pasan el año en el mismo asentamiento, polinizando su territorio». La administración, a su juicio,  «debería implicarse y regular las cantidades de colmenas que se puedan instalar como lo ha hecho en otros temas, como puede ser caza, pesca o  micología».

El número de apicultores en la provincia «va en aumento» y también el de apicultoras que se incorporan a esta actividad. 

«En la pasada feria apícola, celebrada en Palencia en el mes de febrero, fueron cinco las mujeres que dieron a conocer sus experiencias como apicultoras».  Caballero recalca que «es un oficio en el que hay desde recién licenciados hasta veteranos de toda la vida.

Quién entra en el mundo de las abejas, por regla general, ya no lo abandona… queda enganchado para toda la vida».

Julián Caballero asegura, a modo de conclusión, que «si en su día apareció la figura del apicultor porque había colmenas; hoy por hoy, si desapareciesen los apicultores, seguramente desaparecerían las abejas. No se conoce una sola colmena que viva por sí sola, desde que llegó la varroa han desaparecido todas. Con la importancia que tienen las abejas para la economía y el medio ambiente, bien está que las distintas administraciones cuiden a los apicultores, esto repercutirá en todos».

Transgénicos 280619

transgénicos

Transgénicos

280619

     Transgénico

Los transgénicos, seres vivos concebidos artificialmente mediante ingeniería genética con mezcla de DNA de otros organismos en sus genes, regresan a mi mente para evocarme malos recuerdos. Tiempo ha pasado desde mi última entrada en la que precisamente comentaba y cuestionaba las razones del desaparición de nuestras colmenas.  No se intuía causa aparente que lo justificara. Tampoco se halla por ningún lado, ni arma del delito, ni cadáveres, acaso escayolados, duros o quizás blandos y malolientes cuerpos yacentes, de nuestras queridas socias.

     VUELO BIO-PMW

El pasado día 3 de septiembre de madrugada, procedente de Bilbao (España), aterrizaba en Brasil, en el aeropuerto Brigadeiro Lysias Rodrigues de Palmas, Tocantins.

     Colmenares

Durante los 2 meses de descanso en Polientes, Real Valle de  Valderredible (Cantabria), España, he tenido tiempo de visitar y recorrer en bicicleta algunos de los parajes y paisajes que hace unos pocos años mantenían alimentados y surtidos los enjambres de mi apiario. Del mío y las otras decenas de colmenares que se divisaban o adivinaban por doquier.
    En más de una ocasión en mis años mozos tuve que desandar el camino. Durante alguna excursión por los montes del cántabro valle del Ebro, apareciendo tras el tupido velo de los matorrales de escobas, debí retroceder sobre mis pasos para no plantarme en medio de un colmenar y sufrir la aguijoneada ira de sus celosas guardianas .
Pero aquellos eran otros tiempos, que decían mis abuelos. Seguro que los tuyos también.

     Los años Pasados

Me refiero a los años de la dictadura franquista, cita obligada por la acotación meridiana que hace del tiempo en el que lo rústico y rural, además de rancio, campaba a sus anchas por los campos y ciudades españolas, que no sólo los estadios de fútbol.
En aquella lejana y triste etapa de la historia de España, nuestros campos, ríos, montañas, sembrados, fauna, y etc., etc., etc. Existían y nos hacían vivir naturalmente, rústicos y, sobre todo en los periodos vacacionales, cuando regresábamos al pueblo de vacaciones, rurales, muy rurales.
La leche salía de la teta de vaca, no del tetrabrik, y yo me ocupaba de ir con la cantimplora a por ella. Bien pronto por la mañana un centímetro de amarillenta nata reposaba sobre la blanca. superficie.
¡Qué rebanadas de pan de hogaza cubiertas nata y miel me preparaba la abuela María!.
En aquellos tiempos, recuerdo sin remilgos, como atravesaba los trigales al regresar de bañarme en el río Ebro. Arrancaba las espigas de trigo para hacer chicles con sus granos. En el patatal despistaba algunas patatas de sus tierras para hacernos unas tortillas y birlábamos algunas manzanas de los árboles.
¡Qué tiempos!
Todo era natural, las frutas, sobre todo las manzanas, venían con sus gusanos, los armarios de vez en cuando cobijaban alguna polillas, también las carcomas corrían por los muebles, los campos se abonaban con boñigas -me consta que esta práctica se sigue manteniendo- aunque ahora además se rocían con productos químicos (transgénicos) que ya sabemos los efectos que producen en las aguas y el ecosistema en general, incluidas en nuestras queridas y necesarias abejas-.
Pero esos tiempos, si no cambian las cosas y el hombre se hace más responsable con su manera de entender la existencia, quedan para el recuerdo. A ver quién es el valiente que en la actualidad se arriesga a meterse en la boca nada de lo que produce la tierra sin antes frotarlo con ajax. Lo mismo ocurre con los animales y sus productos.
Las abejas desaparecen a causa de los transgénicos y ya sabemos el porqué del uso de los transgénicos.. 

