Saltar al contenido

Apicultores afectados interponen denuncia ante PGR, Profepa, Sagarpa, Salud y Cofepris


Hubert Carrera Palí
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Domingo 30 de septiembre, 2018

Los daños, todavía incalculables, que  para la actividad apícola en la península de Yucatán están ocasionando las fumigaciones aéreas que se realizan con agroquímicos y pesticidas, además del riesgo que conlleva para la salud de los campesinos mayas de toda esta región, se desprende de los resultados del foro El Impacto de los agroquímicos en la apicultura: retos y soluciones, que dieron a conocer manera conjunta investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur).

Rémy Vandame, investigador del Ecosur, señaló que existen muchos impactos no visibles de la aplicación de insecticidas lo que puede afectar a su inmunidad, su capacidad para orientarse en el campo o su fertilidad. Los insecticidas, añadió el investigador, afectan también a las abejas nativas, como las meliponas. 

Estimaciones previas dadas a conocer por los investigadores y los afectados, revelaron que en diferentes comunidades de Campeche, Yucatán y Quintana Roo se han perdido un sin número de colmenas, pues en una comunidad de Quintana Roo se reporta la pérdida de 600 colmenas.

En la comunidad maya de Dzonot Carretero, municipio de Tizimín, Yucatán, se perdieron 26 colmenas, otras 40 resultaron afectadas por mortalidad continua, y 108 se encuentran con una mortandad de abejas del 50 por ciento, además de los posibles riesgos que estas fumigaciones representan para la salud de los habitantes de esos lugares. 

Ante tal situación los afectados ya interpusieron denuncia ante las Procuradurías General de la República (PGR), de Protección al Ambiente; las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), de Salud, y la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris). 

Además de la muerte masiva de abejas, se informan importantes pérdidas de plantas melíferas como el box kaatsim, el wuaxim y la majahua, que se encontraban al inicio de floración. 

Aunque no presentaron datos concretos, advirtieron que las principales afectaciones en el estado de Campeche producto del uso de agroquímicos se reporta en las comunidades que se ubican en el corredor chenero, donde se produce la mayor parte de miel que va a parar al mercado.

Apicultores

Apicultores de Quintana Roo refirieron que durante los meses de agosto y septiembre se ha reportado una importante pérdida de colmenas de abejas Apis mellifera en las comunidades de Candelaria, San Felipe I, Nueva Reforma, Saczuquil y Kancabchén. 

El censo de mortalidad rebasa ya las 600 colmenas sumando todos los reportes en las comunidades. La problemática surge a partir de la aplicación del insecticida Fipronil en un cultivo de chile habanero, generando intoxicaciones de manera masiva y rápida. 

Según los apicultores, “las abejas mostraban signos de desorientación, lengua expuesta, dificultad para volar, y en algunos casos, colmenas con muerte de abejas adultas y de abejas jóvenes emergiendo”.

Dijeron que actualmente se realiza un análisis de laboratorio que oriente a los apicultores y contribuya a una toma de decisiones correcta en relación al establecimiento de un marco donde impere una mejor regulación y vigilancia de la aplicación de productos agroquímicos.

Abejas, Abejas, bajo amenaza

Decenas de colmenas han sido afectadas por fumigación; hay daños ambientales y económicos

    Por Heraldo de México. 1 Octubre, 2018
Mérida, Yucatán.- Un helicóptero sorprendió a los pobladores de la comisaría de Dzonot Carretero, en el municipio de Tizimín, pues sobrevoló muy cerca de sus parcelas y apiarios rociando un poderoso herbicida que quemó una parte importante de la vegetación en la zona. Pero no sólo eso, a los pocos días las abejas empezaron a caer muertas en el campo, y otras simplemente no regresaron a las colmenas.
Don Marco Antonio Cupul Kú, apicultor maya, relató que tras este hecho ocurrido en julio pasado, en su pueblito perdieron 26 colmenas completas y se afectaron aproximadamente otras 150; además, perdieron siete hectáreas enteras de cultivos de calabaza y sandía.
Los pobladores de Dzonot Carretero culpan a un empresario agricultor, de nombre Jacobo Xacur Eljure, quien tiene un rancho muy cerca de la comunidad, de ser el que contrató el helicóptero para fumigar, sin importarle la actividad de los apicultores ni que a pocos kilómetros se encuentre la Reserva de Biosfera Río Lagartos, una de las más importantes de Yucatán.
FOTO: ESPECIAL
Al cuarto día de la fumigación empezaron a caer las abejas, algunas regresaron a morir a nuestras colmenas, y la población en mi apiario disminuyó en un 50 por ciento, están muy débiles, reveló con cierto tono de frustración el señor Marco Antonio, quien desde hace 10 años se dedica a esta actividad.
Y como también murieron muchas flores de la Biosfera, los apicultores tuvieron que invertir una fuerte cantidad de dinero para alimentar a las abejas que quedaron en sus colmenas, para que sobrevivan. Tan sólo Cupul Kú tuvo que dotarlas de 20 kilogramos de azúcar cada tres días, en cuanto se recuperaba la flora.
Para el abogado y activista Jorge Fernández Mendiburu, de las agrupaciones MA OGM e Indignación, que en los últimos años han luchado en contra de los cultivos transgénicos en la Península de Yucatán, el caso de Dzonot Carretero es una prueba más de que las abejas están en riesgo en la entidad.
Lo que sucedió en esta comunidad de Tizimín no únicamente es visto como una mortandad de las abejas, estamos hablando de una afectación económica a los pobladores mayas que viven de la apicultura, que es una actividad ancestral en Yucatán, y por lo tanto también en un golpe a su cultura, declaró. De hecho recordó que un caso similar ocurrió en el municipio de José María Morelos en Quintana Roo, en donde los habitantes también culpan al empresario Jacobo Xacur de realizar fumigaciones.
Por lo pronto, siete apicultores y campesinos de Dzonot Carretero interpusieron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Salud, con la intención de que los daños a las colmenas y parcelas sean reparados, y que no se vuelvan a realizar fumigaciones aéreas en la zona.
Dudas por fumigaciones
Sobre este caso de mortandad de abejas en Dzonot Carretero, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA), Eduardo Batllori Sampedro lamentó que las autoridades federales no han proporcionado información suficiente para conocer si se autorizó la actividad peligrosa de fumigación.
Señaló que la dependencia a su cargo se dio a la tarea de indagar sobre este hecho, y que lo único que ha conseguido por parte de la Dirección General de Aeronáutica Civil es que sí aprobaron la habilitación de puertos aéreos para fumigaciones, pero no nos dicen si se hicieron o no.
FOTO: ESPECIAL
Y con respecto a la SAGARPA y la SENASICA, el funcionario estatal recalcó que no proporcionaron datos sobre si dieron permisos para las fumigaciones áreas en el oriente de Yucatán. Sólo nos respondieron que en el 2016 dieron autorizaciones, y también en el 2017, pero no nos mostraron la documentación completa, y en el caso de este año no nos dieron información… no sabemos si no la tienen, agregó.
Batllori dijo que lo que pudieron averiguar en la Aeronáutica Civil es que en las autorizaciones de vuelo se usaría el herbicida 2,4D en la fumigación y otro producto parecido, los cuales recalcó que son muy potentes, y que podrían ser parte de la familia de los neonicotinoides, que actúan en el sistema nervioso central de los insectos.
Explicó que las autoridades federales no deberían permitir esas actividades, ya que el 70 por ciento –del herbicida- se va con el viento, generando serios problemas ambientales, afectando la producción apícola y la salud de habitantes de comunidades aledañas.
Mayas, años de lucha
Los apicultores mayas de la región entienden perfectamente que es necesario proteger la vida de las abejas de proyectos de monocultivos que implican el uso masivo de herbicidas, y así lo han hecho en los últimos años. Por ejemplo, el abogado Fernández Mendiburu recordó la lucha jurídica que iniciaron en 2014, luego que el gobierno federal autorizó la siembra piloto de soya transgénicas en la Península de Yucatán.
Los campesinos se ampararon argumentando violaciones a su derecho de contar con un medio ambiente sano, y que no se realizaron consultas indígenas para conocer si estaban a favor de este proyecto agrícola. El caso llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en donde enfrentaron a la poderosa transnacional Monsanto. Hasta hoy día, a pesar de la sentencia de los ministros, no se han podido realizar correctamente las consultas, debido a diferentes irregularidades de las autoridades.
FOTO: ESPECIAL
Esa lucha no sólo es en contra los transgénicos, es en general contra toda la agroindustria, ya que ésta implica deforestación y el uso de herbicidas. Pudimos exhibir cómo el uso de esos pesticidas en los monocultivos guardan una estrecha relación con la mortandad de las abejas, y también en la contaminación del agua, explicó.
Fue tan controvertido este tema, que en octubre del 2016 el Gobierno de Yucatán publicó el Decreto 418, para que el territorio estatal sea declarada zona libre de cultivos transgénicos, y así proteger la salud de los pobladores, el medio ambiente y la producción de miel.
Sin embargo, la Presidencia de la República presentó una Controversia Constitucional ante la SCJN, para echar atrás el Decreto, argumentando que la Ley de Bioseguridad establece que las facultades para decidir si se permite o prohíbe la siembra de organismos genéticamente modificados en las entidades compete a la Federación.
Hasta el momento los ministros no han resuelto este pleito, pero para el Consejero Jurídico del Estado, Carlos Pavón, el atraso beneficia a Yucatán, pues mientras no haya sentencia, se sigue evitando que se cultiven transgénicos en el campo, y por lo tanto, las abejas no corren peligro.
DATOS
De acuerdo a la Secretaría Estatal de Desarrollo Rural, en Yucatán se producen entre 10 mil y 15 mil toneladas de miel al año
Se tiene el registro de más de 11 mil 200 apicultores en Yucatán, la mayoría mayahablantes
Yucatán es el principal exportador de miel en México. Surte mercados como los de Estados Unidos, Alemania, Japón y en América Latina
La apicultura yucateca deja una derrama de 450 millones de pesos, informó la Sagarpa.
POR HERBETH ESCALANTE