 

Recapitulando

Recapitulando sobre todo lo escrito, podríamos trasladar el ejemplo de las abejas a nuestra especie, los seres humanos, e imaginarnos que si habitualmente nuestros hijos hiciesen chicles con los granos de trigo, por poner un ejemplo bastante pueril, y esta actividad la hicieran día tras día, hora tras hora, flor tras flor, miles de veces, tantas como flores o granos existen en los campos, seguramente estaríamos hablando del fin de la humanidad, un fin tan seguro como es que si las abejas siguen desapareciendo por arte de la magia de los transgénicos, se cumplirá la profecía que en su día hizo Albert Einstein.

Experiencia

EAhora, como he señalado, anteriormente vivía en Brasil, lugar donde las semillas en ocasiones suelen ser de origenes transgénicos (ser vivo que ha sido concebido artificialmente mediante ingeniería genética con mezcla de DNA de otros organismos en sus genes). 
Allí la apicultura no existe tal y como la practicamos en España. Existe una actividad parecida que también interacciona con las abejas pero que se basa en manejar y gestionar los enjambres en sus colmenas para extraer la enorme cosecha de miel varias veces al año. Esa es la experiencia que yo he vivido en Palmas, Tocantins, en donde las colmenas apenas se tocan hasta que la cosecha está preparada y lista para catar.

    Asentamiento de Apicultores de Taquaruçu

   Esta experiencia me ocurrió cuando fui invitado a visitar el asentamiento de Apicultores de Taquaruçu para conocer el lugar y dar un pequeño discurso sobre la importancia de la apicultura y su importancia como preservadora del medio ambiente y en último término de la vida en la tierra.
Lo primero que me llamó la atención fue el lugar y la disposición de las colmenas que se encontraban situadas bastante lejanas unas de otras. También eran curiosos los ahumadores que portaban los apicultores y que tenían un tamaño que obligaba a usar las dos manos para accionarlo. Parecían ahumadores para enjambres de abejas del tamaño de una perdiz. Era imprescindible la participación de 2 personas para llevar a cabo cualquier revisión, uno ahumaba mientras el otro operaba. Podemos decir que quitar las hierbas eran lo que hacían, pues rodeaban las colmenas y continuamente crecían amenazando con cubrir las piqueras.
    Me aventuré y abrí alguna de las colmenas.  El estado de los cuadros y la cera era perfecto, blancos y blanca. Hice una revisión rápida y me percaté que las abejas se movían sobre los lomos de los cuadros rápidamente. Estaban nerviosas. A mi lado estaba el compañero del ahumador accionando el fuelle rítmicamente, prevendo alguna nefasta reacción. Finalmente todo discurrió como estaba previsto, sin ningún percance que lamentar. Para mi gusto fueron unos enjambres de abejas africanizadas bastante europeizadas. Lo que cuenta la mitología popular y aparece con frecuencia en los periódicos brasileños me parecía una broma. Aunque se mostraron muy alteradas y rápidas cuando abrí las colmenas, no presentaron ningún problema ni reacción agresiva mientras revisaba los cuadros. 
Actualización:
Hace unos meses tuve contacto con un apicultor miembro de la Universidad Federal de Campina Grande (UFCG) en Paraiba, Brasil.   Aquí os muestro una serie de fotos de su trabajo. 

IMG 20190406 160711539 1 - Transgénicos 280619 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

    Conclusión

   El problema de agresividad de las abejas africanizadas, además de la genética de la apis mellífera scutellata que las hace más defensivas, estriba en el hecho de que no se las maneja con los cuidados propios de un apicultor de raza.  De hecho el trato que reciben es más de parte de abejeros que únicamente visitan las colmenas para robarles su miel. Personas desconocidas que incluso llegan a quemar las colmenas con toda su población dentro. Es decir, que  si tratas bruscamente a una vaca posiblemente lo único que recibas sean patadas. Aunque claro, que también por muchas monerías que le hagas a un tigre nunca se comportará como un gato.
De hecho es esa rumorología, junto con el clima tropical tórrido y la falta de una infraestructura rural adecuada, además de leyes agrícolas y apícolas que definan las instalaciones de colmenares, delimitando las distancias, el número de colmenas, etc., etc., quién frena a la hora de instalar un apiario.
Así que como apicultor que soy necesito y quiero transmitir mis conocimientos a cualquier persona que los precise.