Apicultores espirituanos listos para enfrentar periodo óptimo en la producción de miel

Los apicultores de Sancti Spíritus enfrentan el último trimestre del año con la voluntad de resarcir los ligeros atrasos que acumulan en la fabricación de miel justo en el período óptimo en la producción de este renglón exportable.
Según explicó Nelson Lujan, director de la Empresa Apícola espirituana, aunque septiembre cierra con su compromiso sobre cumplido, durante este 2018 la apicultura ha padecido las variaciones meteorológicas tanto las altas temperaturas como las precipitaciones y los altos niveles de humedad.
Explicó que tales factores han afectado el ciclo de castración o de maduración en las colmenas lo que ha provocado problemas con la calidad de la miel y de manera directa las floraciones de leñatero o bejuco indio, decisivas en esta etapa del año.
La propia fuente refirió que aun cuando se lograron recuperar las 2 mil 380 colmenas pérdidas durante el huracán Irma, todavía quedan por rescatar cerca de la mitad de las 900 dañadas en las lluvias de mayo último, sin descontar que las que se han recobrado aún no son productivas.
Significó que para el último trimestre del año se advierte una situación más favorable que permitirá, según los estimados, cerrar con 613 toneladas de miel, un nivel que estaría por debajo del plan anual previsto.

Cambio climático, el reto de apicultores de 3 países

Desde el 13 de septiembre, Laguna Yema (Formosa – Argentina) reúne a apicultores técnicos y productores apícolas de Bolivia, Argentina y Paraguay para conocer diferentes herramientas adaptativas, organizacionales y de monitoreo para sus sistemas apícolas, para luego ser implementadas en sus lugares de origen. Con este sería el quinto Encuentro Apícola Trinacional.
Se trata de un nuevo encuentro Trinacional de experiencias adaptativas apícolas que se desarrolla en el marco del proyecto Gran Chaco PROADAPT en coordinación y apoyo de la Iniciativa Trinacional, Programa de Desarrollo Apícola de la Provincia de Formosa (PRODAFPOR) y el Ministerio de la Producción y Ambiente y Red Lac.
Las capacitaciones y el trabajo en campo estarán enfocadas en la importancia de la celda real en la apicultura comercial, los principios en la producción de celdas reales (sanidad, nutrición), tipo de colmenas, tipos de cúpulas sean estas plásticas y de cera; larvas a utilizar, jalea real (obtención y manejo), uso de jarabe de azúcar, uso de antibiótico, tiempos de producción, posibles destinos de las celdas producidas, cuidados, tiempos de desarrollo, producción de celdas y la curva floral.
Toda esta transferencia e intercambio de conocimiento estarán acompañadas de prácticas en campo, aplicando la producción de cúpulas de cera, identificación y armado de colmenas iniciadoras y continuadoras, como también se trabajará en el manejo de la cría para producción de celdas, identificación de posibles madres y cosecha de jalea real.
Uno de los temas relevantes a tratar serán los avances en los sitios pilotos que se desarrollan en los tres países la aplicación móvil que ayuda a productores en la vigilancia y captura de los datos obteniendo información diaria para mejorar su calidad de producción y por último la curvas de floraciones que presenta la región.
Este evento apícola se desarrolla luego de la Expo Castelli, evento de mucha importancia para la región y que visibilizó uno de las propuesta tecnológicas más importante de adaptación apícola como el Sistema Farrar Superpuesto que viene desarrollando Carlos Villavicencio y que en los últimos dos años fue apoyada por Gran Chaco PROADAPT con la generación de capacitaciones y difusión de la misma, ya que se acomoda a las condiciones climáticas de la zona donde las curvas de floración son cortas e intensas.
Gran Chaco PROADAPT es una iniciativa generada por miembros de Redes Chaco, ACDI (Argentina), Fundación Nativa (Bolivia), Fundación Gran Chaco (Argentina), Sombra de Árbol (Paraguay) junto a otros aliados chaqueños y ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