Miel y manzanas 100619

manzanas

  Miel y manzanas

100619

Huertos de Manzanas

    El país, casi cualquier país, está lleno de huertos de manzanas. Instalaciones de apicultura y huertos con manzanos son básicamente las imágenes más repetidas cuando viajamos.

    Como es lógico, además de las importadas, las manzanas que compras en el supermercado, provienen de huertos de manzanos.   La estupenda compota de esta fruta, claro está que si es natural,  también está hecha de manzanas cultivadas en huertos.  

    Las personas que beben zumo de manzana o la sidra elaborada con ella, disfrutan de los productos proporcionados por los agricultores tras un arduo trabajo en sus huertos. 

    Sin estos huertos no habría pasteles, ni tartas y el mundo sería un lugar bastante más triste. 

 Al llegar la primavera, las personas que pasean por los huertos de manzanos, mientras caminan van observando las filas ordenada de manzanos, cuyas ramas se extienden con el aroma de las delicadas flores de la manzana. 

    Estaciones apícolas y huertos de manzanas

    En el verano, pueden pasear por el mismo huerto y ver los mismos árboles. Árboles con las hojas brillando bajo el sol.  
    Durante el otoño, esos mismos árboles están cargados de manzanas crujientes y llenas de jugo que fomentarán que la boca, metafóricamente, se nos haga agua. 
    Llegado el invierno, las ramas extendidas de los manzanos, mantienen y se cubren con una capa de nieve brillante.
 
    Cuando se detienen para admirar los árboles artísticos, notan que, a diferencia de otros tipos de agricultura, la única vez que ven a alguien trabajando entre los árboles es cuando los árboles están llenos de fruta y los agricultores están recogiendo las manzanas. Tras Después de la cosecha, regresa el olvido y el abandono se cierne sobre el huerto y los manzanos.
 
Los transeúntes no tardan mucho tiempo en imaginar y empezar a pensar en lo fácil que sería tener un huerto. Pero una cosa es imaginar y otra ponerse manos a la obra. Si acaso, cuando se les presenta la ocasión y llega la oportunidad de comprar un huerto de manzanas, estas personas apenas prefieren olvidarse de esta posibilidad, simplemente se trababa de un capricho pasajero. 
 
    La realidad es que hace falta mucho más para ser dueño de un huerto de manzanas, además de recoger manzanas y sacar dinero. 
 
    El transeúnte casual piensa que ser dueño de un huerto de manzanas no dará mucho trabajo, pero la realidad es que una gran cantidad de trabajo agotador es necesario para mantener el huerto. 
 

    Trabajos Necesarios

    Los árboles tienen que ser podados. 
 
    Los árboles tienen que ser fumigados para protegerlos de ser arrasados por los insectos. 
 
    Además de cuidar los árboles, hay muchas tareas generales de mantenimiento que deben ser atendidas.   También existe la tarea de eliminar los árboles viejos e improductivos y reemplazarlos con árboles jóvenes. 

    Extensión Adecuada

De apicultura y huertos de manzanas va la cuestión cuando se trata de obtener los mejores resultados en nuestra cosecha.

    Lo siguiente a considerar antes de comprar un huerto de manzanas es el tamaño del huerto. Según los expertos, un huerto de manzanas tiene que tener al menos diez acres (1 acre=4.046 metros) de extensión para compensar. Eso es sólo un punto de equilibrio. 
 
    En teoría, un huerto más grande significa un mayor margen de beneficio para el propietario del huerto, pero un huerto más grande también significa que el propietario tendrá que comprar más insecticida, rotar más árboles, contratar más empleados y gastar más dinero en el equipo necesario para mantener el huerto y cosechar la producción de manzanas. 
 
    Quizás el mayor error que cometen los recién llegados al negocio del huerto de manzanas en la primavera es cuando los manzanos están floreciendo.     Para que los árboles fructifiquen, las flores deben ser polinizados y aunque el viento puede ayudar a polinizar las flores, las abejas son mejores. 
 
    Muchos nuevos propietarios de huertos piensan que hay suficientes abejas en la naturaleza para polinizar los acres de manzanos. Estos propietarios están asumiendo que podría dañar su rendimiento anual. 
 
    Los propietarios con experiencia saben que para asegurarse de obtener una cosecha rentable necesitan trabajar con los apicultores locales. Arriendan las colmenas y las abejas melíferas de los apicultores. 
    Los propietarios de colmenas instalan las colmenas en los huertos. Las abejas extra asisten en la polinización.
 
    
 

Buscar reina limpia y dócil 230319

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apiario Ecológico

Buscar una reina limpia y dócil

230319

Durante el curso un apicultor les enseñará las  maneras de criar y seleccionar las líderes de las colmenas para que estas sean más productivas

Buscar una reina limpia y dócil 230319
Apicultores durante el curso

Buscando una reina dócil.

Cuanto más dócil, limpia y mansa, sea la reina madre mejor, ya que éstas no abundan en las colmenas. De hecho, dejando a un lado las excepciones, sólo hay una en cada colmena. Por ello, las asociaciones de apicultores organizan cursos sobre su cría.
Uno de ellos se impartió, con una parte teórica y otra práctica, en el Centro Cultural de Puig d’en Valls. Para la segunda parte, se desplazaron al campo, concretamente a la finca denominada Ca d’Andreu. Gregorio Lladó Picornell fue el encargado de dar las clases, gratuitas y por las que se entregará un certificado de asistencia.

Entrevista

¿Cuál es el motivo para organizar este curso, del que hace un par de años se impartió el primero? «Según comenta Vicent Marí, presidente de los apicultores pitiusos, la razón es que el presente de la apicultura no pasa por la recogida de enjambres errantes». El futuro es la selección, que no es asunto sencillo.
«Si las abejas se van de una colmena es por algo, quizás por una cuestión de relevo generacional. Por eso, si cogemos esos enjambres errantes, posiblemente con reina vieja, lo que debemos preguntarnos es si están enfermos y de dónde vienen; si tienen reina o, si carecen de ella, por qué se ha ido».
Porque «no vale la multiplicación de cualquier colmena». De ahí que la mejor opción sea criar reinas: «Y se crían para seleccionarlas.  Se escogen aquellas que hay en las colmenas más productivas y más limpias.
Además, se eligen las jóvenes y las más mansas».
Lladó explicará en el curso cómo se puede saber que una reina tiene todos esos atributos: productividad, limpieza y mansedumbre. El apicultor, afirma Marí, lo sabe «a simple vista», de la misma manera que se da cuenta de las que están «acabadas».

¿Qué es una abeja limpia?

Las nuevas técnicas de cría de reinas «se han simplificado mucho», indica el presidente de los apicultores: «Hace cinco años, la sistemática era más compleja, se tardaba más. Ahora, gracias a una serie de innovaciones, se pueden hacer crías in situ, directamente dentro de la colmena, de unas 40 reinas.
Y estas se pueden distribuir luego en los apiarios conforme demanda, para que estos sean sanos, limpios, mansos y saludables. Y, sobre todo, prolíficos».
¿Y qué es una reina limpia?».La que es pulcra, aquella en cuya colmena no hay restos de cera, de abejas muertas o polen. Si son limpias, sacan todo eso al exterior». A veces, la basura es más grande, por ejemplo pequeñas lagartijas o salamanquesas, incluso caracolillos: «Entonces, las pulcras los propolizan, ya que no pueden sacarlos fuera debido a su tamaño.
Trabajan con pulcritud y mantiene una correcta higiene de la colmena. Las menos limpias los dejan a medio propolizar o los pegan sin propolizar», explica Marí.
De eso no se encarga directamente la reina, sino sus descendientes. De ahí que haya que esperar «una generación» hasta que la nueva estirpe, que sustituye a las viejas que van muriendo, cambie el comportamiento de la colmena: «Es una cuestión genética», simplifica Marí.
Las mejores colmenas «suelen ser las más pobladas. Las rampas de sus piqueras están limpias, diáfanas y huelen mejor gracias a la asepsia que hacen con el propóleo». No es fácil encontrar reinas de esas características: «En un apiario, reúnen esos parámetros tres de cada 25.
No vale todo. No se trata de tener muchas, sino pocas pero buenas, de ahí la necesaria selección para conseguir una cabaña apícola sana, resistente a las enfermedades, fuerte y vigorosa».