Para salvar las abejas, diálogo 

entre apicultores y agricultores

Hablamos con la directora de la Cámara de Procultivos de la ANDI, María Helena Latorre, 

en Al Campo.

Las abejas deben ser protegidas / 
Bogotá

El uso indiscriminado de plaguicidas ha puesto en peligro la subsistencia de las abejas, no solo en Colombia, sino en todo el planeta, y es el momento de moderar su uso para no poner en riesgo la agricultura y la apicultura.

María Helena Latorre / Foto suministrada por ANDI
Sobre el tema ha trabajado la Cámara Procultivos de la ANDI, entidad que agremia a productores de insumos agrícolas, plaguicidas y fertilizantes. En Al Campo, de Caracol Radio, hablamos con su directora, María Helena Latorre, quien destacó un programa que incentiva el diálogo entre agricultores y apicultores, para que trabajen de la mano en procura de buenas prácticas que puedan proteger a las abejas y la polinización, la cual es vital para la producción mundial de alimentos.
Dijo que, en efecto, parte del problema de las abejas es el uso indiscriminado de plaguicidas, pero también problemas de salud de estos animales, los monocultivos, el cambio climático, la trashumancia y otros factores. Y señaló que la entidad a su cargo está promoviendo encuentros entre apicultores y agricultores para que, de la mano, impulsen las buenas prácticas apícolas y agrícolas y trabajen armónicamente.
Nos contó que en estos encuentros han acudido a la Andragogía, que es un conjunto de técnicas destinadas a la educación de los adultos. Y añadió que uno de los propósitos de la campaña es que haya un manejo responsable de los plaguicidas e insistió en que se busca que la agricultura y apicultura se unan y puedan trabajar como socios que son.

Mujeres trabajadoras en la apicultura.

La Federación y el municipio de Saltillo invierten en la repoblación de colmenas y en la sala de extracción miel.

Trabajan mujeres en la apicultura

Especial / EL DIARIO
Trabajan mujeres en la apicultura

Especial / EL DIARIO
Dentro de los programas de apoyo al sector rural, el Gobierno Municipal de Saltillo a través de la Dirección de Desarrollo Rural gestionó ante la Sagarpa, la construcción de una sala de extracción de miel, así como 200 núcleos y 100 colmenas, en el ejido El Jazminal, con inversión de casi  un millón de pesos.
Cada uno de los proyectos contemplados en la actual administración municipal tiene como objetivo el beneficio colectivo, en este taller trabajan de manera directa 21 mujeres en sociedad y se atienden 230 colmenas para aprovechar las ventajas de la miel de abeja, así como sus derivados.
Además del ejido El Jazminal, la misma actividad se realiza en comunidades como El Rayado y El Salitre, según comentó la Directora de Desarrollo Rural, Nelda Sifuentes Cantú, quien también destacó la organización de las amas de casa para sacar adelante este tipo de proyectos que apoya el gobierno federal, gracias a las gestiones del alcalde Manolo Jiménez Salinas.

COMERCIALIZACIÓN
Además de conocer las alternativas de comercialización de la miel, las mujeres del Jazminal cursaron un taller sobre la elaboración de subproductos de la cera, como velas y jabones.
"En lo que se consideran actividades de traspatio, lo importante para el Alcalde Manolo Jiménez, es la organización de las mujeres, ya que de esta manera se suman al esfuerzo productivo en las comunidades rurales”, señaló Sifuentes Cantú.
El seguimiento en el desarrollo de estos proyectos es fundamental, por ello la Dirección de Desarrollo Rural brinda asistencia técnica.
Sifuentes Cantú destacó que debido a la importancia que tienen las abejas en el medio ambiente, se trabaja en conjunto con la Sagarpa, a través del programa El Campo en Nuestras Manos, así como con otras instancias para llevar a cabo la implementación de más proyectos apícolas.