«Las abejas actúan, el apicultor interpreta lo que hacen»

La principal actividad de Gregorio Lladó no es la de apicultor: «Trabajo en servicios sociales, en el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales. Doy formación a colectivos de riesgo o a personas con discapacidad».
Las abejas son su pasión. Forma parte de Apaema (Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca), en la que hay una sección dedicada a la apicultura que sigue las técnicas ecológicas: «En realidad, sólo hay una persona que tenga la certificación, pero se debe a una cuestión del reglamento europeo, que obliga a tener un radio de tres kilómetros de cultivos ecológicos, algo difícil en los minifundios de estas islas. Casi imposible».
En su asociación hay, no obstante, una treintena de personas que siguen a rajatabla los manejos de la apicultura ecológica.
El curso de cría artificial de reinas que impartirá tiene como objetivo «crear más colonias nuevas». Y para ello han de seleccionar bien las reinas: «No es complicado. La apicultura, en general, no lo es. Pero hay factores que uno no puede controlar: estamos a merced, por ejemplo, del tiempo meteorológico, de las floraciones».
Para asistir, Lladó recomienda tener una base: «Hay que ser y tener formación de apicultor desde al menos seis o siete años. Sobre todo para interpretar lo que te dicen las abejas. En el campo, ellas actúan y el apicultor debe interpretar lo que está viendo».

Microempresa familiar 040219

microempresa

Familia de Emprendedores

Practicando la apicultura

 

En su microempresa apícola, después de llevar a cabo el cuidado de las colmenas durante todo el año y cosechar los panales, aún le quedará un arduo proceso para poder extraer la miel y dejarla lista para la comercialización.

Algo de Historia

 

Rumiñahui Santillán y su familia se dedican a la apicultura como una actividad emprendedora, es su microempresa. Desde hace muchos años la microempresa les ha servido como sustento para salir adelante con los gastos del hogar.

Desde que tenía corta edad aprendió esta actividad de su padre, quien le enseñó los pormenores de la crianza de abejas y el proceso de elaboración de la miel de abeja, que se comercializa en la comunidad de Agato y en la ciudad de Otavalo.

Temporada en 3 meses

 

A unos 10 minutos de la comunidad se encuentra una propiedad de esta familia emprendedora, su microempresa. En ella está situado un apiario con 14 colmenas en producción.

Durante 3 meses al año son catadas.  A veces la cantidad cosechada del año varía según el clima y la floración.  Sin embargo, los meses de noviembre, diciembre y enero, son la época de la gran cosecha y producción.

La apicultura es un medio útil para fortalecer los sistemas de vida y desarrollo, porque usa y produce una serie de bienes.

Para este emprendedor, realizar esta actividad le ha permitido generar recursos económicos. Éstos los ha invertido en otros proyectos dentro de la comunidad. 

Aunque el capital financiero no sea fundamental para echar a andar una actividad apícola competitiva. Ésta será satisfactoria si logra reunir categorías naturales, humanas, materiales, sociales y económicas, para fomentar el turismo comunitario en la zona.

 

Pakarinka Santillán comenta que este producto, listo para la comercialización, tiene el nombre de Pakarinka, palabra quichua que significa ‘amaneciendo’.

“Para nosotros tiene un significado especial porque es un espacio donde se revitaliza la cultura. También se retoma de una forma más amigable el contacto con la naturaleza. En esta ocasión respetando la vida de las abejas y recibiendo a cambio una miel que tiene muchos beneficios”, afirma el comunero.

Recolección de la miel

 

Con la ayuda de su hijo pequeño, uno de los componentes de su microempresa apícola, el emprendedor y cabeza de familia, se prepara para ingresar en el colmenar. Enciende el generador de humo, después de cubrirse las cabezas y se dirigen a los panales.

En el colmenar proceden a ahuyentar  a las abejas con el humo para luego extraer los panales llenos de miel. Desde el apiario los transportará hasta su vivienda, en donde usará un cuchillo ancho, mejor si es un cuchillo desoperculador preparado para realizar esta operación, para quitar los opérculos o sellos de cera que tapan la miel contenida en las celdas.

Frenética Noria

 

Seguidamente colocará el panal desoperculado y con la brillante miel rebosando las celdas en el interior del extractor o máquina centrifugadora. Dentro de ella se le someterá a un frenético movimiento giratorio, similar al de una batidora, que por la acción de la fuerza centrífuga, extraerá y despedirá las gotas de miel de cada una de las celdas para que acaben golpeando contra la pared de acero inoxidable del extractor. Tras resbalar por la pared, en un descenso que puede durar varias horas dependiendo de la densidad y el contenido de agua de la miel, caerá a un balde cubierto por un    cernidor o colador que capturará las impurezas y dejará la miel lista para consumir. 

Finalmente, y antes de proceder a su venta, se procederá al embotado y posterior etiquetado.

 

Beneficios de la miel

 

Entre los múltiples beneficios la miel de abeja uno de ellos es que regula el nivel de azúcar en la sangre; el consumo de esta miel natural reduce el estrés metabólico; también promueve la recuperación del sueño; este producto además sirve como tratamiento para el estreñimiento; mejora la función cerebral, el acné y otros problemas cutáneos; minimiza las alergias, heridas, quemaduras y úlceras; y es un estimulante del sistema inmunológico. (PMHR)

Apicultura y turismo sostenible 121018

apicultura y turismo sostenible

sede - Apicultura y turismo sostenible 121018 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

Apicultura y turismo sostenible

121018

Firman convenio para impulsar la apicultura y turismo sostenible en áreas protegidas

Convenio de Cooperación

La Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT) y la Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala (ARNPG) firmaron un convenio de cooperación con el que pretenden el aumento de la entrada de ingresos por ambos conceptos.
Se pretende trabajar en conjunto e impulsar la apicultura y el turismo sostenible por medio de actividades y proyectos de desarrollo y conservación de recursos naturales, apicultura y turismo sostenible relacionado al agroturismo en Guatemala.
El convenio fue firmado el 25 de septiembre de 2018,  en el marco de la “Noche de Estrellas de Conservación Voluntaria de la Asociación de Reservas Naturales Privadas”.
En el evento se homenajeó al Club de Jardines de Guatemala que fue ganador del primer lugar de la Convención de Clubes de Jardinería de Centroamérica y Panamá.
El logro de dicho premio se debió gracias a su iniciativa “La Labor de la Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala y el impacto en la región”.
Este convenio de cooperación entre los sectores de Apicultura y Turismo Sostenible, ambos de AGEXPORT y Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala (ARNPG), se realizó con el objetivo de crear alianzas estratégicas que permitan expandir los esfuerzos que actualmente se realizan por parte de ARNPG.
De esa cuenta, trabajando en conjunto, lograremos impactar en las reservas naturales a nivel nacional a través de la ejecución de actividades de desarrollo, conservación de recursos naturales, apicultura y turismo sostenible uniendo la apicultura y el agroturismo. Indicó el Director General de AGEXPORT, Amador Carballido.
Otro de los ejes estratégicos de este convenio se encuentra en el establecimiento de una alianza que sirva como referente internacional.
A través de acciones innovadoras y trabajo colaborativo, para la integración de actividades que faciliten tanto la venta de miel y comercialización de productos provenientes de las reservas naturales privadas de Guatemala, así como también el impulso al turismo sostenible enfatizando la importancia de las abejas nativas.
Se estima que la producción y comercialización de miel genera un impacto económico en al menos 25 mil familias de forma directa, a la vez a través de expertos se estima que el aporte de ingresos por la polinización realizada por las abejas en el país supera los US$ 1,000 millones anuales.
Es por este dato que la unión entre apicultura y turismo sostenible para lograr una «simbiosis turística» podría ser muy beneficiosa para aumentar los visitantes y pernoctaciones en el país.
En este sentido, con el convenio entre AGEXPORT y ARNPG  impulsaremos un modelo innovador para la apicultura y meliponicultura a través de técnicas modernas de manejo, tales como la captura de enjambres.
Otras técnicas amigables también serán implementadas en áreas de reservas naturales que favorezcan la reducción de costos de producción y la diferenciación de la producción apícola para el mercado nacional e internacional.  Reveló el Presidente del Comité Apícola, Jorge Ibarra.
El 34% del territorio nacional está conformado por Áreas Protegidas.  Siendo importante resaltar que el 55% del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, está conformado por 183 Reservas Naturales Privadas.
De esa cuenta, se promoverá la búsqueda de cadenas de valor turísticas mediante enlaces con el sector productivo agrícola.
Con este convenio estableceremos una alianza que promueva diseñar rutas turísticas y agrotours que fomenten el turismo sostenible dentro de las reservas naturales privadas y otras áreas de conservación voluntaria.
Adicionalmente intercambiaremos conocimientos en eventos propios de cada institución a fin de enriquecer información útil para la industria turística. Informó el Presidente de la Comisión de Apicultura y Turismo Sostenible de AGEXPORT, Ricardo Sagastume.
Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Empresa proyecta ecomuseo 121018

elpaisdelabeyeiro - Empresa proyecta ecomuseo 121018 - El Apicultor Español: Actitud y Aptitud Apícola