Firman convenio para impulsar la apicultura y turismo sostenible en áreas protegidas

101  Boletin Turismo 2 semanas atrás   0
La Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT) y la Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala (ARNPG) firmaron un convenio de cooperación para trabajar en conjunto e impulsar el sector apícola y el turismo sostenible por medio de actividades y proyectos de desarrollo y conservación de recursos naturales y turismo sostenible relacionado a la apicultura y el agroturismo
Guatemala. La Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT) y la Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala (ARNPG) firmaron un convenio de cooperación con el fin de para expandir acciones estratégicas de conservación y desarrollo sustentable, a través de la apicultura y el turismo sostenible en el país.
El convenio fue firmado el 25 de septiembre de 2018,  en el marco de la “Noche de Estrellas de Conservación Voluntaria de la Asociación de Reservas Naturales Privadas”, en donde se homenajeó al Club de Jardines de Guatemala, ganador del primer lugar de la Convención de Clubes de Jardinería de Centroamérica y Panamá, gracias a su iniciativa “La Labor de la Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala y el impacto en la región”.
Este convenio de cooperación entre los sectores Apícola y de Turismo Sostenible ambos de AGEXPORT y Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala (ARNPG) con el objetivo de crear alianzas estratégicas que permitan expandir los esfuerzos que actualmente se realizan por parte de ARNPG, de esa cuenta trabajando en conjunto lograremos impactar en las reservas naturales a nivel nacional a través de la ejecución de actividades de desarrollo, conservación de recursos naturales y turismo sostenible relacionado a la apicultura y el agroturismo. Indicó el Director General de AGEXPORT, Amador Carballido.
Otro de los ejes estratégicos de este convenio se encuentra el establecimiento de establecer una alianza que sirva como referente internacional, a través de acciones innovadoras y trabajo colaborativo, para la integración de actividades que faciliten tanto la comercialización de productos provenientes de las reservas naturales privadas de Guatemala así como también el impulso al turismo sostenible enfatizando la importancia de las abejas nativas.
Se estima que la producción y comercialización de miel genera un impacto económico en al menos 25 mil familias de forma directa, a la vez a través de expertos se estima que el aporte de la polinización realizada por las abejas en el país supera los US$1,000 millones anuales. En este sentido, con el convenio entre AGEXPORT y ARNPG  impulsaremos un modelo innovador para la apicultura y meliponicultura a través de técnicas modernas de manejo, tales como la captura de enjambres y otras técnicas amigables implementadas en áreas de reservas naturales que favorezcan la reducción de costos de producción y la diferenciación de la producción apícola para el mercado nacional e internacional.   Reveló el Presidente del Comité Apícola, Jorge Ibarra.
El 34% del territorio nacional está conformado por Áreas Protegidas.  Siendo importante resaltar que el 55% Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, está conformado por 183 Reservas Naturales Privadas.  De esa cuenta, se promoverá la búsqueda de cadenas de valor turísticas mediante enlaces con el sector productivo agrícola.
Con este convenio estableceremos una alianza que promueva diseñar rutas turísticas y agro tours que fomenten el turismo sostenible dentro de las reservas naturales privadas y otras áreas de conservación voluntaria, adicional intercambiaremos conocimientos en eventos propios de cada institución a fin de enriquecer información útil para la industria turística. Informó el Presidente de la Comisión de Turismo Sostenible de AGEXPORT, Ricardo Sagastume.
Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Las adversidades climáticas provocan que la apicultura de Castilla y León, según UCCL, obtenga los peores rendimientos de miel de las dos últimas décadas