Empresa proyecta ecomuseo

121018

Una empresa productora de miel proyecta la creación de ecomuseo

Empresa productora proyecta creación ecomuseo
Empresa productora miel proyecta creación ecomuseo

Inauguración actividad

La empresa «El país del Abeyeiro», que comenzará a funcionar en el municipio lucense de Negueira de Muñiz, en Os Ancares, gracias a una ayuda de la Xunta de Galicia. La empresa proyecta ecomuseo en ese ayuntamiento para poner en valor el patrimonio cultural, arquitectónico y etnológico relacionado con el mundo de la apicultura.

Producción

Esta nueva empresa producirá miel, polen y otros productos apícolas de «calidad». Los promotores de la idea también proyectan actuar en ámbitos de formación o la difusión de los valores y beneficios de la apicultura tradicional, con una oferta en la que pretende ligar la producción de alimentos a las particularidades del propio territorio. Para poner en marcha esta iniciativa, su promotor, Alberto Uría, cuenta con una subvención de 74.300 euros de la Consellería de Medio Rural, gestionada a través del Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) Montes e Vales Orientais, que supone prácticamente el 50 por ciento de la inversión prevista para poner a funcionar El país del Abeyeiro.

Promotor Inmobiliario

El delegado territorial de la Xunta de Galicia, José Manuel Balseiro, recordó que esta empresa proyecta museo en ciernes y ya ha «dado pruebas del dinamismo que quiere imprimir en la zona», habida cuenta de que se ha instalado en una «aldea que estaba abandonada», en Pena da Nogueira, de modo que ya ha promovido la rehabilitación de varias casas y de la pista de acceso al pueblo.

De hecho, Balseiro la puso como ejemplo «del tipo de iniciativas que apoya la Xunta a través de los GDR», que son «modelos de negocio sostenibles, desde el punto de vista económico y medioambiental», capaces de rentabilizar «los recursos locales, de generar empleo, dinamizar el entorno y de fijar población en el medio rural».

Luces y sombras para la apicultura extremeña 121018

apicultura extremeña

Luces y sombras para la apicultura extremeña

121018

Luces y sombras para la apicultura extremeña 121018

Poblaciones se recuperan y producción decae

 

luces y sombras para apicultura extremeña
Apicultor realizando labores en colmenas
La apicultura en Extremadura tiene una importancia vital para las zonas en las que se ubican los apicultores y, en general, para el medio ambiente debido a la polinización de las abejas. Existen dos zonas principales de producción apícola que son el norte de Cáceres y el entorno de Herrera del duque en Badajoz.
La campaña de este año 2018 no pasará a la historia como una de las mejores en producción. Pero , como aspecto positivo, el presidente de la asociación profesional de apicultores extremeños, Ventura Gil, ha destacado que la enjambrazón de esta primavera, la creación de nuevas colmenas y de abejas reina, ha sido buena dada la abundancia de lluvias. Una buena enjambrazón que ha conseguido cubrir la alta mortandad de abejas que existía años anteriores, y que rondaba el 50% de las abejas.
Como aspecto negativo este año 2018 ha sido en el que la cosecha del polen se mantuvo en niveles muy bajos, debido también, a las bajas temperaturas. Han sido estas bajas temperaturas, las que han llevado a que las mieles sean oscuras y las mieles de cierre y de mela hayan tenido una producción peor incluso que años anteriores.
Pese a la nefasta producción, la mortandad de las abejas ha mejorado notablemente en comparación con el año anterior, llegando a haberse recuperado considerablemente las colmenas. Actualmente, el tema que más preocupa respecto a la salud de las abejas, según Ventura Gil, son los insecticidas y otras acciones cometidas por los propios humanos.
apicultura extremeña
Mortandad apícola
En este sentido, ha recordado el presidente de la asociación profesional de apicultores que la Unión Europea prohibía en abril el uso de los neonicotinoides, unos insecticidas considerados peligrosos para la salud de las abejas.
Los usos de estos insecticidas se vetaron en cultivos como el maíz, el girasol, las semillas de aceite de colza, el trigo, la cebada y la avena. De momento la aplicación de esta ley no se ha podido comprobar y se hará en la próxima campaña.
De cara el otoño se prevé que, debido a las intensas lluvias y el aumento de polen, las abejas puedan criar más y así aumentar aumentar su número y el de colmenas activas, mientras que la salud de las colmenas actualmente puede considerarse como muy buena.

Apicultura cubana renace 110918

Apicultura cubana renace 110918

La ciencia impulsa el sector

 

La producción de miel, uno de pocos productos que Cuba exporta a Estados Unidos, ha sufrido el impacto de severos eventos meteorológicos.

 

apicultura cubana
El equipamiento adquirido mediante un proyecto con la FAO permite determinar los residuos en la miel y otros productos alimenticios.
La Habana.- La confección de mapas con la ubicación de los apicultores, apiarios, especies melíferas y hasta las zonas de riesgo por inundaciones o incendios, enfrasca a investigadores del estatal Centro de Investigaciones Apícolas (Ciapi).
Se trata del Sistema de Información Geográfica para la Apicultura (SIGA), que está en proceso de elaboración y ya ubica las colmenas, los recursos melíferos y los productores de varias provincias, adelantó Adolfo Pérez, el director del Ciapi.
Esta iniciativa es una de las más novedosas desplegadas por el centro estatal que persigue elevar la producción local de miel de abejas y productos derivados.
En las instalaciones del Ciapi, se certifican 11 parámetros para la miel de exportación con nueve técnicas analíticas acreditadas, de ellas, dos están relacionadas con residuos de antibióticos a niveles muy bajos, así como con varios parámetros en propóleos y polen.
Las exportaciones de miel y sus derivados constituyen uno de los rubros exportables más importantes del Grupo Empresarial Agroforestal del Ministerio de la Agricultura y hoy reportan ingresos anuales por 20 millones de dólares.
Fortalecimiento local
Fundado en 1982 como Estación Experimental Apícola, el centro adquirió su actual nombre en noviembre de 2007 y se encarga de proveer la base científica y técnica para garantizar la calidad de la cadena de la apicultura cubana en el país caribeño.
Cuenta con un laboratorio de cromatografía para el estudio de la composición y certificación de la calidad de los productos de la colmena, así como otros dos más: uno dedicado a investigar la composición química y otro para analizar la actividad antibiótica del propóleos y la miel y la calidad sanitaria.
Las pruebas que aún no realizan las asume un reconocido laboratorio alemán, pero la perspectiva es continuar ampliando el diapasón de residuos de antibióticos que pueden analizar especialistas cubanos capacitados para ello, al contar con un sofisticado equipo para la determinación de evidencias de la presencia de residuos.
“La apicultura cubana tiene 33 normas que garantizan que los procesos se realicen de forma organizada y basados en criterios científicamente establecidos”, sostuvo Pérez.
apicultura cubana
El centro se encarga de proveer la base científica y técnica para garantizar la calidad de la cadena apícola en el país caribeño.

 

Recurso esencial
El equipo multidisciplinario de investigadores, especialistas y técnicos está integrado por casi 100 personas, que satisfacen las demandas de conocimientos de la apicultura cubana y las exigencias de calidad e inocuidad del mercado, el cambio climático y los fenómenos extremos.
A juicio de Pérez, una parte esencial del centro radica en sus recursos humanos, que han recibido capacitación en Cuba, Alemania y otras naciones, como resultado de proyectos de cooperación internacional con entidades como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
El director calificó de “estratégico contar con proyectos a futuro que permitan mantener la actualización de lo logrado y el intercambio internacional, con prioridad en la cooperación Sur-Sur, de modo que se pueda romper con la dependencia de los grandes laboratorios, porque eso también es una barrera”.
Ciencia y más
Pérez amplió que otros servicios científico-técnicos brindados son las auditorías de calidad, servicios de asistencia técnica a productores, auditoría interna a la producción de miel orgánica y de inspección tecnológica a la producción.
Además, desarrollan y elaboran varios productos junto a otros centros y empresas, entre ellos los extractos hidroalcohólicos de propóleos; el extracto bioactivo de polen, destinado a la producción de cosméticos; y vino y aguardiente de miel.
Bajo la marca Apisun, se fabrican productos terapéuticos y suplementos nutricionales, así como cremas de belleza.
Para llevar la ciencia a los productores, el Ciapi imprime 1.600 ejemplares del boletín “Apiciencia para el apicultor”, con resultados de investigaciones y recomendaciones sobre temas afines, además de la revista digital “Apiciencia”.
La apicultura cubana tiene un plan de desarrollo que prevé incrementar progresivamente la recolección hasta llegar a las 15.000 toneladas.
Actualmente Cuba produce cada año 8.000 toneladas, a partir de la actividad de 186.000 colmenas. (2018)