Agronews Castilla y León

Una empresa productora de miel proyecta la creación de un ecomuseo

Agencia EFE

La empresa "El país del Abeyeiro", que comenzará a funcionar en el municipio lucense de Negueira de Muñiz, en Os Ancares, gracias a una ayuda de la Xunta de Galicia, proyecta la creación de un ecomuseo en ese ayuntamiento para poner en valor el patrimonio cultural, arquitectónico y etnológico relacionado con el mundo de la apicultura.
Esta nueva empresa producirá miel, polen y otros productos apícolas de "calidad", pero sus promotores también proyectan actuar en ámbitos como la formación o la difusión de los valores y beneficios de la apicultura tradicional, con una oferta en la que se pretende ligar la producción de alimentos a las particularidades del propio territorio.
Para poner en marcha esta iniciativa, su promotor, Alberto Uría, cuenta con una ayuda de 74.300 euros de la Consellería de Medio Rural, gestionada a través del Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) Montes e Vales Orientais, que supone prácticamente el 50 por ciento de la inversión prevista para poner a funcionar El país del Abeyeiro.
El delegado territorial de la Xunta de Galicia, José Manuel Balseiro, recordó que esta empresa en ciernes ya ha "dado pruebas del dinamismo que quiere imprimir en la zona", habida cuenta de que se ha instalado en una "aldea que estaba abandonada", en Pena da Nogueira, de modo que ya ha promovido la rehabilitación de varias casas y de la pista de acceso al pueblo.
De hecho, Balseiro la puso como ejemplo "del tipo de iniciativas que apoya la Xunta a través de los GDR", que son "modelos de negocio sostenibles, desde el punto de vista económico y medioambiental", capaces de rentabilizar "los recursos locales, de generar empleo, dinamizar el entorno y de fijar población en el medio rural".

APICULTURA

Sin medidas el sector apícola “está destinado a desaparecer”

26/09/2018 - 10:56 AM

Apicultores expusieron dificultades en la Junta de Durazno.
Durazno, Víctor Rodríguez | “Más que el cambio climático, lo primero es la falta de políticas de convivencias. No queremos llegar a la imagen que se ve en una parte de China donde las abejas desaparecieron y ahora se está polinizando por seres humanos a mano”, dijeron, Alicia Cardone, apicultora de Durazno y el Técnico Apícola Néstor Causa, de la Sociedad Apícola Uruguaya, que se refirieron al efecto que ha producido en el sector el modelo agrícola sojero en el Uruguay por el uso de Glifosato en perjuicio de la producción de la abeja, al ser recibidos en sesión ordinaria de la Junta Departamental de Durazno.
“Las abejas no solo son productoras de la miel sino también del polen, el propóleo, la jalea real, la apitoxina, y no son valoradas en general por su principal efecto para la biodiversidad y los seres humanos, que es la polinización. Durante mucho tiempo hemos efectuado las gestiones pertinentes para que en el marco de lo que es la carrera de agronomía, la materia de apicultura sea una materia obligatoria y no optativa, a los efectos de que egresen con un mayor conocimiento de lo que son los efectos de la polinización”, dijo Causa.
Uruguay. “El problema es el modelo agrícola. En base a los registros, en el Uruguay existen unos 3.000 apicultores aproximadamente y unas 580.000 colmenas. En el 2006 una proyección de producción apícola planteaba que en el año 2017 en el Uruguay iban a haber 750.000 colmenas y 5.500 apicultores, pero la realidad marcó que en el 2006 se instalaba fehacientemente el modelo agrícola y eso cambió. Siempre se plantean los problemas apícolas como problemas del cambio climático, pero para nosotros lo primero es la falta de políticas de convivencias que es lo que permanentemente estamos reclamando sumado a la poca valoración de los polinizadores. Es el modelo agrícola es el que nos ha perjudicado todo este tiempo. Vivo en el departamento de Soriano, en la localidad de Palmitas y hace 30 años que estamos con esta actividad. Cuando arrancamos era común sacar entre 50 y 60 kilos de miel por colmena y en la actualidad estamos entre 15 y 20 kilos de miel por colmenas, es un costo alto, y le tenemos que sumar los costos de alimentación, suplementación con proteínas, hemos perdido mucha calidad y eso hace que tengamos una abeja débil y más susceptible a las condiciones naturales y a las aplicaciones” dijo Causa.
“Si bien nuestra gremial no tiene competencia para opinar con propiedad sobre las metodologías de producción agrícola y forrajera, no tenemos dudas de que el uso de los suelos basado en glifosato elimina toda posibilidad de una oferta sostenida y variada de néctar y polen. Las rotaciones que tanto se promueven, en los hechos no se dan como corresponde y vemos miles y miles de hectáreas que durante años son cultivadas con soja. La monotonía floral y la ausencia de otras floraciones en el resto del año obligan a los apicultores a mover sistemáticamente sus colmenas y a una extrema sensibilidad en la producción de miel en las extensas áreas destinadas a la soja, dependiente de los regímenes de lluvia y temperatura tan variables en años recientes”, agregó.